Sentir Bolivariano

Para lante Comandante

Seguimos avanzando en el desarrollo de la estrategia  político-electoral que se ha planificado de la mano del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), junto a las fuerzas aliadas del Gran Polo Patriótico. Como se ha dicho antes, esta señala claramente el camino hacia la nueva Batalla de Carabobo, en este momento histórico que nos ha correspondido vivir y luchar. De allí surgen las líneas tácticas, las tareas específicas a desarrollar; las maneras de enfrentar los peligros que encontramos en este tránsito coyuntural. La primera advertencia importante, es que la  amplia ventaja expuesta a través de todas las encuestas, que nos colocan con más de 20 puntos, promedio, por encima del candidato de la derecha, no debe hacernos caer en triunfalismo; no nos es permitido enchichorrarnos y pensar que nuestro aporte, que nuestro grano de arena no es importante o trascendente para alcanzar la victoria. Todo lo contrario camaradas, el esfuerzo diario, el ejemplo que mostremos como verdadero(a) revolucionario(a),  el trabajo político - electoral que debemos acelerar de ahora en adelante, son elementos cruciales para el contundente  triunfo que lograremos el 07 de Octubre. No pensemos que tenemos la batalla ganada y que “nuestro voto no es importante, porque ya hay muchos”.  

Todos(as) y cada uno(a) de nosotros(as), somos sumamente importantes para la gran victoria en esta batalla por el aseguramiento de la continuidad de nuestra Revolución Bolivariana. De allí que, debemos resaltar las líneas más urgentes en las fases tácticas de la estrategia revolucionaria: acentuar el despliegue, mostrando los logros de la revolución y los resultados de las misiones sociales; dirigir la inscripción de  nuevos militantes, seguir organizando y fortaleciendo al PSUV y al Polo Patriótico; fundamentales todas, para continuar captando el voto consciente para Chávez, que es, sabemos, para la Patria. De igual manera, la preparación de toda la maquinaria electoral: los comandos Batalla de Carabobo estadal, municipales y parroquiales, los testigos de mesa, la logística para la movilización, la defensa del voto. Nuestra movilización es y debe ser permanente, antes, durante y después de las elecciones, para contrarrestar con éxito los embates de la contrarrevolución.

No podemos subestimar al enemigo, lo dijo recientemente nuestro Comandante Chávez: “Tenemos que ganar las elecciones del 07 de Octubre, eso va a requerir muchísimo trabajo, nada de triunfalismos, que ya ganamos, nada de eso. Nos estamos enfrentando al imperio, a la burguesía y sus aliados internacionales que tienen mucho poder. No subestimemos al adversario, le vamos a ganar por nocaut pero hay que trabajar, trabajar mucho como lo estamos haciendo y cada día más”.

Los planes desestabilizadores están a la orden del día, no solo para tratar de confundir a algunos, sino también como vía para intentar impedir que se desarrolle democráticamente y en paz la contienda electoral. Estamos siendo testigos de un extraño incremento en el índice delictivo, con el sicariato y el secuestro de estudiantes, dirigentes sociales, revolucionarios. Por lo tanto, el llamado es a estar muy alertas, porque todo ello podría formar parte de la agenda oculta que tiene la oposición, la cual tendría previstos ataques y acusaciones sin sentido, y hasta el asesinato de su propio candidato, buscando que el país entre en un caos y así, justificar acciones intervencionistas e invasoras por parte del imperio.

Los sectores más ultraderechistas de la oposición están entrando en un estado de desespero total, porque ya saben la gran verdad: a tan pocos meses para la contienda, es inquebrantable el resultado que hoy manejan las grandes empresas encuestadoras. Un 65% de la población venezolana aprueba como buena o excelente, la gestión del presidente Hugo Chávez y cerca del 60% del electorado ubica su intención de voto a favor de la revolución bolivariana.

Los logros alcanzados durante estos 13 años, se convierten en una excelente carta de presentación para seguir convenciendo a más compatriotas y así, ir sumando más conciencias y voluntades a la causa revolucionaria.  Es un deber para nosotros preservar esta senda hacia el socialismo como fuente viva para una transformación del sistema capitalista salvaje, que aún impera en el mundo.

Por lo tanto, con mucha conciencia revolucionaria, con organización, disciplina y unidad, con toda la pasión patria necesaria, continuemos cumpliendo, día tras día las tareas que nos corresponden, en lo individual y lo colectivo, para consolidar la gran victoria del 7 de octubre: primero, ganando las elecciones contundentemente y segundo, manteniéndonos movilizados, atentos y preparados para defender la revolución en cualquier terreno, ante “la embestida de la burguesía en su versión fascista”. Y a partir del 8 de octubre, con Chávez a la cabeza, acelerar al máximo la construcción del Socialismo Bolivariano, para que, como dijo Gramsci, termine de morir lo que tiene que morir y acabe por nacer lo que tiene que nacer; es decir, profundizar la Revolución Bolivariana para terminar de desmontar el estado burgués y ver nacer definitivamente la Patria Nueva que Bolívar soñó.

Estamos en un momento verdaderamente crucial de nuestro proceso histórico, y se hace necesario estar en pié de lucha, continuar apoyándonos en nuestras fuentes inspiradoras: el ejemplo de nuestros antecesores quienes hace más de 200 años iniciaron un proceso independentista que hoy continúa. Apoyémonos también en el ejemplo motivador de nuestro comandante y líder Hugo Chávez, quien no escatima esfuerzos y sincero amor por su pueblo para seguir construyendo la patria socialista que anhelamos. Él es nuestra inspiración revolucionaria, la cual debe mantenernos insistiendo en la formación ideológica, política y social, impulsándonos para seguir  luchando por la unidad, con lealtad y con convicción hacia el alcance de los objetivos trazados. Es necesario siempre buscar y alimentarnos de la inspiración revolucionaria.

El Comandante Chávez es un hombre lleno de nobleza y decisión, de humildad y convicción, de coraje ancestral y amor a los semejantes. El enemigo lo sabe y por eso busca aplicar cualquier método de guerra sucia para intentar debilitar su imagen, que sería debilitar la revolución para frenar el camino libertario de nuestro pueblo. No se dan cuenta, que este país, sin Chávez, es ingobernable.

El Comandante Chávez ha sido, y será siempre, ejemplo de ímpetu, de disciplina, de arrojo, de entrega, de formación, de lealtad para con su pueblo y sus ideales, y sobre todo, ejemplo de moral y conciencia revolucionaria; es, sin dudas, la inspiración de/para todos y todas. Es la garantía de que la revolución bolivariana continúe su curso, rumbo a la consolidación del socialismo bolivariano. Es por ello que la defensa de esa “fuente inspiradora”, debe prevalecer como una de las tareas más importantes para todo(a) revolucionario(a). Es el ejemplo a seguir, para continuar nutriendo la mente y el espíritu bolivariano, durante estos meses que nos restan para la contienda electoral del próximo 07 de Octubre; y de allí en adelante, para siempre…. Para asegurar, por la vía que nos imponga la Historia, la irreversibilidad de nuestro socialismo.  Por eso, vamos, con mucha inspiración revolucionaria, con mucha fortaleza y convicción, con todo el humanismo y el vigor que heredamos de nuestros antepasados, a la gran batalla de este siglo; y gritemos la consigna que ha surgido del alma del pueblo chavista Barinés: “A Carabobo voy, porque soy Bolivariano(a)”…y que nutre a las ya existentes en la mente y el espíritu de la gran mayoría de los(as) venezolanos(as): “Con Chávez todo, sin Chávez nada”. “Pa´lante Comandante”.

sentirbolivarianobarinas@gmail.com

Independencia  y patria socialista

Viviremos y Venceremos!!!

Barinas, 28 de Mayo de 2012



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2005 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: