Domesticación Imperialista

El gran logro de la democracia representativa de Acción Democrática, COPEI y la clase dominante en nuestra nación mantuvo sus frutos por décadas, facilitaron la culturización capitalista en masas a través de los medios de comunicación, de las empresas privadas, la educación primaria hasta la universitaria, fundamentando así este sistema en todos los niveles conocidos para la domesticación mental. El modelo económico fue impuesto en lo social, lo político, religioso y militar hasta hace una década permeando las nuevas generaciones.

Así crecimos, así concebimos al mundo y nuestro entorno, formados por modelos, filosofías y creencias en torno a una concepción mercantilista e individualista de la sociedad que dio sus frutos en lo económico, en lo político y en lo militar. En lo económico creó y sostuvo a un pequeño porcentaje de familias que se hicieron poderosas e influyentes en la nación, impusieron un sistema financiero que garantizará el enriquecimiento de las capas medias y altas del país. En lo político se afianzó a través de las leyes de la Constitución del 1961 hacia atrás, por medio de decretos, la creación de estructuras de poder regional para sostener el sistema que en lo que se denomina históricamente, La Cuarta República.

Para esto había que moldear a las demás capas de la sociedad y se necesitó un sistema educativo que obedeciera a un establecimiento mental, ideológico y conceptual que obedeciera al sostenimiento del sistema necesario para la dominación, para ello se dictaron leyes educativas, se diseñaron políticas de Estado en base a la educación; la realización de pensum de estudios; tanto escolar como universitario, que formará personas con una mentalidad capitalista así alcanzado a tener generaciones de hombres y mujeres que reemplazarán y defendieran el modelo que se imponía.

Controlando el poder económico, el poder político, la educación, se necesitaba de otro poder que pudiese adormecer a la gran mayoría de los venezolanos y extranjeros residentes en el país,esto es por medio de la Fe, en especial la católica y más tarde la evangélica, fueron las organizaciones religiosas que sutilmente, a conciencia o no, el moldear a las masas para la inactividad política, de conducir a los feligreses a las metas divinas del más allá sin importar mucho el más acá.

A través de las religiones se logró la apatía del pueblo a la lucha liberadora y de clases. Ciertamente hay cristianos progresistas de mente política y social de liberación, pero hay líderes tanto de la Jerarquía Católica como evangélica, Testigos de Jehová y de corrientes de filosofías orientalistas que desestiman a sus seguidores de la participación política y organizativa cuando afirman que son apolíticos, así de esa forma las grandes masas de creyentes se abstienen de la participación directa en los grandes temas del país, eso explica porque tenemos dos extremos; por un lado una Jerarquía católica que en su mayoría ataca el proceso revolucionario del pueblo mientras por el otro la ausencia de voz de los líderes de otras confesiones en los temas importantes de la nación.

Imaginemos por ejemplo, si esa fuerza organizadora, estructural y eficiente de las organizaciones evangélicas que se enfocan en ganar adeptos, lograr beneficios económicos, impulsar programas sociales añadieran dentro de su formación la conciencia política liberadora y no la complicidad política y del sistema capitalista con el silencio, fuesen arrolladores, pasaron décadas para que sectores populares de las Iglesias Evangélicas participaran en la política.

Pero en este proceso de dominación y sometimiento sistemático de nuestra sociedad añadiéramos el trabajo del los Medios de Comunicación privados, el cual a través del entretenimiento simple y antiintelectual, del modelo presentado de una sociedad perfecta en los Estados Unidos y Europa, la presentación de la violencia, lo sexual y lo comercial como valores de vida sin cambio alguno, hicieron de millones de venezolanos y extranjeros títeres del sistema capitalista.

Los resultados lo hemos vivido en décadas hasta que llegó Chávez al poder y se inició una ruptura lenta y progresiva del sistema impuesto por más de 50 años. Poco a poco se ha venido desmontando el sistema capitalista, esto a través de la conciencia política, de leyes que permitan una participación directa del pueblo en sus opiniones, ideas, conceptos y acciones, leyes que van modificando al sistema donde los ricos ven mermar sus intereses y poder, un trabajo sistemáticamente lento pero pacífico que ha tenido sus revueltas, muertos, presiones, a lo que la Derecha venezolana llama “División del país”, tal división no existe, más bien la realidad es otra.

Es el despertar de una gran parte de los ciudadanos hacia su participación y protagonismo en todo lo relevante a la nación y sus problemas en el aporte de las soluciones; la organización político social a sido importante porque ha movilizado a una gran mayoría en exigir sus derechos, defender sus intereses y participar de las riquezas que produce el Estado como el capital tanto nacional como extranjero. A conciencia o no esto se viene dando al elaborarse políticas y leyes que vayan direccionando los recursos de la nación a la educación, la cultura, el deporte, la alimentación, lo empresarial, etc., hacia los más desfavorecidos.

Con todos los errores que el Gobierno haya cometido, no superan los beneficios logrados en estos sectores y es lo que rompió en sí con el viejo sistema, no del todo porque se necesita una mayor conciencia social y política a fondo en todos los venezolanos; el problema ha sido aún el cultural ya que el proceso de formación y educación sigue siendo lento porque depende mucho de las personas en quererlo asimilar sea por flojera mental, tiempo, entendimiento histórico, comprensión y la persistencia interna del modelo de vida que no es fácil cambiar.

Esa reacción de personajes públicos en contra de la revolución es una manifestación expresa de la domesticación capitalista en ellos; es la defensa de un modelo de país al que se acostumbraron y beneficiaron mucho, mientras en el Pueblo persista en funcionarios públicos, empresarios, profesionales, etc. Conductas que obedecen a ese modelo y se les hace aún difícil asimilar lo nuevo, son como híbridos políticos que aunque defiendan a Chávez y el proceso son presas fáciles de la corrupción, la viveza, el control y muchos se convierten sin saberlo en los mismos obstáculos del proceso que impulsan.

Así como se nos presentó por décadas el modelo de vida norteamericano como ideal, ahora que se desploma los medios lo callan, la máxima referencia mediática se acaba y esto es muy bueno para que miremos más hacia adentro y asumamos con seriedad y compromiso de futuro generacional que un sistema de igualdad, en paz, prosperidad sana, formación espiritual e intelectual, entre otros se puede lograr, aunque no absolutamente con el socialismo, pero sí enrumbándonos por ese camino que el Estado nos ofrece, no hay socialismo puro, pero entre ambos sistemas: capitalismo y socialismo, yo optó por el socialismo independiente que aún siga contaminado conceptualmente con el capitalismo, lo importante son las nuevas generaciones donde se rompa el ciclo de la pobreza, la dominación, el mercantilismo individualista y más.

Juliocesar1221@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1631 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a129673.htmlCd0NV CAC = Y co = US