Una instancia para la unidad de acción

El Polo Patriótico es el pueblo organizado en defensa de la revolución

Interesante debate dimos en Caracas (13/10/11), un conjunto de dirigentes sindicales que militamos en la UNETE, invitados por el COLECTIVO DE TRABAJADORES EN REVOLUCIÓN; tratando de caracterizar los elementos fundamentales que la clase obrera bolivariana; y muy particularmente, la comprometida organizadamente en UNETE, habremos de tomar en cuenta, para superar los efectos perniciosos del diversionismo ideológico que suele activar el reformismo oportunista, en cada una de las nobles iniciativas organizativas que se ponen en desarrollo, por parte de los factores sociales que asumen con responsabilidad revolucionaria, llevar adelante un proceso de verdadero cambio y transformación social, como el que opera en los actuales momentos en Venezuela, con la REVOLUCIÓN BOLIVARIANA.

La propuesta de constitución del POLO PATRIÓTICO, que desde hace algún tiempo venía siendo planteado por el Cdte. Chávez y que recién concretara con la invitación al registro de las organizaciones sociales y partidistas del proceso bolivariano, resulta novedoso para quienes se involucran por primera vez en una revolución, con el Cdte. Chávez. No así, para quienes hemos venido dando nuestro aporte, en la Revolución Bolivariana, sobre la base de una conciencia revolucionaria adquirida, ideológica y políticamente, haciéndole seguimiento a la revolución mundial, específicamente en su historia de la lucha de clases.

Hago la precisión  en tiempo y espacio, porque la dialéctica en toda revolución jamás debe estar divorciada del materialismo histórico, si es una revolución verdadera. Y además, porque iniciativas como la de POLO PATRIÓTICO hoy, han habido experiencias, en la lucha mundial anti imperialista, que no podemos desestimar si queremos lograr la consolidación revolucionaria del Polo Patriótico. De allí que consideremos que EL POLO PATRIOTICO ES EL PUEBLO ORGANIZADO PARA LA DEFENSA DE LA REVOLUCIÓN. Y en lo que respecta al movimiento obrero y sindical organizado, como integrante de esta importante expresión de UNIDAD POPULAR, necesitamos definir públicamente, los parámetros sobre los cuales debemos actuar los trabajadores organizados. En tal sentido, en orden de prioridades, precisamos lo siguiente:

  • Para que la revolución continúe en sus líneas fundamentales de Revolución Bolivariana, desde el punto de vista electoral, la clase obrera venezolana debe cerrar filas, no solo en el Polo Patriótico, sino también, en la MISIÓN 7 DE OCTUBRE-2012, para garantizar masivamente la REELECCION DEL PRESIDENTE Chávez.
  • Defender la Revolución Bolivariana, es defender la Patria y su Soberanía, de la amenaza intervencionista, criminal y belicista de la trilogía imperialista (EEUU-Francia-Inglaterra). Recordemos, “cuando veas las barbas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo”.
  • Si la masa trabajadora venezolana, de corazón desea se consolide nuestra revolución, debe agotar esfuerzos por ocupar su puesto, con calor obrero y sindical, a través de su genuina representación, la UNETE, en los escenarios de integración y unidad latinoamericana y caribeña, que en acertada política internacional, ha venido impulsando protagónicamente la Revolución Bolivariana: CELAC, UNASUR, PETROCARIBE, MERCOSUR, etc. Así mismo, la UNETE debe potenciar revolucionaria y clasistamente su consecuente defensa de los intereses de la clase obrera y de la Revolución Bolivariana, en los foros internacionales en lo cuales Venezuela tiene presencia activa, como en la OIT, FSM, EL ESNA, etc.
  • Según el compromiso que la UNETE  ha venido asumiendo en el desarrollo del proceso revolucionario venezolano, obviamente que no podemos descuidar, por ningún respecto, la ineludible responsabilidad de defender los derechos y libertades sindicales de la masa trabajadora, que en nuestro país vienen siendo atropellados impunemente, no como política anti obrera del gobierno, cuando por el contrario, el Pdte. Chávez se declara confesamente obrerista; sino por funcionarios públicos, gerentes y burocracia administrativa, gobernadores, alcaldes, ministros, jueces y magistrados que no han logrado superar la mezquina conducta pequeñoburguesa de prepotencia, autoritarismo y autosuficiencia que en la gestión de cargos que les da la revolución, les hace sentir superiores y privilegiados frente al modesto trabajador; y siempre tratan de mediatizarlo, manipularlo y hasta vejarlo, cuando en procura del legítimo derecho a luchar por mejores condiciones de vida y de trabajo, se organiza en sindicatos, impulsa sus convenciones colectivas  o reclama la defensa de  su salud en el medio laboral a Inpsasel.
  • La mediatización y táctica dilatoria que la AN le ha aplicado a la aprobación de una NUEVA LEY ORGANICA DEL TRABAJO, indudablemente que pone la movilización de los trabajadores por su pronta aprobación, en el mismo orden de prioridades que nos impone LA MISION 7 DE OCTUBRE, PARA LA REELECCION DEL PRESIDENTE CHÁVEZ. Ambas cosas son de trascendental importancia para que la clase obrera venezolana  repotencie su fuerza para jugar el rol que le corresponde en los actuales momentos.
  • Adecentamiento de la justicia venezolana, a todos sus niveles, para que no continúe impunemente la criminalización de la lucha de los trabajadores en el País. Execrar la nefasta figura del sicariato, la impunidad del crimen y la sociedad de cómplices en el ambiente laboral venezolano, deberán ser metas improrrogables de tal adecentamiento de la justicia que exige hoy la masa trabajadora.
  • Control obrero y contraloría social a todos los niveles de la gestión pública; y muy particularmente, en el MPPTRASS y a nivel de la gerencia y administración de las empresas de producción y servicio social en manos del Estado, es tarea inaplazable en los planes de acción que unitariamente nos propongamos planificar y desarrollar desde el POLO PATRIÓTICO.
  • Discutir seriamente, sin entreguismo, pero con racionalidad patriótica y revolucionaria, el papel de los trabajadores dentro de UN ESTADO Y UN GOBIERNO EN REVOLUCIÓN. Definir conceptos de PODER POPULAR, PODER OBRERO, CONTROL OBRERO Y CONSEJO SOCIALISTA DE TRABAJADORES.
  • Conjugar con el poder popular y activar en las luchas concretas la complementariedad solidaria, para que los planes de acción conjunta no sean mediatizados o saboteados con posiciones prejuiciadas por el sectarismo, miserias personales o espíritus de grupo

Esta apretada síntesis de elementos, en principio, habrán de ser base programática de UNETE y sus organizaciones sindicales filiales, a nivel nacional y regional, para normar el compromiso como integrantes del POLO PATRIÓTICO; y el cual fuera ratificado de manera unánime por los participantes en el evento que convocara el COLECTIVO DE TRABAJADORES EN REVOLUCIÓN.

lavozdelostrabajadores@gmail.com 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2821 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas