"El que se quiera joder que se joda"

Así dice un dicho popular, cuando se quiere referir a la manía de algunas personas de lanzarse por el abismo, sabiendo que lo que lleva a cuestas, es la caja de herramientas y no el paracaídas. Da tristeza y pena ajena como hermano del pueblo colombiano, advertido sobre las pretensiones de los imperios desde la época de los libertadores, epicentro del proyecto integracionista mas ambicioso del general Bolívar, pero subyugado siempre, ante el respingado sombrero azul del Tío Sam que apostó a sacar las mismas palomas de la paz y la libertad, que mas tarde se convertirían en las más feroces aves de rapiña que han dejado a muchos pueblos huesudos y descarnados.

Los tratados de libre comercio, antes, quizás vías de escape a economías estancadas, con políticas de “sálvese quien pueda” o “agarrando aunque sea fallo”, hoy anacrónicos, vende patrias o entrega patrias, solo han sido vistas por el cenado norteamericano, tantas veces opuesto al indiferente proyecto de la derecha latinoamericana, como un aliciente o pañito caliente para campear la malograda economía del cóndor mayor, cuyas garras vacías se preparan para desgarrar indefensos manjares para  su nido.

¿Que busca Latinoamérica y el mundo en economías traga pueblos?, ¿Será que no ven los grandes inversores, conductores de pueblos y lideres espirituales, la trágica sonrisa de los poderosos y el triste repiquetear de sus bolsas? ¿Será que no ven los pueblos sus propias tragedias y siguen añorando la felicidad virtual del capitalismo, negando de plano las revoluciones en Madrid, Francia, Italia, Wall Street, etc.etc etc.?

Ya no hace alcanza un  medio de comunicación para callarnos, ya no sirve la fuerza publica, sus caballos de acero y carne para arrodillarnos, ya no nos atemorizan sus cañones y sus embajadores, el miedo simplemente ha desaparecido y se levantan gigantes por mucho tiempo dormidos…

El titulo de este articulo es mío, simplemente un hijo de Bolívar mas, que reclama la tranquilidad pasmosa de los que quieren seguir siendo ciegos con luces tan enceguecedoras, como las que estamos viendo en tiempos de revolución. Nuestro presidente Hugo Chávez es menos radical y más inclusivo y los invita a no claudicar.

Patria socialista y Chávez 

eliasmar@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2186 veces.



Elias Martinez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor