Flash Gerencial # 127

¿APASCASIO MATA, LE RECUERDAN?

No se trata de inversionista o solicitante de asilo político en USA, exitoso deportista nacional, empresario salvaje o politiquero alguno. Es aquel, para muchos caraqueños vistoso y cumplidor público de agente de tránsito, en la Esquina de Sociedad de nuestra Capital, que en 1968 (para muchos aun por nacer; bueno que sepan, tanto en la Capital como en el Interior del país, lo que significa el cumplir honestamente con su trabajo y la penuria que se pasa, cuando se llega a la edad del retiro, sin medios económicos, y con escasa colaboración del Gobierno nacional. No, lo sabe el presidente de la Republica; no existe disposición alguna gubernamental dentro de un Gobierno Social, netamente humanista, con el deber de velar por estas excepciones. Leamos:

Dice Apascacio que la capital en 1968 era aseada, de calles angostas y autos antiguos color negro que eran dirigidos por 64 agentes, Intenso el trafico que se la había asignado en la transitada Esquina de Sociedad, en todo el centro de la ciudad. No solo se ocupaba de ayudar a niños y adultos a cruzar la calle, también impuso las reglas a conductores de pararse antes del rayado.

Nació en Panaquire, Estado Miranda a principios de los cuarenta, y duró 33 años en la Policía Metropolitana, jubilándose en 1996. Semanas después un auto lo atropello y perdió ambas piernas, pero no su sonrisa y peculiar estilo de tratar tanto al tráfico, como su cariño a niños y adultos. Hoy con cuatro hijos mayores de edad tiene la satisfacción de verles profesionales, mientras su hija menor estudia aun. Siempre les inculcó seguir el camino de la verdad.

Anécdotas de su trabajo se recuerdan muchas, dice el periodista, José Luís Díaz, gratas al oído y lectura para miles que aun le recuerdan y otros miles que nunca le vieron en su trabajo, mientras que los llegados posteriormente  al mundo, no conocen de esta fenomenal, humilde historia de un singular trabajador del estado venezolano.

Por ejemplo: la oportunidad que  el Presidente LUÏS HERRERA CAMPINS, en 1980, salía del túnel que da la Esquina de Sociedad y Apascacio, sin saberlo, le tocaba parar esa línea de tráfico. Le llegó un escolta del Presidente y le dijo que le diera paso al Presidente, estacionado mas abajo. Discutieron y se mantuvo firme. Días antes Herrera había dicho en TV que ËL sería el primero en acatar la ley del Transito. Discutió con el escolta recordándole lo que el Presidente había dicho. Molesto el escolta  informó al Presidente y éste lo mandó a llamar. Le felicito “esta cumpliendo con su deber”, invitándolo a almorzar en Miraflores días después. Dice jocosamente  Apascacio que “primera vez que comí cordero sudado y sopa de apio”.

Dos años antes, conociendo el Presidente Jimmy Carter, de USA, el folklórico y singular forma de trabajo de este policía de transito, en 1977, le invitó a la Escuela de Agentes de Tennessee dando a conocer Apascacio su trabajo en Venezuela y representando al país como todo un Señor Embajador. De allí tuvo la invitación también de almorzar en la Casa Blanca donde fue homenajeado por Carter y se le invitó a un recorrido por la Marina.

Viene al caso este FLASH GERENCIAL, en estos momentos en que se oye solo a la Oposición Venezolana arreciar que todo en Venezuela es malo, el de recordar momentos no vividos o conocidos por muchos, que le hacen sentir al venezolano el orgullo de haber nacido en este hermoso y bello pías.

Ante las docenas de Misiones que hoy malignamente esta Bancada Golpista pretende vender, que se requiere ser del Partido de Gobierno para el alcance de sus beneficios sociales. Incierto totalmente. Sin embargo Presidente Chávez, respetuosamente se le sugiere, no una Misión al estilo de la POR AMOR AL ADULTO MAYOR, con brillantes resultados, pero si una Oficina Gubernamental que, a lo ancho del país, revise estos casos como el de Apascacio, el propio ídolo Morocho Hernández, y cientos de ciudadanos mas, en todos los ámbitos de la cultura, servicio publico, medico, deportivo, etc. que no pueden, luego de su excelente aporte al país y el Estado venezolano, depender solamente de un Seguro Social.

COMPRE VENEZOLANO. SEÑOR, BENDICE VENEZUELA BELLA, NO VOLVERÁN 

andresdechene@gmail.com

(*) Periodista Independiente afiliado al MPN, a la Gerencia del Desarrollo y al Polo Patriótico Bolivariano.

Fecha: 26.5.2012



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1854 veces.



Andrés de Chene D


Visite el perfil de Andrés de Chene para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés de Chene

Andrés de Chene

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a143537.htmlCd0NV CAC = Y co = US