Marcha

A mi amigo Pedro Chacín

Memorias de un escuálido en decadencia      

¡Tengo una vergüenza del carajo! La marcha que hicimos el 1 de mayo, el día del trabajador, fue uno de los ridículos más grandes que hemos hecho. Una vaina que no tiene explicación. Cuando Margot y yo llegamos allí y vimos aquel desierto, no nos pusimos a llorar porque todavía nos queda un poco de dignidad. Después llegó Ismael García y allí nos dimos cuenta de que aquello no iba para ninguna parte. ¿Qué venezolano puede ir detrás de Ismael García? Y más allá apareció Manuel Cova, y Margot me dijo: “Ese le robó el puesto al compañero Carlos Ortega en la CTV, y ahora viene como pájaro tilín”

La gente de nuestros medios de comunicación también estaba allí con toda la pena del mundo. El camarógrafo de Globovisión preguntaba. ¿Dónde pongo la cámara?”, porque lo mejor era esperar que llegara más gente, así nuestro canal no podía trasmitir aquel desierto. Y el candidato Embajada Radonski no apareció en la marcha porque había declarado que él no era trabajador, él era empleador”. Qué bolas tiene.

Había un grupo musical en la tarima y una muchacha bailando sola porque no tenía con quien hacerlo. Y no quiero describir aquel panorama porque me va a dar una vaina en este momento. Mejor les cuento que, por un televisor pequeño que tenia Margot, nos pusimos a ver la marcha de los seguidores del dictador, y aquello era una fiesta y un gentío por todas partes y nosotros muriéndoos de la envidia. ¡No joda, eso sí era una marcha! No sé a quién se le ocurrió esta pendejada de venir a marchar contra la nueva ley del trabajo. Además, por lo visto la ley esa favorece ahora más que nunca a los trabajadores y sobre todo a las mujeres, y nosotros cayéndole encima como que todos estuviéramos en la junta directiva de Fedecámaras.

Mientras aquel montón de chavistas bailaban y reían por toda Caracas, nosotros estábamos allí, en la Plaza Brion,  pasando una arrechara de padre y señor mío. Viendo aquel desierto del Sahara. Así no vamos a llegar a ninguna parte. Por ejemplo, Ramos Allup no vino, porque ese no es pendejo, ese sabe cómo es la vaina, se va a uno de nuestros canales, da unas declaraciones y jode bastante, pero no pierde el tiempo en esta vaina. En cambio los pendejos estamos aquí, echándole bolas a una vaina en la que no hay nadie.

- Los zapatos de Manacho son de cartón.- me canta Margot.

 robertomalaver@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3517 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Malaver

Roberto Malaver

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a142883.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO