En nada beneficia al pueblo los vestigios de verdades en las falsedades de la oposición

“El proceso ideológico de la revolución bolivariana, debe de apuntalar los lineamientos de desarrollo del gobierno bolivarianos, con investigaciones que integren la  praxis y teoría en sentido especifico y en sentido general con conceptos bien fundamentados en principios humanistas” 

A través de la historia se ha tipificado como las más significantes corrientes filosóficas del conocimiento el positivismo, conductismo, cognitivo y constructivismo.  Esto ha permitido que se desarrollen diferentes métodos y metodologías para desarrollar investigaciones. Entre los métodos, se tiene la investigación lógica deductiva y la inductiva. El método deductivo es un método científico que considera que la conclusión está implícita en las premisas. Por lo tanto, supone que la conclusión sigue necesariamente a las premisas: si el razonamiento deductivo es válido y las premisas verdaderas, la conclusión sólo puede ser verdadera.

La deducción va en sentido general a lo particular y parte de los datos planteados en sentido general es aceptado como verdades, y de ella se  deduce mediante  el razonamiento lógico, suposiciones, es decir; partes considerados como verdades establecidas como principios generales, para luego proponer en sentido especifico como proyectos factibles y comprobar la validez. Las deducciones donde se establecen conclusiones lógicas son abstracciones que tratan en lo significativo los fenómenos, según el raciocinio del investigador.

El método inductivo es científico cuando se obtiene conclusiones generales a partir de premisas particulares. Se trata del método más usado, que se desarrolla en las siguientes etapas: 1) La observación y el registro de hechos. 2) El análisis y la clasificación hechos. 2) La derivación inductiva en sentido general a partir de los hechos, 3) La contrastación. Arribar a conclusiones empíricas sacadas de la experiencia con concreciones «síntesis» se establecen cómo son los fenómenos, sus causas y efectos en la realidad sensible.

El Positivismo es deductivo, rechazando el concepto absoluto. El conductismo como corriente filosófica de conocimiento no científica.  El cognitivo, como corriente filosófica deductiva, considera lo absoluto y la realidad sensible. Mientras, que el Constructivismo es inductiva en base a la realidad sensible, sin considerar lo absoluto. Y mediante tácticas y estrategias especificas, se logran soluciones con parcialidades filosóficas y políticas. A partir de esto, como primera inferencia; según la escala jerárquica del concepto, en sentido general y deductivo,  la investigación es científica, crítica, controlada y empírica de fenómeno natural y aplicado a los fenómenos sociales,  guiada por la teoría y la hipótesis acerca de las supuestas relaciones entre dichos fenómenos, como problemas científicos.

El Método inductivo  tras una primera etapa de observación, análisis y clasificación de los hechos, se deriva en conclusiones con conceptos  impregnadas de objetos conceptuales  verdaderos y falsos con vestigios de verdades. Las objetos verdaderas formadas por verdades y errores,  con diferentes niveles de eficiencias;  se mejora mediante la profundidad ontológica y epistemología en sentido especifico mas general e inclusive en sentido general.  Una forma de llevar a cabo el método inductivo es proponer, a partir de la observación repetida de objetos o acontecimientos de la misma naturaleza «comunes», conclusiones  para todos los objetos o eventos de dicha naturaleza.  Aunque en el  razonamiento inductivo  la conclusión no aporta más información que la dada por las premisas. Sin embargo,  va más allá de los datos que aportan las premisas; a mayor cantidad de datos, mayor probabilidad de identificar lo común.  Sin embargo, para lograr el éxito de la investigación los objetos conceptuales verdadero de la premisa debe  garantizar lo verdadero de la conclusión e indicándose el porcentaje de error.

La investigación en sentido especifico, puede ser conceptuada mediante una serie de métodos para resolver problemas prácticos cuyas soluciones necesitan ser obtenidas a través de una serie de operaciones lógicas, tomando como punto de partida datos objetivos.  Como segunda inferencia, se puede decir que existe una alta correlación entre investigaciones y  problemas.

El problema científico permite conocer y delimitar el terreno de lo desconocido,  significante en el resultado final.  Un concepto incorrecto puede llevar a encontrar soluciones deficientes. Con un    planteamiento adecuado se considera la situación problemática y las posibles soluciones. El planteamiento correcto del problema es imperante. Mientras que los problemas prácticos, permite conocer y delimitar el terreno de la práctica profesional donde se señala modelos y pautas de actuación que la conceptúa en su especificidad y otorgan el sentido y significado con el que se construye como práctica social en una sociedad.  Marcan un “deber ser” que, tanto en el marco de referencia,  como la percepción del propio investigador, se  interpretan términos de eficacia en las soluciones. Dicha construcción debe ser guiada por valores, intenciones e intereses que se configuran históricamente y culturalmente, y condicionan modos de relación particular entre pensamientos, sentimientos y acción participativa.

Existen los siguientes tipos de problemas, que el investigador esta dispuesto a resolver: problemas prácticos y problemas científicos (Problemas de investigación aplicada y problemas de investigaciones puras) Ambas, presentan las mismas estructuras: 1) Condiciones o situación que se quiere resolver y 2) Costo cuya consecuencia solamente se asume cuando se quiere resolver una necesidad, dentro de ciertos limites de bordes.  En los problemas prácticos, las consecuencias es un negocio que debe ser con ganancias razonables o es la satisfacción de necesidades y la racionalidad es tangible. Mientras que los problemas de investigación aplicada, las consecuencias son tangibles,  siempre y cuando las variables desconocidas sean investigadas y tenga soluciones practicas, y  la racionalidad es lo que hay que “hacer” Y los problemas de investigación pura, las consecuencias es  Conceptual  y la racionalidad es lo que hay que “conocer”

Sin duda  alguna que la Revolución Bolivariana ha corrido enormes riesgos en su afán de inclusión Social.  Se realiza muchos proyectos sin la profundidad conceptual adecuada, sin embargo, en paralelo se esta desarrollando un ambicioso plan de educación que nadie puede negar.  Consciente, que ha medida que las personas incluidas eleve su nivel personal, en esa medida se esta profundizando la calidad humana del colectivo.  Hay que salirle al paso a la oposición, cuando dicen que el gobierno es ineficiente, haciendo énfasis en el carácter coyuntural de la eficiencia. Y con denuedo plantear,  que el método de investigación lógica deductiva, en base a un modelo dominante que ellos defienden con fervor, están impregnadas de suposiciones con consecuencias  exitosas y ganancias exorbitantes que para preservar su riqueza y ambiciones desmedida,  se han visto obligado a desarrollar un poderío militar y “económico” para oprimir a los que protestan «la mayoría con escasos recursos»  que ven como se desmejora el nivel de vida  y como se destruye el planeta; viendo desaparecer elementos indispensables que sustenta la vida, con suposiciones infundadas soportadas en satisfacer las necesidades de una minoría privilegiada.

Si se tienen las herramientas y hay una necesidad imperiosa  de defender la vida, hay que aplicarla. Al contar como herramienta, la estructura conceptual “FODA” surge la tercera inferencia, donde se puede indicar que aplicar el Constructivismo es una fortaleza, porque esta impregnada de acciones constructivas y de un renovado esfuerzo en la profundidad conceptual en busca de darle a la vida un sentido humanista.  Es una oportunidad, porque se cuenta con una gran mayoría que ven con esperanza el camino trazado por la revolución Bolivariana, con lineamientos tácticos y estratégicos incluidos en el Plan Nacional Simón Bolívar, en la consolidación social, geopolítica, de defensa y de seguridad alimentaria.   Son muchas las debilidades, porque no se han cambiando las estructuras representativas creada por la imaginación en el cerebro del venezolano. Es positivo promover el crear una estructura consciente de su entorno y del rol como sujeto con sentido colectivo y humanista. Las amenazas son muchas, unas que en estos momentos son evidentes al ver la viga en el ojo ajeno y otros que están solapadas y que en cualquier momento puede ser evidente y aflorar cuando las necesidades les aprietan. Es imperante que  los pueblos latinoamericanos y del caribe se fortalezcan, en lo político, económico y social. Se corre el riesgo de supervivencia, sin que e pueda observar ningún vestigio de humildad, de empatía y de perdón « forgiveness»

Ing. Esp.

basilioalezama@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2583 veces.



Basilio A Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: