¿Le molestan las cadenas de Chávez?

acional, no podemos menos que decir que la misma fue una cátedra de gestión de un mandatario que trasmite a su pueblo la manera cómo administra los recursos financieros en bien del país.

Todos somos testigos de dónde sale el dinero y hacia dónde va, es decir, él mismo realiza una contraloría social de gestión, de recursos, de la administración de los procesos, muestra el progreso, involucra a los responsables, habla de los planes, estratégicos y operativos, estimula a quien le ve y escucha.

Nos damos cuenta de la consistencia entre el discurso y los hechos, no aburre porque astutamente incorpora elementos chistosos, anécdotas interesantes, da clase de historia, sobre todo de siglo XIX. Observar y escuchar un discurso del presidente Chávez es aprender de muchos elementos necesarios para que una patria salga a adelante.

La ciudadanía debe y tiene que darse cuenta de ello, sobre todo el pueblo que le sigue, no es ser Chavista y ya, ponerme una franela roja, una bandera, asistir a las marchas y listo, ¡ya soy un revolucionario!, no señor, no es así.

Escuchemos las cadenas, los Aló presidente cuando se reanude, para aprender de un hombre humilde que se ha echado el país encima, la pregunta que debe formularse cada quien es: ¿qué estoy haciendo por mi país, por mi comunidad, por mi familia?, ¿estoy actuando en sintonía con lo que muestra nuestro presidente?, ¿soy solidario?, ¿respetuoso?, ¿honrado?, ¿coopero con mi entorno?, ¿estoy presto a trabajar por mi familia, comunidad, país?.

Por supuesto, no todos tenemos la energía que tiene Chávez, ni el enorme compromiso que lo abraza, Yo creo y lo dije en otros escritos de Aporrea, que a mi parecer el presidente cometió un error que fue “dar poder al pueblo”, sigo pensado así, mucha gente interpreta el poder del pueblo como libertinaje, aún del mismo bando chavista, creo que si cada uno le da el verdadero significado al poder del pueblo, Venezuela fuera otra, con el mayor activo que pueda tener un país, como lo es su gente, si los bebedores de caña que se han apoderado de las calles, los ruidosos y los motorizados agresivos (que son la mayoría), comulgaran con esa personalidad política y social de Chávez, no nos pararía nadie.

Seamos como Chávez, patriota en primera línea, aguerrido contra los malos, solidario, un padre a toda prueba, con su familia y con su patria, claro en su gestión, honrado y honesto, sólo que es un poco débil con los hijos(el pueblo), Yo aplicaría un poco más la milenaria disciplina .

Para finalizar, debo decir que a mi no me molesta para nada las cadenas de Chávez, por el contrario me entero de la realidad nacional, de cómo se están usando los recursos, para dónde vamos y hasta recibo clases de historia, de esa historia menuda, que deja ver que hubo una profunda investigación.

Gracias venezolanos por darse un presidente de la talla de Hugo Chávez, ahora hay que conservarlo y proyectarlo hasta el 2019.

mariodiazr1@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1667 veces.



Mario Díaz R.


Visite el perfil de Mario Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: