Hugo Chávez y Víctor Álvarez

¿Qué tienen en común estos dos venezolanos? ¿Las ideas de Víctor Álvarez forman parte de otro modelo socialista?

Es posible que haya muchos encuentros e identidades entre estos dos venezolanos, pero apuesto, que las probabilidades de desencuentros son mayores y únicamente los acerca, el qué queremos y no; el cómo logramos transitar hacia una sociedad socialista para Venezuela.

Deseo exponer desde el comienzo, que no pretendo comparar dos venezolanos que tienen su valor e importancia para nosotros, deseo más bien, destacar que cada día toma mayor sentido un gran debate dentro del proceso y Chávez, por ser el gran líder de esta revolución; es indiscutiblemente la referencia obligada, pero necesitamos de otras referencias para ponerle más sentido a la búsqueda de ideas que iluminen la construcción del socialismo en Venezuela.

No es necesario a veces, que una persona manifieste cercanía o distancia hacia los planteamientos o idea de un intelectual; el silencio y las omisiones son suficientes para comprender ciertas cosas. No he visto el nombre de Víctor Álvarez en una cadena o intervención del comandante y aunque esto no parece relevante para juzgar la calidad de una obra, esa ausencia la observo como una postura. Tampoco es que Chávez acostumbra a referir en sus cadenas y alocuciones la obra de muchos intelectuales actuales venezolanos; salvo las menciones de Jorge Giordani; la ausencia de otros es notoria. Este vació se nota más, porque Chávez entre muchas de sus virtudes, tiene la costumbre de comunicar la estrecha amistad que guarda con los libros y la lectura.

La lista de intelectuales venezolanos dedicados a sistematizar un cuerpo de ideas en el campo económico para impulsar el desarrollo de una sociedad socialista, no es muy larga. Pienso que es muy corta y una de estas figuras, indiscutiblemente es Víctor Álvarez. No digo de principio, que Álvarez tiene en sus manos y su mente una propuesta incuestionable y que esté exento de alguna crítica, pero ahí está un trabajo intelectual que por lo menos parte de una caracterización de Venezuela.

No es el sentido de estas líneas, reconocer o decir que la obra de Víctor Álvarez sea por ejemplo del mismo alcance teórico que la de István Meszaros. No sugiero ni siquiera una comparación, pero por alguna razón; Chávez que es tan amigo de los libros, de la lectura y de sugerirles a los venezolanos y venezolanas ciertas lecturas, no haya recomendado por lo menos uno de los libros de Víctor Álvarez para que ampliemos nuestra panorámica teórica. Hay textos clásicos de políticos de otras realidades que uno debe cargarlo toda la vida, pero la tropicalización, el rentismo petrolero, la cultura del facilismo y otras manifestaciones no muy ajustadas a las directrices del socialismo del siglo XXI han sido históricamente una manera de colocarnos frente a la ventana-país para mirar el paisaje, en consecuencia; los aportes de venezolanos que nos induzcan e introduzcan a una lectura distinta deben ser promovidas también, aunque no la compartamos porque de lo que se trata es de construir una sociedad socialista sobre un soberano chaparrón de ideas. Es la única manera de espantar los viejos fantasmas.

Si existen dos puntos problemáticos de la coyuntura venezolana que reclaman de un amplio debate dentro del campo de la revolución por los retos y definiciones que vendrán, evidentemente que uno de estos dos puntos tienen que ver con el tratamiento de la política económica y el otro, se concreta en la propuesta del Poder Popular. Ambos ejes problemático son las dos piezas que le ofrecen perfil y contenido al Estado Comunal.

En ambos puntos, las ideas de Víctor Álvarez que podemos leer en sus libros y artículos, tienen sentido como propuestas para compartirlas o incluir en el debate. Sin ir al fondo del asunto; Víctor Álvarez ha insistido bastante en que esta etapa de transición que ha transitado su tiempo; el capitalismo ha salido fortalecido y este fortalecimiento se ha demostrado con datos sobre la propia dinámica económica. En el punto de cómo avanzar económicamente hacia el modelo de sociedad contenida en la propuesta revolucionaria, hay una distancia entre Álvarez y Chávez. El comandante, aunque es uno de los principales promotores de las nuevas ideas sobre las cuales se sustenta la propuesta del Socialismo del Siglo XXI, en la práctica está como atado a la política tradicional del socialismo del siglo XX y Víctor Álvarez reflexiona sobre este hecho. El sentido de las expropiaciones y el excesivo papel del Estado en ese proceso miran de frente esa opción del llamado socialismo tradicional.

El remedio para esta enfermedad o comportamiento en esta etapa de transición, parece ser el darle soltura al Poder Popular. Ahí se percibe cierta coincidencia en la idea, pero en lo realidad; el poder del Estado y del Partido inclina la balanza hacia el establecimiento del viejo patrón. Son los puntos focales del debate entre nosotros y de ahí la necesidad de incorporar todas las referencias posibles para alimentar una propuesta que contraviene los ejes sobre los cuales se sostuvo el socialismo del siglo XX.

evaristomarcano@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1521 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a134486.htmlCd0NV CAC = Y co = US