Francisco de Miranda

¿Que pasó con los hijos del general?

El precursor de la independencia de Venezuela, General Francisco de Miranda, vivió en Londres casado con una escocesa de nombre Sarah Andrews, con ella tuvo dos hijos, uno de nombre Leandro, en inglés se pronuncia Leander, nacido el 9 de Octubre de 1.804 y el otro de nombre Francisco nacido el 27 de febrero de 1.806. Francisco una vez llegado a Bogotá, en poco tiempo se convierte en uno de los edecanes del Libertador Simón Bolívar y es por ello que asiste a un baile en el Palacio de San Carlos, Bogotá, este baile con ocasión de celebrar del día de San Simón, 28 de Octubre. Casi al finalizar la fiesta y estando un poco cansado, Francisco se sienta en un sofá sin percatarse que allí estaba un pequeño envase de perfume, Francisco al sentarse siente que algo se ha roto. Poco después regresa a su asiento la dama propietaria de aquel envase y que bailaba con el Embajador de Holanda de nombre Von Steuers, el teniente Francisco muy apenado le pide disculpas por lo acontecido con su perfume y ella muy delicadamente no le presta mayor importancia al asunto, pero un amigo le advierte a Francisco que el Embajador holandés está furioso, que era un tipo de mal genio y muy rencoroso, no había terminado el amigo de decirle ésto cuando el Embajador insulta a Francisco furiosamente, a pesar de la intervención de la dama. El día siguiente un coronel de apellido Johnson fue de parte del Embajador a la casa de Francisco a pedir explicación sobre el asunto del perfume y por más que el joven Francisco pide mil disculpas alegando que no había visto el envase y que nunca su intención había sido romperlo, ninguna disculpa calma al furibundo Embajador que días después lo reta a batirse a muerte en el campo del honor; el teniente Francisco para la época solo contaba con 21 años de edad. El Embajador había hecho conocer por toda Bogotá que él se había batido en doce oportunidades a duelo, por lo que padrino del lance decide darle clase de tiro a Francisco, que en su vida había empuñado una pistola de duelo. Llegado el día para el duelo, muy temprano el teniente Francisco Miranda Andrews ve llegar a su adversario y poco después se encuentran uno de otro a veinte pasos y a la cuenta de tres el Embajador dispara sin ocasionar ningún daño al joven Francisco, entonces éste se acerca al Embajador y le dice “Excelencia, si usted quiere damos por terminado el duelo” y el holandés soberbio le responde “Jovencito usted no me va a dar lecciones, vuelva a su puesto y dispare, no sea cobarde” Y el joven regresando a su puesto dispara sobre el Embajador que cae fulminado. El padrino del duelo de Francisco se acerca al Embajador y al comprobar que ya no vive le dice a Francisco “Está muerto, tiene el tiro en la cabeza. Mejor nos vamos antes de que llegue la ley”

Leandro y Francisco habían llegado a Bogotá en 1.824 e inmediatamente fueron protegidos por el Libertador. Leandro al poco tiempo monta una imprenta y publica el periódico llamado “El Constitucional” dedicado a la defensa del proceso revolucionario bolivariano y editado en español y francés. En cambio Francisco, por haber recibido educación militar ingresa al ejército patrio, por lo cual en cierta ocasión llega ha ser edecán del Libertador. Mientras Leandro seguía con su periódico defendiendo vehementemente la causa patriota, Francisco después del duelo con el Embajador holandés se viene a Venezuela y en 1828 ocupa el cargo de teniente del batallón Carabobo en la Guaira, siendo uno de los firmantes de un comunicado rechazando el movimiento separatista de La Cosiata. En 1.830 vuelve a Bogotá como edecán del general Mosquera y al morir Bolívar se ve envuelto en la persecución de los amigos de El Libertador. Un poco después se le ve alistado para combatir en defensa de la causa de Bolívar en la batalla de Cerinza, Casanare, Colombia, cayendo prisionero y fusilado por orden de un general de apellido Moreno. Leandro sigue con su periódico y en 1828 lo habían nombrado miembro de la Cancillería de la Gran Colombia, pero cuando sucede la separación de los países integrantes de la Gran Colombia, pierde su empleo y sale del país radicándose en Londres. Un poco después está entre los fundadores de un banco europeo en Venezuela y ayuda a las labores diplomáticas del gobierno para manejar la enorme deuda venezolana con Inglaterra. Leandro se casa con una sobrinas de general Soublette llamada Teresa Dalla-Costa y tuvo cuatro hijos, dos varones que heredan el gusto por la aventura y de las dos hijas una murió asesinada por un oficial italiano obsesionado por la belleza de la dama que al no aceptar sus requerimientos, la espera en el cementerio y ante la tumba de su esposo la asesina. Leandro de Miranda Andrews muere en Londres en el mes de diciembre de 1.886.

joseameliach@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 23782 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a132420.htmlCd0NV CAC = Y co = US