Apátridas, a tomar aspirina!

Pildoritas 47 (año V)

El desespero del majunchismo, no sólo se hace evidente en la violencia que al parecer como una acción predeterminada y planificada, ejercen, con la venia del candidato, contra los medios de comunicación del sistema de medios públicos y comunitarios que en ejercicio de sus funciones acuden a cubrir los actos de la derecha, que ya está en campaña desbordada, no precisamente por pueblo, sino por una sensación de soledad, que lo que inspira es lástima, que se ve reflejada en los rostros de los asistentes, en gran número importados, de otros lugares distintos al que se visita, para hacer bulto., y eso precisamente es lo que pretenden ocultar por lo que cuando ven una cámara que no sea de sus incondicionales medios tarifados, en especial globovisión, arremeten contra los periodistas, camarógrafos , y comunicadores.

Ese desespero ya inocultable, que los lleva a cometer actos como los que ya todo el pueblo conoce, se puede observar en cualquier sitio que reúna algunas personas, por ejemplo la cola en un banco, para cancelar CANTV o cualquier otro servicio, en los supermercados, en los autobuses; no falta quien como para drenar su amargura, trae a colación cualquier comentario contra el gobierno y por supuesto como generalmente encuentran respuestas, llegan hasta el paroxismo y casi a punto de infarto, que falta poco para que se conviertan en agresores contra quien ose intentar hacerles entrar en razón.

Por ejemplo, el comentario común, y me imagino que esta experiencia le habrá sucedido a muchos, es lanzar la critica malsana de que “estamos viviendo una dictadura”, que “hasta cuando tendremos que soportar esta situación”, “el pais se está cayendo a pedazos”, “este gobierno es una porquería”, “se están robando la plata” y nunca falta quien con el mayor desparpajo le desea la muerte al Presidente.

Claro que por lo general hay un revolucionario que no se aguanta y demostrando de qué está hecho sale en defensa del proceso y con mucha frecuencia se forma una sampablera de padre y señor muestro-.

Es una muestra fehaciente de hasta dónde ha penetrado el veneno generador de odio que afecta, afortunadamente a una minoría, que no acepta razones ni argumentos y niega a priori una gestión de gobierno, así esté conciente de que esta existe, porque con toda seguridad conoce a alguien que ha sido beneficiado por alguna de las misiones, lo lamentable es que aun siendo beneficiarios como es el caso de algunos pensionados por vejez, victimas de la desinformación, se les puede escuchar en las colas decir, que esa plata es una obligación del gobierno, que es plata del pueblo y que ellos no tienen nada que agradecer, son inconscientes que ni siquiera se pasan por la idea de que están recibiendo lo equivalente a un salario mínimo, algo que sería impensable en otro tipo de gobierno, pero que aun disfrutándolo, religiosamente cancelado e incluso por adelantado, como nunca sucedió antes de la Revolución, se niegan a tener algún sentimiento de gratitud y la razón: son asiduos televidentes de globovisión, jamás ven otro canal, leen El Nazional, Nuevo Pais, el pasquín de “teochoro” y toda esa basura cargada de boñiga desinformativa.

Son los irescatables y que se van a morir como los azulejos, o como las chicharras, lo cual no les es deseable, pero que con seguridad conforman un sector cuyo destino como el de los animalejos nombrados, no va a ser otro y el numero se va a acrecentar la noche del 07 de octubre cuando reciban la estocada final..

Deberían pues desde ya, al menos quienes no tengan inclinación suicida, comenzar a tomarse la aspirina diaria que recomiendan los cardiólogos, para ver si así no tenemos que lamentar un infarto masivo, lo cual no es deseable y que sólo les serviría para mermar aun más las filas de los enemigos de la Patria.

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2258 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: