Sensación de triunfo: derrota anticipada

De verdad que los revolucionarios no debimos bajo ninguna circunstancia cuestionar el proceso electoral de oposición, ya que ellos lo ejecutaron sin la supervisión del CNE y solo con su soporte técnico, por tanto, si hubo trampa solo ellos son los responsables de engañar a sus seguidores y motivar ilusiones que a la postre el 7 de octubre causaría mas desilusión y desbandada entre ellos.

El análisis que hay que hacer de las elecciones primarias de la oposición es sobre la base de los que ellos dicen que obtuvieron, pues, en términos estadístico representa una derrota ya que es una de las más bajas votaciones que han sacado en los últimos 14 años. Si atendemos los votos que obtuvieron en las presidenciales de 1998 casi 2.900.000 (entre todos sus candidatos), presidenciales de 2000: 2.359.459, referéndum 2004: 3.989.008, presidenciales 2006: 4.292.466, reforma constitucional 2007: 4.504.354; enmienda constitucional 2009: 5.193.839 y parlamentarias 2010: 5320.364. Ahora bien se podría decir que han disminuido su votación, pues lo que estaba en juego (entre tantas divisiones y conflictos) era el candidato que enfrentaría a Chávez y debían movilizar una gran cantidad de seguidores para superar la cifra de 5.000.000, no fue así a pesar que cada partido y candidato puso en marcha una maquinaria con muchos recursos. A mi modo de ver esos números que la oposición se ufana en mostrar como un gran logro y triunfo no son suficientes para socavar las bases del liderazgo del Presidente, ya que a nivel estadístico Chávez ha estado siempre por encima de 3.000.000 de votos (en 1998 obtuvo 3.673.685) entonces como es posible que lo sacado en las primarias pueda ser un triunfo y socavar las bases del chavismo. Además, los 3.000.000 millones de votos representa a los 5 candidatos que compitieron y el ganador solo sacó 1.800.000, entonces la tarea se hace más difícil pues tiene que sumar al restante 1.200.000 y, al mismo tiempo, convencer a los indecisos y chavistas, tarea un tanto cuesta arriba..

  Para que la cosa estuviese reñida la oposición debía sacar en las primarias, por lo menos 5.423.342 de votos que es la cifra de la última votación (Parlamentarias 2010) del Chavismo y eso sin contar que Chávez no era candidato a nada y la gente pasó factura a los liderazgos regionales. En las presidenciales Chávez entrará en campaña con toda una maquinaria partidista y una estrategia de comunicación aceitada. Recordemos que en el último proceso de este tipo obtuvo nada menos que 7. 309.080 más del doble que en las Primarias de Oposición.

Es así como 3.000.000 de votos es una derrota para la oposición. Pero como esgrimió un amigo opositor “no importa cuantos votos hayamos sacado lo que importa es dar la sensación de triunfo”. Mientras la oposición da la sensación de triunfo y traslada a sus seguidores al mundo de la hipersimulación de la realidad, los revolucionarios debemos trabajar para convertir la reelección de Chávez en una realidad.


(*)Prof.
Coordinador de la Licenciatura en Antropologia.
Universidad del Zulia. Facultad Experimental de Ciencias.
Zulia, Venezuela

jalarconxxi@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2375 veces.



Johnny Alarcón Puentes(*)

Docente/investigador. Universidad del Zulia. Licenciatura en Antropología.


Visite el perfil de Johnny Alarcón Puentes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: