Las lecciones de abril no fueron aprendidas por el Gobierno

Cuando el golpe de estado del año 2002, ya la oposición a la Revolución Bolivariana y al pueblo de la Republica Bolivariana de Venezuela, conspiraban abiertamente desde siempre en el mismo instante en que el presidente Bolivariano ganaba las elecciones por abrumadora mayoría, la oposición , como ahora, era apoyada férreamente por el Imperio que conforman los EEUU, Europa, y los países de nuestra América vendidos y comprados a sus gobiernos de turno con la complicidad de sus pueblos incapaces de tomar posición ante los vendepatrias.

Los acontecimientos y sucesos que en esa apoca acontecieron, han sido profusamente develados por lo que ni el gobierno ni el pueblo puede aducir que no están suficientemente informados del grado de complicidad, de la oposición y la oligarquía venezolana unido a la quinta columna a la que pertenecían sujetos que ejercían cargos importantes de poder en el gobierno básicos para la defensa de la Patria.

El principal error cometido fue el de no haber cambiado los viejos estamentos de la Administración cuartarepublicana en donde quedaron los mismos corruptos de siempre, las mismas practicas, las mismas mañas pero ahora repotenciadas mil veces y disfrazadas de roja rojita.

Como el gobierno no escucha las denuncias que infinidad de veces son alertadas por el pueblo, maltratado, vilipendiado y calumniado, acusado de chismoso hasta por el propio presidente Bolivariano, la larga lista de corruptos ha crecido: Militares adoradores de mises, gobernadores mafiosos, presidentes de Institutos autónomos, politiqueros puestos a dedo, compadres, funcionarios que parecen fantasmas y que entran y salen acusados secretamente de corrupción, nepotismo e impericia aprovechando el cuanto hay pa eso, para luego reaparecer misteriosamente en algún cargo de importancia, todo al mejor estilo adeco.

Son varios los Ministerios completos que han tenido que ser “intervenidos” hasta cambiándoles el numero de teléfono : Infraestructura, Vic sucre, Fundacomunal, Ambiente, Centro Simón Bolívar, PDVAL, RNC, etc., etc. etc.; larga lista, que no alcanzaría el espacio para nombrarlas y que ahora, cuando ya no hay tiempo sino para hacer lo que hay que hacer, se aprovechan de las necesidades del pueblo y emergen como un nido de maleantes y ladrones dispuestos a lo que sea por esquilarles al pueblo los dineros que le pertenecen.

Desde el pago de “comisiones”a través de la “matraca” creación e invento Adecocopeyano, y ahora, utilizando el nombre de Militares que no se sabe si existen aliados con funcionarios que trabajan en alguna institución en abierta conspiración y delito inclusive usurpando nombres de personas ajenas a estas situaciones.

Asociados en Gans, destinados a la estafa y el robo a través de testaferros, ni siquiera la Asamblea Nacional se salvo de esta vieja “enfermedad” adeca cuartarepublicana que el gobierno, no sabemos porque causas, no ha encontrado la cura; documentos importantes fueron “extraídos” por un “módico precio” por funcionarios de la Asamblea nacional para ser puestos en las manos de periodistas de un canal de televisión, brazo mediático de la conspiración Imperial mil veces denunciado y mil veces perdonado por el estado: “a los escuálidos ni con el pétalo de una rosa, pero si es de los nuestros, dale hasta con el tobo”

En este instante tan neurálgico para la Revolución Bolivariana, el gobierno y el presidente Bolivariano deben ser consecuente con lo que dice, graves y trascendentales decisiones deben ser tomadas sin mas perdida de tiempo; año electoral en donde el pueblo Revolucionario de la República Bolivariana de Venezuela esta amenazado de muerte por el Imperio y sus aliados, el presidente Bolivariano debe aguzar el oído y la intuición para aprender a diferenciar a los disfraces que utilizan la lengua de la serpiente y la adulación por encima de la palabra verdadera del pueblo que lo eligió como su vocero.

Muchos son los Compatriotas que se han atrevido a denunciar exponiendo sus vidas y que son apartados como si enajenados se tratara (“que cosa más grande que tener a alguien con quien te atrevas a hablar”) y que los grupos de poder cercanos convertidos ahora en “asesores”, presentan las situaciones denunciadas como si fueran calumnias inclusive maquillando hasta lo que a todas luces ya no se puede ocultar, al pueblo no lo engañan, el “nido de alacranes” ha crecido y se ha fortalecido.

Y no hay peor ciego que el que no quiere ver, desde trabajadores jubilados que reciben, después de una eternidad, pasando el y su familia vicisitudes y a veces hasta la muerte, sus pasivos laborales que se gano al servicio del estado, dinero devaluado por el tiempo e incompleto porque “hay reglas que dicen que no se pagan los intereses”, reglas que estarían por encima de la Constitución de La Republica Bolivariana de Venezuela por lo que entonces el estado estaría robando al trabajador, hasta el “Tour” a manos de decenas de “analistas” con cara de perdona vidas, como si le estuvieran regalando un mendrugo de trabajo y que le dan a una empresa sobre todo si esta con el proceso, que quiere contratar con el estado en el RNC no importa que ya haya demostrado su probidad ante el estado en la ejecución de otros trabajos asignados, una y otra vez le son devueltos los documentos, hasta que acepta con desesperación, que algún “funcionario le haga el favor”.

¿A dónde van esos dineros que le son robados al pueblo con tanta astucia y desfachatez?¿Qué se puede hacer ante este “desmadre” de la oposición enquistada en los organismos del estado y que se han colado por las fisuras que hemos dejado abiertas ahora con la complicidad de los “rojo rojitos disfrazados?; porque es oposición los que atenta en contra de la Revolución y de los logros y pertenencias del pueblo revolucionario; si las lecciones que el pueblo aprendió con mucho dolor y sufrimiento en Abril y subsecuentes años, el gobierno y el presidente Bolivariano aun no lo han hecho, es urgente recordarles que: “solo el pueblo salva al pueblo”, cuando no hay la voluntad y la idea es de que “nosotros somos los que sabemos” y preferimos mantenernos en la seguridad que nos dan los asesores y en quienes hemos puesto toda la confianza pero sin de vez en cuando alzar una ceja, ya que “es de humanos errar y la tentación es mucha”, la respuesta como una campanada solo la tiene el pueblo revolucionario, el verdadero: OID AL PUEBLO; OIDLO, y sobre todo entender que “sin pueblo no hay Líder y mucho menos revolución”. Alerta al pueblo Revolucionario de La República Bolivariana de Venezuela.

Confiamos en el Líder.

anazaicon@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1700 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor