Chávez cumple 40 años como soldado

Nos encontramos con el presidente Chávez en una explanada de la Colina del Gato, en terrenos del Fuerte Tiuna.Un día antes de cumplirse 40 años de haber sido investido como cadete, un día antes de cumplirse 40 años de empezar a “presentir lo que venía”, una día antes de empezar a sentir los “signos precursores”. Un día antes cuenta que el cuerpo se le “empeluzcaba”. Nos encontramos pues, con el Presidente un día antes de sentir un viento que llegaba “que anunciaba cosas que venían”. Y el presentimiento “daba espanto”.

Fue un 6 de noviembre de 1971 cuando el hoy presidente de la República Bolivariana de Venezuela llegó a la Academia Militar con un guante de beisbol debajo del brazo . “Era un veguero de Barinas”, y aquí en esta colina nos “sacaban la chicha”.

“Una explanada donde nos cayó una lluvia de 150 años de historia, comencé a sentirla pronto, y pronto dejé a un lado el sueño de 16 años de seguir al Látigo Chávez y se me quedó en el corazón al igual que los Navegantes del Magallanes”.

La Escuela Militar, Bolívar, Zamora y Jacinto Pérez Arcay y la miseria en la que vivía el pueblo venezolano fueron formando al cadete Chávez. Los recuerdos llegan y se riegan por la explanada.

“Un día como mañana a nosotros nos invistieron”. Es el día en que le entregan la daga al cadete, es el juramento con el arma. Después de tres meses duros. Es un proceso muy exigente, con exigencias físicas y académicas. Y cuando recibió la daga, sólo en ese momento dijo el muchacho de Sabaneta “la cosa como que va en serio y me entró un frío por dentro. Soy un soldado”.

MUCHACHO SIMPLE
Un día antes de cumplirse cuarenta años de la investidura como cadete, un día antes de cumplirse cuarenta años de convertirse “en serio” en soldado, una periodista le suelta la pregunta en la explanada de la Colina del Gato. ¿Desde cadete era bolivariano? “No, que va. Cuando entré a la Academia militar era un muchacho simple. Deportista, buen deportista, quería superarme, andaba buscando camino. No había tenido militancia política. Lo mío era el beisbol”.

Fue en la Academia militar, donde se hizo bolivariano. Y decir bolivariano es decir justicia, es decir amor, es decir patria. “Antes de graduarme andaba en un camino que me espantaba”. 40 años han transcurrido y aún recuerda las señas y los vientos que llegaban.

CONTEXTO NECESARIO
Un día antes de cumplirse 40 años de la investidura como cadete, el Presidente recuerda la Venezuela que lo acechaba, que lo buscaba. “Cuando yo llegué a la Academia ya esta colina se llamaba Gato. Legendaria colina, porque por aquí se hacían las marchas con el equipo, el fusil. El trote hacia la montaña. Y de ahí ves a Prados del Este, Cumbres de Curumo. Son como los dos rostros, uno comenzó a percibir los dos rostros de una misma realidad. La extrema riqueza y la riqueza por allá y la pobreza, y la extrema pobreza por el otro”.

Un día antes de cumplirse 40 años de la investidura como cadete, el Presidente recuerda el nacimiento del Movimiento al Socialismo, del PPT de Alfredo Maneiro, de sus contactos cercanos con la gente de los barrios de Caracas. “Uno era como una semilla, que cayó en tierra fértil y cayó el abono y cayó el agua”.

Un día antes de cumplirse 40 años de la investidura como cadete, el comandante recuerda que la soledad que “inundaba” a Fidel en América no existe. Asegura que hoy será reelecto Daniel Ortega, celebra la reelección de Cristina Fernández y las presidencias de Dilma Roussef, Evo Morales y Rafael Correa. Hoy, 40 años después, todo es distinto.


mechacin@gmail
@mercedeschacin


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1708 veces.



Mercedes Chacín


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a133303.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO