Retroceso agrario

La propaganda oficial en el sector agrícola choca totalmente con el estado real de nuestra agricultura actual. En cuñas televisivas se repite y repite que estamos próximos a realizar un milagro agrícola, que nos llevará a la autosuficiencia alimentaria, lo que demuestra, junto con la neo apertura petrolera de la Faja del Orinoco, el rescate de la soberanía nacional. Así mismo se pronuncian diputados y funcionarios oficiales, quienes excusan las “pequeñas” insuficiencias habidas con el golpe de abril de 2002 y el permanente saboteo de la oligarquía venezolana. Es la misma conseja del gobierno cubano, para quien el bloqueo económico de EEUU es el responsable de todos sus males, mientras quienes tienen más de medio siglo gobernando no tienen ninguna responsabilidad en el asunto.

En ese mismo medio siglo, la hoy República de Vietnam sufrió la mayor de todas las invasiones estadounidenses, que asesinó a cientos de miles de vietnamitas, dejó incapacitados a otros tantos, destruyó sus cultivos y envenenó sus tierras y aguas, demolió sus ciudades, fábricas y hospitales y dejó un país en ruinas, pero con una dirigencia fuera de serie y un partido comunista que tuvo en el interés nacional su prioridad absoluta, que supo sobreponerse y llevar a su pueblo a la situación actual de bienestar. No vivieron de la queja permanente, ni se escudaron detrás de las agresiones sufridas, a pesar de haber soportado los efectos deletéreos de guerras previas con los franceses y los japoneses, invasiones que igualmente derrotaron luego de años de luchas y sufrimientos.

No se entiende cuál es el milagro de importar hoy café de Nicaragua, tanto en granos como molido, si en el pasado llegamos incluso a exportar. ¿Qué se hizo la inversión billonaria en este rubro, que no nos llevó a “potencia” cafetalera? Hoy, el café no se encuentra en los mercados, ni siquiera en los oficiales, y la oposición nada tiene que ver con ello. Otro tanto ocurrió con el cacao; recuerdo aquello de la “ruta del chocolate” y de declararlo rubro bandera. El pollo que comemos es en parte importado, cuando antes nuestra producción satisfacía las necesidades. De carne se importaba 5 a 10%, hoy se compra en Argentina, Brasil y Uruguay, la mitad de la consumida. ¿Arroz, azúcar y maíz? Se importan también. El mismo Presidente reconoció hace poco nuestra dependencia alimentaria.

Estos patéticos resultados, luego de 12 años de gobierno, significan que las acciones ejecutadas han sido incorrectas, por lo que habría que revisarlas. Si ha habido saboteo, no ha sido de la oposición, no porque no quiera, sino porque no puede. Si lo hubiera hecho, sin que el Gobierno pudiera impedírselo, habría que reconocer la derrota y proceder en consecuencia. Los saboteadores son los supuestos bolivarianos y “amigos solidarios” extranjeros, que hacen sus negocios y obtienen sus comisiones en dólares en el exterior.   

  lft3003@yahoo.com  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1328 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a133971.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO