Damnificados: ayer calvario, hoy esperanza

Sólo quienes han padecido el terror de quedar en la calle en medio de un aguacero, saben lo que significa tan terrible vivencia. Lo sabemos, incluso, quienes sin llegar a tan sufrido cuadro hemos estado a punto de amanecer bajo escombros, como consecuencia de las condiciones de vida que en algún momento hemos soportado.

En nuestra Venezuela, siempre los ha habido. Han existido desde la Independencia misma, cuando José Antonio Páez mandó la burra pa’l monte y dejó tanto a soldados como a campesinos en el ladre total para entregarse a la oligarquía de entonces. Es hija de la injusticia y sus consecuencias.

Hoy todas y todos conocemos el asunto: los más pobres, humillados y vejados fueron lanzados a la cúspide de las montañas citadinas durante la Cuarta República. La explotación del hombre por el hombre, tiene en esas cimas su más cruel rostro.

No obstante, entre ayer y hoy existe una diferencia. Muy notable: adecos y copeyanos fueron inmisericordes, insensibles, deslastrados de todo sentido de humanidad hacia hermanas y hermanos en desgracia. Hoy, la Revolución asume con responsabilidad de Estado el problema.

Cierto es que buena parte de los refugios ya significan un calvario para un sector de nuestros compatriotas. Compartir un pequeño espacio con otras familias durante meses implica hasta la pérdida de la privacidad pero, a diferencia del pasado, todas y todos ellos gozan de la garantía de la palabra de Hugo Chávez para acceder a una bienhechuría propia: “De allí saldrán para una casa digna” ha reiterado ya no se sabe cuántas veces el líder. Es más: ese compromiso ya es realidad en centenas y centenas de familia que hermosamente lloran luego de cruzar la vivienda entregada y equipada por el Gobierno Nacional.

Antes, y es bueno no olvidarlo, ese desenlace se reducía a un espejismo. El tráiler como casucha, el engaño y la represión policial ante las protestas que exigían un trato digno, fueron las respuestas oficiales que más nunca deben volver a nuestro país.


ildegargil@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1475 veces.



Ildegar Gil

Comunicador social

 ildegargil@gmail.com

Visite el perfil de Ildegar Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: