No basta rezar

Aires de represión le dan la vuelta al mundo, mientras buena parte de la humanidad observa impávidamente, como la otra mitad es martirizada y masacrada por sus gobiernos con el ardid de preservar la democracia pero como la mentira tiene pies cortos, la verdad es tan clara como la desesperación que muestran y la locura por arrebatarle a estos pueblos lo que ellos despilfarraron y consumieron alegremente.

Europa, camina hacia su propia destrucción de la mano del Fascismo, los gobiernos, que cambian de mano a quien ofrezca la mayor mentira, insisten en pretender engañar a pueblos enteros que, sumidos en su propia desesperación al verse disminuidos en su calidad de vida y hasta en la subsistencia, marchan y empujan en oleadas de gritos y reclamos sufriendo carencias tan importantes como comer y no digamos un techo donde cobijarse, mientras el partido de turno que los gobierna corre el nudo del ahorcado sobre sus pensiones, sus sueldos y hasta su derecho a existir.

Los cuerpos represivos de los países Europeos y Norteamericano recorren las calles a la usanza de las hordas de la GESTAPO, los esbirros que huele a ultraderecha fascista apalean a los indignados y machistas que se atrevan a protestar, asombrados observamos las pocas imagines que la censura de los medio mundiales y que pertenecen a la ultraderecha, permiten que aparezcan en televisión, ciudadanos golpeados, ensangrentados y hasta desaparecidos, son arrastrados por la policía GESTAPO de los diversos países Europeos y Norteamericano por atreverse a exigir sus derechos.

La decadencia de los EEUU arrastro consigo a todos los países Europeos y ahora pretenden a través de sus esbirros gobiernos títeres y aliados exportar sus miserias humanas a nuestros países de América; gobiernos oportunistas de ultraderecha, hipócritas y corrompidos por la religiosidad invaden los espacios del pensamiento y las comunidades ofreciéndoles un mundo pasado al que ya es imposible acceder porque la crisis y el sistema capitalista, moribundo, ya no encuentra como engatusar a débiles mentales que como zombis creen que es posible lo imposible.

Países como Chile, México, Colombia, Costa Rica, Honduras, etc., algunos fungen de paraíso fiscales como Panamá, últimos reductos del moribundo sistema capitalista, pretenden imponer lo que nuestro pueblo mira a través de los medios: una guerra civil en donde los cuerpos de represión militarizados a la usanza de la malévola escuela de las Américas que enseña en un curso “Cash” como ser asesino y los diversos medios de tortura, ahora novedosos con que acallar a los que se atrevan a protestar; apalean y desaparecen a sus conciudadanos, sin medida ni control, la orden es reprimir, acallar, asesinar, desaparecer.

La penetración cultural del Imperio a nuestros pueblos, empujando con sus costumbres y consumismo, propugna ideas tan locas como la legalización de las drogas, cáncer de la humanidad además de la religión, para embrutecer a nuestras juventudes convirtiéndolas en ciegas sordas y mudas tal cual el pueblo Norteamericano y los pueblos Europeos, embrutecidos por el alcohol y las drogas de toda clase.

Ya es tarde para la mentira, para acallar y obviar las verdades, los pueblos engañados son victimas de sus enemigos que se regodean entre verdades a medias, no, no basta rezar, “a dios rogando y con el mazo dando”, el estar navegando entre dos aguas no ayuda, ¿que es peor, una verdad oculta o una mentira?, la ultraderecha o como se denomina ahora tratando de endulzar a pendejos: Centro izquierda y progresista.

Los pueblos que se sienten seguros y ven muy lejanos a las hordas de asesinos y mercenarios pagados por el Imperio que acaban con los sueños, con los seres y las sociedades de otros pueblos, son presa fáciles de los engañadores politiqueros que leen el libreto de la CIA y del Mozad, y mientras observan horrorizados como se destroza a bombazo limpio toda una civilización por los países más civilizados a través de la televisión, nadie les ha dicho que de ganar la idea de “Centro Izquierda”, los estadios y las plazas de la nación que construye el Socialismo del siglo XXI, se quedarían pequeños ante la matanza organizada por el Imperio en complicidad con sus esbirros endógenos disfrazados de rojo rojitos, oposición más abyecta y sanguinaria como nunca se vio en la Historia de La República Bolivariana de Venezuela y de los países “hermanos” que se encuentran a la vuelta de la esquina; y esta es la verdad descarnada.

Inaceptable seguir paralizados, los países que no entiendan esto, se negaran a la UNIÓN para la defensa de cada uno de los seres que habitan nuestros suelos, el pueblo revolucionario de la República Bolivariana de Venezuela así lo entiende, pero no basta decirlo, hay que hacerlo, sin demora, no solo denunciar los estamentos anacrónicos que se empeñan en acompañar al Imperio en una burda demostración de servilismo grosero y bochornoso, mientras avalan las matanzas a los seres indefensos, la defensa de la humanidad bien lo vale, sino somos cómplices de los asesinos.

Hacemos votos por la salud del Presidente Bolivariano, que no tenga pendiente, el pueblo esta alerta porque sabe su deber y quienes son y en donde están sus enemigos, la Revolución esta en buenas manos: en las manos del Pueblo Revolucionario, el verdadero constructor de la Comuna y es de sus entrañas, de donde sale la fuerza telúrica creadora de lideres, que escogió a su Líder que nos ha guiado hasta este tiempo, y lo nombro el vocero; continuaremos adelante con la misión para la que estamos aquí, y no habrá obstáculo que pueda con el pueblo Revolucionario, el verdadero, que ira más allá y de donde salen los lideres.

Confiamos en el Líder.

anazaicon yahoo.com.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1615 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor