La miseria humana no tiene límites

Los cancerosos escuálidos venezolanos piden igual trato dado a Chávez

Después de estar durante años despotricando de la calidad de la medicina cubana y solicitando la salida de los médicos cubanos del país, algunos enfermos de cáncer solicitan a viva voz que desean ser enviados a Cuba para ser tratados de esa enfermedad y recibir la misma dosis que se le ha dado al Presidente Chávez.

Ellos no se explican, como un ser humano, puede resistir la extracción de dos tumores cancerosos, recibir sesiones de quimioterapia, de radioterapia y aparecer en la TV jugando BOLAS CRIOLLAS. De allí que enfermos y arruinados por los costosos tratamientos que le hace la medicina PRIVADA EN VENEZUELA, han solicitado que se les trate en Cuba.

De allí podemos extraer dos lecturas, o están haciendo un reconocimiento público de la calidad de la medicina cubana o están insinuando que la enfermedad del presidente es una mentira montada para atraer a los votantes en los próximos comicios del 7 de Octubre.

Conociendo la calidad humana de los sectores que adversan a muerte al presidente Chávez, me anoto por la segunda opción. El acto de contrición, el de perdonar y el de reconocer el valor de los demás, no son actos comunes en la vida de ese sector poblacional que adversa a Chávez, por lo tanto sus lágrimas de cocodrilo son poco creíbles.

El no aceptar que cientos de miles de venezolanos han sido tratados exitosamente en los hospitales de Cuba, que en Venezuela mas de cuarenta mil hombres y mujeres de esa nacionalidad están trabajando para salvar la vida de muchos venezolanos y dándole la adecuada atención médica a los sectores que nunca tuvieron acceso a esos servicios, es de una mezquindad tal, que hace increíble que ahora y de pronto hayan abierto los ojos y realmente deseen ser tratados en su enfermedad por la medicina cubana.

Como la Revolución Bolivariana no es rencorosa y sólo aspira a llevar “la mayor suma de felicidad” a todos los que viven en nuestra patria, deberíamos abrir una nueva Misión Humanitaria para tratar de salvar a los cancerosos opositores, a los que realmente quieran hacerlo, y llevarlos a Cuba para que se les aplique la misma medicina. De pronto se produce en ellos el mismo milagro de poder jugar bolas criollas durante y después del tratamiento y además gobernar.

Juanveroes64@hotmail.com

PD: Yo, durante el tratamiento de 35 radioterapias que me aplicaron en la garganta en una clínica privada, estuve de reposo en una cama. Así que conozco el tema.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2300 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: