Voy a ser telegráfico, para presentar varios puntos para la reflexión

Reflexiones sobre la cumbre

Positiva la reunión de los jefes de Estado de Latinoamérica y el Caribe y la constitución de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Demuestra que, dentro de las grandes diferencias existentes, es posible concertar sobre aspectos e intereses comunes a nuestras naciones, alrededor de los cuales puede gestarse una unidad que nos beneficie.

Mandatarios de discursos políticos antagónicos: Piñera vs. Castro, Santos vs. Correa o Lobo vs. Ortega, para sólo nombrar algunos, firmaron un documento con acuerdos unánimes que, a pesar de las hipocresías o “cortesías” siempre presentes, demuestra una vez más que es posible el consenso en situaciones no extremas.

Inaceptable la actitud negativa con la cumbre y la creación de la CELAC de grupos opositores. Es una clara confesión de que no tienen intereses nacionales, sino electorales. Demuestra también que Diego Arria no está solo en su conducta contraria a la patria.

Nuestro Presidente invitó a los empresarios de los países visitantes a invertir en Venezuela. Lo escuché hacerlo con los colombianos. Me intriga que se les dé mejor trato a las burguesías de países extranjeros que a la burguesía venezolana. Todos los países prefieren a sus nacionales como empresarios; Venezuela es un caso extrañamente atípico.

José  Manuel Santos estuvo muy claro en la defensa de los intereses de su gobierno. A las preocupaciones de algunos asistentes en relación a la violencia política colombiana, respondió que: “Lo mejor es no hacer nada”, ya que “La paz es un asunto interno colombiano y lo vamos a resolver los colombianos”. Sólo acepta que lo “iluminen”, pero más nada. Nosotros, en cambio, ajustamos nuestras medidas militares fronterizas a los intereses colombianos, en medio de un amoroso discurso.

De las conversaciones Venezuela-Colombia, la empresa Ecopetrol se acerca a obtener el permiso para explotar petróleo venezolano en Apure y  el Golfo de Venezuela (Coquivacoa para Colombia), lo que permitiría que buques colombianos naveguen libremente sobre nuestra plataforma continental, incluso sobre la parte reclamada por los vecinos siguiendo sus históricas políticas expansionistas. Estas elecciones están saliendo muy costosas para Venezuela.

A pesar de la importancia de la CELAC, identificarla como continuación de la propuesta de Bolívar es fruto más de deseos y añoranzas de algunos que de realidades. Para otros, es simple campaña electoral para incorporar al Libertador en la misma. No sólo han pasado dos siglos, sino que países tan importantes como México, Colombia, Chile, Costa Rica y Panamá, tienen un TLC con EEUU, mientras varios países caribeños son liderados por Gran Bretaña en la Mancomunidad de Naciones.

lft3003@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3490 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a135189.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO