Flash Gerencial No 123

EL BEISBOL PROFESIONAL EN VENEZUELA

Es noticia importante en todos los medios locales, no tanto deportivamente al haber concluido otro exitoso Torneo 2011/12, pero por los distintos anuncios que hace la Liga de Béisbol Profesional en relación a sus posibles ajustes para el campeonato próximo, así como las sugerencias que se estudian para ciertas modificaciones a la Serie del Caribe, evento que no debería jugarse entre los equipos campeones de cada Liga de los países afiliados a la Confederación del Caribe, que mucho costó a los recordados Negreo Prieto y Pablo Morales su constitución inicialmente con Cuba y Panamá, mas bien una selección que represente a cada Liga, como harían en un futuro, los posibles países que se agreguen. Lo importante de este Clásico Mundial es la hermandad entre países amigos unidos por el Béisbol Profesional, al igual que en las Olimpiadas, donde también puedan participar jugadores que no hayan saltado al profesionalismo. Es mucho lo que se ha estado trabajando luego de finalizada la Serie en Republica Dominicana, pero muchos factores de máxima importancia que se van presentando en el tiempo, no esta siendo objeto de análisis o decisiones oportunas. Leámos:

Cuando el amigo Aristóbulo Izturiz a través del Presidente del IND, entonces el Profesor Eduardo Álvarez, me propusiera el nombramiento adhonorem, aunque existe un Reglamento interno de Responsabilidades del cargo de Comisionado Nacional de Béisbol Profesional, en el 2004, sostuve que mi sentir para con la pelota era el beneficio directo de los tres factores que formaban básicamente el espectáculo mas sano deportivo de nuestro país: el publico, los dueños de equipos y los jugadores. En esas tres vías traté, dentro de mi mejor habilidad, de sugerir y actuar, sosteniendo en todo momento las mejores relaciones con la propia Liga. No fue posible.

El IND cambio de manos directrices y se olvidaron del Comisionado, no solo para el béisbol, también para los otros cuatro deportes profesionales para el momento, boxeo, baloncesto, fútbol y automovilismo. Luego se aprobaron una Ley de Deportes y recientemente un Reglamento de la misma, sin la invitación, al menos a escuchar, a quienes podrían haber sugerido puntos de interés, dada sus experiencias en las distintas ramas deportivas. Hoy ambos escritos carecen de fallas tremendas que ponen en duda el desarrollo, no solo del deporte profesional, como máxima aspiración de todo principiante en cualquier disciplina, pero también a las propias Federaciones que conforman el Instituto Nacional de Deportes.

En cuanto al Béisbol Profesional, ¿es posible que no se tenga establecido un FONDO SOCIAL, a la par con la Asociación de Peloteros Profesionales con la contribución de dueños de equipos, jugadores y el propio Estado, que permita aliviar los estragos sociales que sufren peloteros que a los pocos años son retirados de las nóminas de equipos, por bajo o ningún rendimiento? Dos meses del ultimo  salario por año en reserva es una forma de asistirles moderadamente a la búsqueda de otro trabajo y no quedar en la calle. El IND no ha tomado en cuenta este aspecto social de los integrantes de nominas profesionales.

Aumentar de ocho a diez y luego doce franquicias es una necesidad que se establezca como meta social y deportiva y por el propio Estado. Cuando me tocara con seis ampliar a ocho, se quejaban los dueños de que la torta entre seis daba pedazos mas grandes que si se partía en ocho. Si, pero la torta sería más grande era el argumento y ha sido el resultado de la decisión, al punto que hoy el espectáculo se ha convertido en un GRAN NEGOCIO (BIG BUSSINESS). Existen facilidades deportivas del Estado en muchas otras ciudades que reclaman en cada Convención de la Liga su participación con una franquicia. El miedo a perder esta presente, pero con la asistencia financiera garantizada del Estado, además de Gobiernos Regionales, en forma de disminución anual durante cinco años, y sus facilidades a costos razonables, el negocio no tiene perdida. Esta decisión no puede estar en manos del monopolio que representa hoy el sistema; debe pasar a Decreto del Ministerio del Deporte, bien estudiado con la propia Liga.

Este 2012 se reportan 140 peloteros a los campos de entrenamiento y cada año unos 70 son dados de baja por los equipos locales. Y qué les queda? El recuerdo y la calle. No es justo. Fueron firmados por equipos locales o otros por scouts del propio Sistema del Béisbol Organizado, sin garantía alguna que no sea el bono recibido. La creación de ese FONDO SOCIAL es una prioridad a la cual no se niegan los dueños de equipos, pero no ha recibido apoyo del IND, mientras el nuevo Reglamento establece bases que pudieran perjudicar los patrocinios publicitarios, cuando mas bien debería de estimularlos y establecer porcentajes de aportes para la seguridad futura de los peloteros, recomendación a la que se une, Antonio Espinoza Prieto, abogado de experiencia laboral y de años de representar al Magallanes.

Otro punto interesante de análisis es que concluido el Torneo pasado, se abocaron los equipos al estudio de posibles modificaciones a venideros campeonatos lo dejaron todo igual, la mejor decisión). Surgieron muchas ideas y sugerencias, pero ninguna con miras a la protección del pelotero o del propio fanático, tiene que admitirse que, José Grasso Vecchio, quien desea venegloriarse con la incorporación de Cuba a la Serie del Caribe, en ambos casos, solo pensó en el bolsillo y las ganancias netas de la inversión y en ningún momentos se le ha oído mencionar a estos dos indispensables factores que conforma el trío indispensable de todo campeonato. Viaja a Bogota, donde no se juega pelota, para incorporar a Colombia a la Confederación del Caribe sin saber que hace 25 años esto fue aprobado en Nueva York cuando presidía como Comisionado Guigo Otero de Puerto Rico.

Pena debe dar al Presidente de la Liga, quien trabaja en función de las ganancias del torneo local declarar a la prensa “La Liga aun desconoce el destino de las divisas (Cadivi)”. ¿Será posible que el IND apruebe dólares preferenciales  de todos los venezolanos, sin establecer requisitos que protejan el interés de los tres factores, mencionados arriba? Se reconoce que los dueños de equipos corren el riesgo de una cuantiosa inversión en cada Torneo y que con justicia se merecen un razonable rendimiento. Tener en mente solo el resultado financiero, base principal de José Grasso V., Presidente de la Liga, sus declaraciones tienen ese fin permanentemente, es error garrafal. Tiene que tener presente el aspecto humano, tanto en los jugadores como con el propio aficionado. ¿En qué han mejorado estas condiciones en los tres años casi de su Presidencia? Si odia a CUBA, (jamás se le ha leído una declaración favorable a su importante contribución a la salud y el propio deporte venezolano). ¿Es que su deseo exclusivo es salvar el bolsillo de los próximos Clásicos ante la baja en interés que ha surgido? Tenerla en la Serie del Caribe (deseo de toda Venezuela) no debería ser solo  financiero, si de incorporar la hermandad tradicional de ese país para con demás participantes.  

El Béisbol Profesional de Venezuela ha crecido una enormidad; el interés de los fanáticos también. Tomar en cuenta su principal capital, el humano y aprobar medidas a favor de quiénes conforman el espectáculo deportivo mas sano del país es obligación de todos, Gobierno Nacional, Poder Legislativo y capital privado. Falta mucho por hacer. Lo pide el país!

andresdechene@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2016 veces.



Andrés de Chene


Visite el perfil de Andrés de Chene para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés de Chene

Andrés de Chene

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a140851.htmlCd0NV CAC = Y co = US