PDVSA-Hoy

Caracas-Interior del País

Muchos venezolanos pensaran, que el financiamiento que dio la vieja PDVSA a Primero Justicia -PJ- para hacerse partido político, fue evento muy casual, explicable por vínculos familiarices entre una mamita-gerente y su hijo Leopoldo López. No era así, la vieja PDVSA estaba fuertemente comprometida en muchas cosas y una de ellas, se orientaba hacia la privatización de la educación y la cultura. PDVSA llegó a financiar importante colegios privados, porque era una forma de garantizarle a los hijos de los altos gerentes, no verse en una escuela pública. Esta era una forma muy práctica a través de la cual, PDVSA –la vieja- contribuía con la existencia de dos Venezuela. Todo el aparataje político que promovió esa situación, son precisamente los que tiene como lema: Chávez dividió al país. Fue esa gerencia alta y media de PDVSA que sirvió para afincar esa matriz. Aún hoy, es una gran pena y ofensa para un gerente de PDVSA que su hijo o hija esté en una escuela pública. Cuando ese hecho deje de serlo, el giro completaría casi los 360 grados. Estaremos en la nueva patria

 No creo que la nueva PDVSA sea totalmente nueva, pero seguro que ha dado un giro importante y hoy, a diferencia de lo que sucedió en todo el trayecto del siglo XX; PDVSA tiene por convicción o por obligación, un compromiso con la sociedad venezolana y ese compromiso se está saldando poco a poco con las inversiones sociales y programas sociales que se mantienen con los pozos petroleros. A pesar de este movimiento, aún quedan quistes de esa vieja PDVSA que funcionan como injertos en la nueva y se observan situaciones que deben ser revisadas.

Ignoro realmente cuántos barriles de petróleo produce PDVSA en Anzoátegui, pero sé que desde hace muchos años; Anzoátegui es uno de los estados petroleros del país y ahora con el inmenso potencial que existe en la faja, la importancia de Anzoátegui se proyecta  mucho más como un punto estratégico para el futuro del país. Sé También, que en Caracas no se produce un barril de petróleo y creo que por esa razón, Caracas no debe permanecer al margen de la riqueza que Venezuela obtiene por la explotación de este recurso natural no renovable. Como parte de Venezuela, Caracas debe y tiene también el derecho de disfrutar de esta riqueza.

Hasta este punto, creo que todo cabe dentro de una lógica. El Petróleo es de todos los venezolanos y como tal, es tan venezolano el que vive en los Chaguaramos o en San Martín, como el que vive en Puerto la Cruz o 29 de Marzo en Barcelona. Es más, pude entenderse, que por ser Caracas la capital de Venezuela, esa condición le permita disfrutar de una especie de “primas” especiales y mire que las tiene y muy especiales. Pero creo que la nueva PDVSA a pesar de los cambios que ha experimentado con este proceso, aún en alguna parte de su alta gerencia se maneja con una idea muy poco revolucionaria y muy poco vinculante con la nueva geometría del poder. No han percibido el cambio y actúan con la lógica: Caracas es Caracas y los demás es monte. Corrijo para no cometer un error producto de mi ignorancia, la lógica sería: Caracas es Caracas y Anzoátegui es puro monte.

Coloco Anzoátegui, porque no sé si en el Zulia, Falcón y Monagas la situación es parecida. Leo y veo la publicidad que semanalmente o casi semanalmente se conoce sobre la programación que PDVSA realiza en un sitio de Caracas o de la Gran Caracas conocido como “La Estancia”. Ahí presentan todo tipo de eventos culturales: Conciertos, bailes, conferencias. En estos días se realiza una series de concierto con boleritas para darle un ¡viva el bolero!. Excelente por el Bolero y los boleristas.

No sucede algo parecido en Anzoátegui. Los gerentes de la Refinería Puerto la Cruz al salir del sitio donde pernoctan (pienso que no viven), pueden muy fácilmente percatarse que en esa zona viven ciudadanos y ciudadanas con ganas (y derecho también) de disfrutar regularmente de un conciertico o una que otra charlita. O sea, la alta gerencia al salir de sus residencias en “Guaraguao”, pueden enterarse, que si bien Puerto la Cruz no ha cambiado mucho como ciudad, es un lugar que más allá del campo residencial  Guaraguao, donde seguramente pernocta la alta y media gerencia PDVSA-Refinería, ya hace mucho tiempo que dejó de ser una zona de puro cují, cactus y yaqués.  Puerto la Cruz, tal vez no sea un remedo de una buena ciudad, pero ya no es una ranchería con cinco o seis familias de pescadores.

El Tigre, Anaco Puerto Píritu y Pariaguan por ejemplo, también habitan ciudadanas y ciudadanos, que merecen –y también tienen derecho- a que cada cierto tiempo, tengan la posibilidad de disfrutar de un conciertico y una charlita que permite saber que el petróleo puede ser un factor de crecimiento cultural. No pedimos que importen artista de Caracas, si eso resulta muy costoso. Pueden negociar con artistas locales y de esa manera ponen en práctica un concepto que aún la nueva PDVSA a pesar de los cambios logrados, no logra entender. Es posible no importar artistas desde el centro y promover valores nuestros y de esa manera darle una mano a valores artísticos y científicos que tenemos en la zona. Así será posible, que la nueva PDVSA descubra el sentido de lo endógeno.

@ClaudioElcuaco

dominguezclaudio15@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1477 veces.



Claudio Domínguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a146240.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO