Sentir bolivariano

!Viva la Patria Grande

 Este fin de semana fuimos testigos de un hecho histórico sin precedentes: el nacimiento, con el impulso vital del pueblo, de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC);la cual demarca el proyecto de integración de nuestro padre Simón Bolívar. Podemos decir que este inició su concreción en el año 1824, con la convocatoria que hiciera el Libertador al Congreso Anfictiónico de Panamá, para crear una confederación de las recién independizadas repúblicas; y que había quedado congelado en el tiempo, por las artimañas y saboteos, en aquel entonces, del naciente imperio del norte. Esa necesaria unión entre las naciones en vías de liberación, fue plasmada anteriormente en 1815, en la Carta de Jamaica, calificando como grandiosa la idea de fundar en Latinoamérica, “… una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo”. Algunos estudiosos del Pensamiento Bolivariano, califican a este documento como “la carta profética”. Escribe Bolívar:  “Yo deseo más que otro alguno ver formar en América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riqueza que por su libertad y gloria… Seguramente la unión es la que nos falta para completar la obra de nuestra regeneración… más esta unión no nos vendrá por prodigios divinos sino por efectos sensibles y esfuerzos bien dirigidos”.

La idea original fue elaborada por el patriota venezolano Francisco de Miranda, quien propugnaba la creación de una gran nación a la cual se le llamaría La Gran Colombia, única vía de asegurar la libertad y soberanía de las naciones por liberar. Es importante recordar también a José Martí, quien varios años después advertía:  “…Jamás hubo en América asunto que requiera más sensatez ni pida examen más claro y minucioso, que el convite que los Estados Unidos potentes, repletos de productos invendibles, y determinados a extender sus dominios en América, hacen a las naciones americanas de menor poder… De la tiranía de España supo salvarse la América española; y ahora…, urge decir, porque es la verdad, que ha llegado para la América española la hora de declarar su segunda independencia”.

Ahora mismo, el sábado 3 de diciembre, la CELAC concluyó su primera cumbre con la participación de 33 jefes y jefas de estados, creando entonces,  a través de importantes deliberaciones, debates y discusiones, un nuevo mecanismo de resolución de conflictos y elaboración de políticas comunes que apuntan, no solo hacia la integración de los pueblos, sino hacia la unidad cónsona con los intereses propios de la América Latina y el Caribe. Como una verdadera alternativa ante las intenciones hegemónicas del imperio que saboteo a Bolívar y que se vino fortaleciendo en el tiempo, con el apoyo de algunas naciones europeas. Por ello, esta nueva Comunidad, que fortalece a Nuestra América, ha incorporado a Cuba y dejado fuera a EEUU y Canadá.

Durante el desarrollo de la cumbre se aprobaron 18 importantes documentos, entre los que destacan: La Declaración de Caracas, Procedimientos para el funcionamiento orgánico de la CELAC, el Plan de Acción de Caracas, un comunicado contra el bloqueo a Cuba, una declaración especial en defensa de la democracia, la declaración en apoyo a la Argentina en sus reclamos soberanos sobre las Malvinascontra la Especulación Financiera y la Excesiva Volatilidad de Precios de los Alimentos, sobre Seguridad Alimentaria y Nutricional, entre otros también de trascendencia.

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías dijo que, “si decimos que hemos protagonizado una jornada histórica, no exageramos”, al entregarle la titularidad “pro tempore” al presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien será el anfitrión de la próxima cumbre en el año 2012. Y estos a su vez, junto al siguiente anfitrión en el 2013, Raúl Castro, estarán conformando un órgano permanente al que se le denominó Troika (significa la designación en política a la alianza de tres personajes de idéntico nivel y poder que se unen en un solo esfuerzo para dirigir una entidad o llevar a término una misión), el cual posiblemente, según propuestas levantadas en la misma cumbre, también pueda integrar un jefe representante de los 14 países anglo parlantes.

Es sumamente interesante y, por supuesto, muestra del gran compromiso y trabajo en unión sincera de los pueblos latinoamericanos y caribeños, la Declaración de Caracas; algunos de cuyos fragmentos quisiera compartir con todos y todas a continuación:

“La CELAC es avance en el proceso de integración política, económica, social y cultural haciendo un sabio equilibrio entre la unidad y la diversidad de nuestros pueblos, para que el mecanismo regional de integración sea el espacio idóneo para la expresión de nuestra rica diversidad cultural, y a su vez sea el espacio adecuado para reafirmar la identidad de América Latina y El Caribe, su historia común y sus continuas luchas por la justicia y la libertad… 

…la  CELAC deberá convertirse en un espacio que reivindique el derecho a la existencia, preservación y convivencia de todas las culturas, razas y etnias que habitan en los países de la región, así como el carácter multicultural de nuestros pueblos, y plurinacional de algunos de nuestros países en especial de las comunidades originarias que promueven y recreen la memoria histórica, los saberes y los conocimientos ancestrales… 

Dice más adelante la declaración, en relación a los principios que regirán esta unión: “…reconociendo el derecho que tiene cada nación de construir en paz y libremente su propio sistema político y económico, así como en el marco de las instituciones correspondientes de acuerdo al mandato soberano de su pueblo, los procesos de diálogo, intercambio y negociación política que se activen desde la CELAC deben realizarse tomando en cuenta los siguientes valores y principios comunes: el respeto al Derecho Internacional, la solución pacífica de controversias, la prohibición del uso y de la amenaza del uso de la fuerza, el respeto a la autodeterminación, el respeto a la soberanía, el respeto a la integridad territorial, la no injerencia en los asuntos internos de cada país, la protección y promoción de todos los derechos humanos y de la democracia…”. 

Se abren pues, nuevos horizontes para el avance acelerado hacia la transformación de un sistema que impulse la verdadera igualdad y justicia social en nuestras naciones, contra las artimañas y maniobras de las potencias que quisieran seguir pisoteándonos. Seguimos siendo epicentro de cambios y revoluciones; y la CELAC ahora se vislumbra como  la más alta expresión de la voluntad de unidad, dentro de las diversidades y especificidades de cada región, pero donde en lo sucesivo, se fortalecerán los vínculos políticos económicos, sociales y culturales  para consolidar a nuestra Patria Grande, como una gran comunidad regional que luchará por terminar de derrotar los flagelos que aún golpean a nuestros pueblos; pero que también se mantendrá atenta en defensa del desarrollo sustentable, en defensa de la soberanía, la independencia y la autodeterminación de nuestros pueblos . Padre Bolívar, se va haciendo realidad tu profecía: “…Cuando, después de cien siglos, la posteridad busque el origen de nuestro derecho público, y recuerden los pactos que consolidaron su destino, registrarán con respeto los protocolos del Istmo. En él, encontrarán el plan de las primeras alianzas, que trazará la marcha de nuestras relaciones con el universo. ¿Qué será entonces el istmo de Corinto comparado con el de Panamá?”. 

Independencia y Patria Socialista!!!

Viviremos y venceremos!!! 

sentirbolivarianobarinas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2285 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: