No soy eso que creo que soy

Leyendo los respectivos artículos de los distinguidos camaradas Nelson Lanz Fuentes (Lo siento mucho señor presidente: pero ya no puedo seguir apoyándolo) y Anisio Pires (“Réplica constructiva a réplicas que no intentan serlo”), hallo en el primero una conmovedora desilusión dentro de unas explicables contradicciones y, un clemente y bien llevado gesto de conciliación, en el del último.

Y debo enunciar -con lo esforzado, valeroso y firme que me creo, pero que a lo mejor, no soy- que festejo a Chávez como esperanza, aunque falible, como energía histórica demostrada, por su patriotismo sin equívocos, por su devoción, por su capacidad de reflexión, incluso por su quijotismo, por su bondad y en fin por encarnar la idea heroica de la Revolución democrática. Y acepto a la vez (y creo que lo he dicho) que también me contrarían de él muchas cosas. Por ejemplo: que no sea infalible, que sea mortal, que sea gordo, que no sea derecho como yo, que tenga espíritu de sacrificio, que sea inteligente y yo en cambio no, que repita y repita el mismo cuentico personal muy seguido; por sus circunloquios, o sea, que tienda a alargar demasiado las respuestas entre otros defectos que me comprimen y que me hacen en algo soportarlo. Pero es a mí... Muchísimos no sienten lo mismo.

Pero de allí a pensar o decir, como lo dice el camarada Lanz Fuentes expresamente en su mentado artículo, que apoya a Chávez contra los escuálidos, es admitir que no es chavista sino anti escuálido, como hay escuálidos que, no siendo escuálidos, antichavistas es lo que son. Ser chavista es sentir en el alma (convicta y confesa) la Revolución. O sea, que ser chavista en la medida que se es anti escuálido, no significa que se sea, por lo que quizás le cueste al distinguido camarada Lanz Fuentes hacerse merecedor, por ahora, como revolucionario, al sello Norven… (A menos que se considere un revolucionario superlativo, que los ha habido, y que también los hay). Y no siéndose chavista, sino anti escuálido, lógico resulta entonces que se le encuentren a Chávez defectos estructurales, y sobre todo fundamentales, como ese de que su trato con Santos es una muestra de entreguismo a la oligarquía colombiana, sin entrar a considerar, para nada, los objetivos estratégicos de una buena relación con Colombia como país bolivariano y miembro además de la estratégica CELAC.

Me luce por tanto que el apreciado camarada ve la política revolucionaria como por una especie de huequito difuso… Lo mismo eso de que Chávez traicionó su originaria inclinación socialista, cuando socialista hubo de declararse años más tarde de haber alcanzado la presidencia y que, (peor) lo que haya hecho es haber profundizado el capitalismo y por ende la brecha entre ricos y pobres. Eso me parece, por decir lo menos, una extravagancia. Es por eso que el camarada pudiera estar siendo víctima entonces de la ingrata paradoja del yo no soy eso que creo que soy.

Y las reacciones de los también distinguidos camaradas Mónica Hernández y Eduardo Palacios Sevillano, ejemplificadas por Pires, no es que sean las estrictamente correctas, no, pero justificables –pienso- dejándose llevar por el significativo desagrado de ver, de forma inveterada, cómo los saltadores de talanqueras comienzan primero con la obsesiva actitud de ser chinches con Chávez. Vale decir: ¡Dale y dale con Chávez hasta que aparecen en Globovisión o en la embajada gringa ofreciendo sus valiosos servicios! ¿Constituye una calumnia esto? Creo que no, sino más bien un hecho público, notorio y burda de comunicacional.
Pero comparto el criterio del ecuánime camarada Pires en el sentido de lograr los diez millones de votos y que, en lugar de lamentarnos de que alguien nos abandone, lo celebremos entonces con autosuficiencia contrarrevolucionaria.

Por tal virtud ruego al camarada Lanz Fuentes, que no obstante de que haya decidido auto marginarse del proceso revolucionario por razones que no comparto, sin embargo vote por el camarada Chávez en el 2012 sobre todo si, tal como asegura con rotundidad, no votará por el candidato de la contrarrevolucionaria MUD.

PD: Dentro del mismo orden de ideas, saludo alborozado el reflexivo y humano artículo de la camarada Marizeth Rebolledo. 

canano141@yahoo.com.ar


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1252 veces.



Raúl Betancourt López


Visite el perfil de Raúl Betancourt López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raúl Betancourt López

Raúl Betancourt López

Más artículos de este autor