Papeles para el Debate

Chávez: ordenamientos

Gobernabilidad. Tal como lo están aplicando en países de la ex Europa del Este a los fines de desestabilizar gobiernos hasta fecha reciente proclives a Rusia, actuarán bajo la modalidad de “Operaciones de Bandera Falsa”, a objeto de crear incertidumbre en la población para finalmente justificar intervenciones extranjeras sea en forma directa de ejércitos imperiales o por medio de Cascos Azules de la ONU.

Más. Las “Operaciones de Bandera Falsa”, consisten en detonar bombas y artificios explosivos en forma aleatoria  o selectiva (sin que su autoría en principio se la subrogue nadie), para crear desasosiego en la ciudadanía y la sensación de que el gobierno no tiene capacidad de control de la situación. Recordemos que en el pasado reciente venezolano (en las postrimerías de la IV república), elementos terroristas actuaron de esa manera contra Centros Comerciales y por medio de la colocación de sobres bomba direccionados a instituciones fundamentales de los poderes públicos.

Propaganda. Alertamos como a través de un canal comercial (en horas de la mañana de este domingo 29/04/2012, entre las 07 y las 07:30am), una presunta empresa de seguridad extranjera, vinculada al ramo de la seguridad, solicitaba personas con el objeto de ser contratados para cumplir funciones paramilitares en otros países. Nos aseguran que dicha compañía es de origen británico.

Otra. Recordemos como unos “perros de la guerra” dueños de una empresa que le prestaba servicio de seguridad desde la época del Presidente Nixon bajo un nombre primero y ahora lo suministra bajo otra denominación de empresa a la embajada de los EE.UU., no sólo en nuestro país sino en todo el mundo.

Sigue. Algunos de sus dueños en nuestro país (primero infiltrados en el gobierno bolivariano y luego abiertamente vinculados con el dictador Carmona), en algún momento de la revolución y antes de que se decidiera adquirir el AK ruso, como fusil oficial y de combate de la FANB, en sustitución del inolvidable y muy eficiente FAL, quisieron venderle al Cdte. Pdte., la tesis de la viabilidad del fusil Kalil israelita y así entubarnos, como lo han hecho ahora con Colombia, donde terminaron adquiriéndolo como arma de reglamento de su Fuerza Armada.

Propaganda. Goeb­bels (29 de octu­bre de 1897 - 1 de mayo de 1945), quien fuera minis­tro de pro­pa­ganda del gobierno de Adolf Hitler dejó un legado cuyos principios –nazis-, siguen siendo usados hoy en día para la manipulación de la conducta humana en función de los intereses de la sociedad de consumo capitalista y del aparato bélico militar del imperialismo global. Al respecto, recordemos que EE.UU., una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, sistematizó dicho instrumento en función de sus intereses hegemónicos económicos, militares y culturales. A continuación, 11 de esos principios:

1. Prin­ci­pio de sim­pli­fi­ca­ción y del enemigo único. Adop­tar una única idea, un único Sím­bolo; Indi­vi­dua­li­zar al adver­sa­rio en un único enemigo.

2. Prin­ci­pio del método de con­ta­gio. Reunir diver­sos adver­sa­rios en una sola cate­go­ría o indi­vi­duo; Los adver­sa­rios han de cons­ti­tuirse en suma individualizada.

3. Prin­ci­pio de la trans­po­si­ción. Car­gar sobre el adver­sa­rio los pro­pios erro­res o defec­tos, res­pon­diendo el ata­que con el ata­que. “Si no pue­des negar las malas noti­cias, inventa otras que las distraigan”.

4. Prin­ci­pio de la exa­ge­ra­ción y des­fi­gu­ra­ción. Con­ver­tir cual­quier anéc­dota, por pequeña que sea, en ame­naza grave.

5. Prin­ci­pio de la vul­ga­ri­za­ción. “Toda pro­pa­ganda debe ser popu­lar, adap­tando su nivel al menos inte­li­gente de los indi­vi­duos a los que va diri­gida. Cuanto más grande sea la masa a con­ven­cer, más pequeño ha de ser el esfuerzo men­tal a rea­li­zar. La capa­ci­dad recep­tiva de las masas es limi­tada y su com­pren­sión escasa; ade­más, tie­nen gran faci­li­dad para olvidar”.

6. Prin­ci­pio de orques­ta­ción. “La pro­pa­ganda debe limi­tarse a un número pequeño de ideas y repe­tir­las incan­sa­ble­mente, pre­sen­ta­das una y otra vez desde dife­ren­tes pers­pec­ti­vas pero siem­pre con­ver­giendo sobre el mismo con­cepto. Sin fisu­ras ni dudas”. De aquí viene tam­bién la famosa frase: “Si una men­tira se repite sufi­cien­te­mente, acaba por con­ver­tirse en verdad”.

7. Prin­ci­pio de reno­va­ción. Hay que emi­tir cons­tan­te­mente infor­ma­cio­nes y argu­men­tos nue­vos a un ritmo tal que cuando el adver­sa­rio res­ponda el público esté ya intere­sado en otra cosa. Las res­pues­tas del adver­sa­rio nunca han de poder con­tra­rres­tar el nivel cre­ciente de acusaciones.

8. Prin­ci­pio de la vero­si­mi­li­tud. Cons­truir argu­men­tos a par­tir de fuen­tes diver­sas, a tra­vés de los lla­ma­dos glo­bos son­das o de infor­ma­cio­nes fragmentarias.

9. Prin­ci­pio de la silen­cia­ción. Aca­llar sobre las cues­tio­nes sobre las que no se tie­nen argu­men­tos y disi­mu­lar las noti­cias que favo­re­cen el adver­sa­rio, tam­bién con­tra­pro­gra­mando con la ayuda de medios de comu­ni­ca­ción afines.

10. Prin­ci­pio de la trans­fu­sión. Por regla gene­ral la pro­pa­ganda opera siem­pre a par­tir de un sus­trato pre­exis­tente, ya sea una mito­lo­gía nacio­nal o un com­plejo de odios y pre­jui­cios tra­di­cio­na­les; se trata de difun­dir argu­men­tos que pue­dan arrai­gar en acti­tu­des primitivas.

11. Prin­ci­pio de la una­ni­mi­dad. Lle­gar a con­ven­cer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impre­sión de unanimidad.

Espionaje. El Pentágono confirmó los informes publicados por la prensa norteamericana según los cuales ellos habrían creado una nueva agencia de inteligencia militar, el Servicio de Defensa Clandestino (con sus siglas en inglés “DCS”), con la cual se desplegarán cientos de oficiales de inteligencia en las operaciones de espionaje dirigidas contra objetivos militares, hacia el futuro, de las guerras de esa nación con el mundo; en particular, contra Irán y China.

Sigue. La DCS se unirá a las 16 agencias de espionaje de Estados Unidos junto a otras ocho de ellas, afiliadas a sus fuerzas armadas como parte de lo que se conoce como la "Comunidad de Inteligencia de Estados Unidos."

Finalmente. El ejército de ese país controla la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA), la cual emplea unos 16.500 efectivos en todo el mundo, como también a la Agencia de Seguridad Nacional y el enorme aparato de espionaje de comunicaciones, desde donde interceptan cerca de 1,7 mil millones de ciudadanos norteamericanos; sus correos electrónicos –nacionales y extranjeros-, como también las llamadas telefónicas y otras comunicaciones diarias.

(*) Politólogo e Internacionalista venezolano

     Magíster en Seguridad y Defensa

monlan2001@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1908 veces.



Manuel José Montañez Lanza (*)


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: