Esta noche se nos muere un año

Faltan pocos días para que llegue el año más corto del siglo. La causa del fenómeno no será astronómica, sino psico-política, una cuestión de percepción y ansiedad. Al fin, la tierra necesitará las mismas 24 horas para cada rotación sobre su eje imaginario y 365 días para girar alrededor del sol. Sin embargo, algunas criaturas sentirán (y jurarán) que el tiempo transcurrió demasiado rápido o que las semanas y meses fueron demasiados cortos. La vida es así.

Mis amigos escuálidos, los más militantes por supuesto, me han dicho que no tendrán diciembre, porque en lo único que piensan es en el 12 de febrero, día histórico en que el nacerá de las urnas –valga la paradoja- el hijo de Zeus o la bebé de Electra que pondrá fin al régimen del autócrata, o sea. Eso significa que para ellos, el año empieza en febrero, por lo que el mismo sólo tendrá once meses. Los que pierdan en esa contienda, sentirán que su 2012 termina bruscamente el día de la juventud. Un año fulminante, de apenas dos meses, porque los que restan serán insufriblemente vacíos.

Para el feliz ganador en ese país de los ciegos que es la mesa de la “unidad”, el año durará nueve meses, pues empezando el décimo, el mundo se le vendrá encima. El 7 de octubre, los cohetes y fuegos artificiales le anunciarán un adelantado fin de año. Parafraseando a aquel presidente que al final de su mandato gimió que la banca lo engatusó, confesará a sus inconsolables seguidores que “los medios nos engañaron”. La revolución de octubre será una realidad incontestable. Lejos y quedo, el abatido candidato de la Mud escuchará el coro de sus partidarios musitando: “todo se derrumbó, dentro de mí…”

La vida es así. Las encuestas que maneja el chavismo, las que contrata la oposición y las que ordena el imperio, le dan una ventaja de padre y señor nuestro a Hugo Chávez. Los precandidatos de la llamada “alternativa democrática” han dejado a la mesa sin alternativa, casi desvencijada. Su invento postrero, sin duda agónico, fue el de los debates. Craso error. La puesta en escena de los actores develó sus insuficiencias intelectuales y desnudó sus precariedades políticas. Cómo será, que los espectadores, frustrados unos y decepcionados otros, llegaron a añorar a Manuel Rosales, aunque usted no lo crea o le parezca un chiste colorado.

El 7 de octubre –ese “7-O” rojo rojito-, cuando salga la luna y se abran las urnas, se escuchará en las casas escuálidas, en un dolido adelanto decembrino, la voz que invoca cada año las doce uvas de la noche vieja. Nunca será más doloroso pero apropiado el verso nostálgico de Andrés Eloy Blanco que nos dice: “Madre, esta noche se nos muere un año…”. En verdad, se nos morirán muchas cosas porque los meses que faltan para diciembre serán hojas muertas del almanaque, como diría un poeta sin alternativa de la “alternativa democrática”.

Los opositores que vieron terminar su 2012 en las primarias de febrero, se reirán por lo bajo de su entonces efímero vencedor. Aquel triunfo interno, doméstico, fue una victoria pírrica. Lo esperaron en la bajadita. Sabían –ironía de la política- que el comandante los vengaría. Esa gente no perdona. Siempre han acusado a Chávez de fomentar el odio, pero ellos lo han cultivado, puertas adentro, con exquisito sadismo y refinado morbo. Los de Un Nuevo Tiempo detestan su matriz adeca y desean borrarla. Los adecos y los de Primero Justicia se reciprocan su odio. Ramos Allup y Enrique Mendoza tienen en común su rencor a los petimetres. Lo único que los une es su odio hacia Hugo Chávez, pero cuando éste los derrota a todos juntos, Pandora se sale enloquecida de su caja. O de su mesa.

earlejh@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3069 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor