Tackles Política Adentro 47

¿Coincidencia? En campaña aumentan los atracos

 No han pensado que, cuando ya están cerca las campañas electorales, proliferan los atracos a los transportes de valores. ¿Qué coincidencia no? Hay quienes recuerdan que, cuando Teodoro
comandaba la vanguardia de la ultra y a la vez era candidato presidencial, se desataban los asaltos a los bancos. ¡Claro, eso también era pura coincidencia! Actualmente ni para la retaguardia, Teodoro quedó nada más que, para hacer sus payasadas con su tabloide tal cual.

          Entiéndase claro que no estoy emitiendo juicios de valores, ni estoy exponiendo a nadie al escarnio público. En términos de semántica, aquí todo se sabe, es como el cuento del espía ruso. Prometo echar ese cuento en otra entrega. Como los escritores, suelen aclarar: Los nombres son ficticios, cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia.

          Esos tipos de atracos, suelen ocurrir sólo en víspera de campaña electoral. ¿Será acaso la ultraderecha?, porque  en la década de los 70, 80 y parte de los 90, decían que era la ultraizquierda. Podríamos seguir especulando, que todo eso es el caldo de cultivo de los mafiosos que todo lo corrompen a punta de billete y el pueblo lo sabe.

          Continúo con la semántica: Seguramente los opositores dirán, eso es pura coincidencia. Porque la inseguridad creció, cuando Chávez llegó al poder. Ahora los atracadores tienen armas sofisticadas de fabricación comunista. Y tratan de etiquetar a los líderes nacionales de nuestra revolución, con actos que van más allá de una simple corrupción administrativa.

          Quieren enlodar a nuestros líderes, con esos mega-atracos, que para mí particular criterio, no tienen nada que ver con la delincuencia común, sino que podría ser una súper delincuencia organizada, que a lo mejor es traída del exterior, cuidado si no es de allá mismo de ese llamado Departamento del Tesoro o de la CIA, que de vez en cuando se infiltran entre los opositores, para reforzarlos con recursos.

          Para nadie es un secreto que, durante la IV República, el financiamiento de las pasadas campañas electorales, en su gran mayoría, eran soportadas con fondos del narcotráfico, claro no era un reparto a vox populi, los candidatos que no tenían chance, no le daban ni un refrigerio. Es decir, el mismo gobierno bipartidista con su departamento del narco-lavado, se encargaba de comprar diputados, alcaldes, gobernadores y presidentes.

          Todo ladrón juzga por su condición, así reza el refrán. Cuando ellos eran gobierno ocurría de todo y nadie hacía ni decía nada. Ahora que son oposición, creen que nuestro Presidente y demás gobernantes, tienen el mismo patrón de conducta delictiva, como ellos la seguirán teniendo si regresaran al poder. Tal vez, así era como se repartían los dividendos de esa corporación internacional del narcotráfico y las autoridades de Estados Unidos no se metían en eso, porque el imperio estaba contento y muy ocupado saqueando nuestro petróleo.

    El poder económico de las democracias representativas de los países subalternos, se doblegan a los grandes magnates, jefes del gran poder económico del imperio. Pero aquí en Venezuela, ya no más. Por eso ahora financian a las ong’s  en toda la América. Donde creen que el socialismo llegará para crear mella.

    El poder popular pide a los honorables Diputados socialistas, que deberían sancionar una ley, que eleve los delitos de atracos, homicidios, robos, hurtos, corrupción en hospitales, en mercales, en PDVSA, entre otros, a la gravísima categoría de “lesa humanidad” y de ese modo, los victimarios o corruptos, no tendrán ningún tipo de beneficio.

    ¿Cuándo en la cuarta república, las autoridades nacionales atacaban al narcotráfico? Nunca lo hicieron. Sólo con nuestra revolución y por supuesto, con nuestro súper ministro policía Tareck El Aissami, esa corporación internacional del narcotráfico y narco-lavado, tiene sus días contados en nuestra patria socialista.

    Ya van más de 28 pistas clandestinas destruidas y muchas toneladas de drogas incineradas. Las comunidades organizadas deben sumarse a la lucha del micro tráfico de las barriadas, tomen nota de los vehículos que suministran a los vendedores en los barrios y  denúncienlos al 0800242 72 24 y también envíen al dibise 645 mensajes de textos. Hasta la próxima.

yjmosqueda@gmail.com

yjacobo_58@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2185 veces.



Ysaac Jacobo Mosqueda

Representante de la Fundación Por La Dignidad de Aragua. Luchador Socialista. Militante del PSUV. Miembro de la vieja vanguardia del MBR (Paracaidista 76-86).

 yjmosqueda@gmail.com      @ysamosqueda

Visite el perfil de Ysaac Jacobo Mosqueda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ysaac Jacobo Mosqueda

Ysaac Jacobo Mosqueda

Más artículos de este autor


Notas relacionadas