Las cifras terminan con los socialismos en Sudamérica

23 Segundos es el tiempo que tarda la deuda estadounidense en aumentar 1 millón de dólares; 14.8 billones es el PIB de EEUU; los 311.8 millones de habitantes estadounidenses tienen una deuda de 46662 dólares con un interés por persona de 11000 dólares; 130115 dólares es la deuda de cada persona que paga impuestos en los EEUU. En enero del 2009 cuando Barack Obama asumió el poder la deuda era de 10.6 billones para el 2011 la deuda llego al techo histórico de 14.3 billones. La deuda pública y privada asciende a 14.4 trillones. Mucho del futuro de América Latina depende de cómo reaccionaran factores políticos-económicos que no los maneja la casa blanca como los bonos de deuda estadounidense 1 billón de dólares en manos chinas o los 700000 millones de las reservas que América Latina tiene en bancos estadounidenses que pierden valor.

Lo cierto es, que los gobiernos revolucionarios a los que me quiero referir en este articulo dependen en mucho de lo ocurra en EEUU. Obligadamente tengo que empezar sobre las utopías históricas y la esperanza revolucionaria escandalosamente ajena a la situación o giros que toma la izquierda socialista en Perú, Venezuela, Ecuador, algo así como, prefiero al pueblo a la bandera revolucionaria con la salvedad que estos gobiernos no luchan por su libertad ni por su dignidad brevemente recuperada ni por su verdad a punto de descubrir con otra economía política en donde el capitalismo con su crecimiento del PIB pesa más que la equidad socialista.

Perú, en los últimos 8 años acumulo un crecimiento del 72% prácticamente creció al 7.2% anual; Humala nombro a dos economistas respetados en Wall Street Miguel Castillo Rubio como ministro de economía y al ex viceministro de hacienda de Alan García, Kurt Burneo Farfán en producción, al jefe de gabinete Salomón Lerner Ghitis, empresario de origen judío. Entrego el manejo económico a la extrema derecha. Socialistas Alda Garzón para el ministerio de la mujer y desarrollo y Rafael Roncagliolo Orbegozo en la cancillería, el resto de ministros René Cornejo en vivienda, Oscar Valdez en el ministerio del interior, Francisco Eguiguren en justicia fue director de Pro inversión con García, Carlos Paredes empresario, con este equipo Ollanta Humala “deberá” mantener los niveles de crecimiento e inversión parta los próximos 5 años.

El discurso de posesión y la designación de su equipo es una clara señal de continuidad del manejo macroeconómico en el Perú. Con una población de más de 29 millones, 10 millones o mas se encuentran en la pobreza de esos  se calcula que entre 4 a 6 viven en la extrema pobreza para lo cual la agenda social de Humala, inicialmente demandara 4300 millones de dólares un 3% del PIB, es decir nada para el aumento del gasto social que permita una mayor inclusión social.

Muchos gobiernos mezclan gente de izquierda con la derecha para el manejo de un país, pero, si se entrega el manejo económico a la política capitalista es poco lo que se puede hacer en las mejoras sociales ¿Por qué? Porque son funcionarios ligados a la empresa privada hostiles a la intervención del Estado, así ha sido siempre y siempre no ha dado resultado no se puede convivir con la oligarquía en un proceso de cambio, por lógica ellos se resistirán. La táctica de Ollanta fue tranquilizar al capitalismo, si fue parte de una estrategia le resultara difícil apartarse de ese pronunciamiento sin que todo el poder de la extrema derecha, Iglesia, militares, industriales, banca, oligarquía, clase media, orquestados por Washington reaccionen desestabilizando su gobierno.

En Perú, los empresarios controlan el TLC, los militares la lucha antidroga, la religión la cultura y educación. 6120 Hectáreas de coca cultivada hay en Perú, según la oficina para el control de estupefacientes de Naciones Unidas lo que acerca a EEUU con los militares y policía peruanos; la corrupción estatal y a todo nivel es uno de los problemas políticos más serios que tienen los gobiernos peruanos junto con los 200 conflictos que van desde la minería, las bandas organizadas y la extrema pobreza que la política macroeconómica le interesa conservar.

En Ecuador, vengo insistiendo, es un gobierno populista que no tiene corte revolucionario peor un proceso, el presidente Correa anuncia cada vez que puede se irá para su casa si pierde la mayoría asambleísta o si siente que la política ingrata lo afecta demasiado. Gobierna junto a la banca a la cual no toca, banca que opera con intereses que van desde el 12 al 16% para el dólar como moneda es una bestialidad; sutilmente amenazado por las FFAA les aumenta el salario cada vez que puede como antes de las elecciones; los 124 mediocres asambleístas incrementaron su salario, bonos de alimentación, viáticos, suman casi 6000 dólares cuando el pueblo gana un básico de 260 dólares.

Enfrenta con mucha gallardía al poder mediático; carreteras, aeropuertos, hospitales, nuevas escuelas y colegios están en buen estado, ha multiplicado las viviendas populares y los bonos sociales le permiten conservar su alta popularidad ante el circo de la Asamblea Nacional cuyo presidente Fernando Cordero fue reelecto presidente con 3 votos en blanco, algo parecido a Venezuela, perdiendo también se gana. Económicamente el país creció en el último semestre entre un 7.5 a un 8.3% sin inversión internacional lo que es un merito sin lugar a dudas, pero, a qué precio, El último censo reflejo que la población se encuentra alrededor del los 14.4 millones de personas que tienen alrededor de 16 millones de celulares; 110000 nuevos vehículos por año salen a la calle en las ciudades ecuatorianas, buenísimo para el SRI (servicio de rentas internas) entidad que se vanagloria de romper record tras record de recaudación.

El impuesto a la renta, impuesto a los consumos especiales (cigarrillos, cerveza, vehículos y otros) y el impuesto al valor agregado casi cubrirán los 8000 millones de dólares proyectados para contribuir con el presupuesto país, en lo que va del semestre los impuestos recaudaron 388 millones de dólares más comparados al mismo periodo del 2010; en el año 2010 se abrieron 92127 nuevos negocios según el INEC (instituto nacional de estadísticas y censos) 53% de ellos enfocados en el comercio. Tremendo consumismo en el pobre, económicamente, país de Ecuador. ¡Arriba el neoliberalismo!

En Argentina, la derecha triunfo con 30 puntos de diferencia para la Alcaldía de Buenos Aires, a dos semanas de las primarias obligatorias que deben llevar a cabo los partidos para las presidenciales de octubre. Es un fuerte impacto político la reelección de Mauricio Macri como alcalde por encima del peronista y candidato del gobierno el senador Daniel Filmus con 64 a 35% de diferencia.

Históricamente en Argentina estas elecciones son la mejor encuesta verídica, lleva 25 millones de electores a las urnas interesados en saber cuál es el porcentaje de la oposición. Hasta hoy Cristina Fernández de Kirchner, goza de una gran popularidad, sin embargo, la derrota en Santa Fe, tercer distrito en población y con un enorme poderío agroindustrial enseña que la reelección de la presidenta no está clara como antes, lo dijo Rosendo Fraga de la consultora Nueva Mayoría a los medios locales. 

En Venezuela, el poder adquisitivo del bolívar fuerte se merma en un 14.7% desde el 2007 por la inflación y la especulación a pesar de los incrementos salariales; la escases por el acaparamiento y la mala política de alimentos llega al 18% con la leche en polvo, azúcar, aceite de maíz, carne y pollo; el transporte, la agricultura y la salud, sus rubros aumentaron un 6% del 22 al 28%, cifras del Banco Central, con una deuda de 120000 millones de dólares a pesar de tener un barril de petróleo por encima de los 70 dólares.

Más allá de eso el mandato del rojo no se puede disociar de la lucha de clases este es el gran giro que parece se da con respeto al color amarillo y al socialismo y vida nada dinámico ni transformador para impulsar a la mujer y hombre nuevo comunitario. Un color amarillo que no da un nuevo sentido a la universalidad revolucionaria y que solo significa neutralidad para la facción de quienes se oponen a la igualdad de la sociedad; el rojo significa el interés por liberar a los oprimidos dando la vida incluso, no es posible ser rojo y amarillo al mismo tiempo.

Revolucionariamente se usa el rojo para que las masas pobres puedan ver el amarillo del sol cada mañana; el rojo es para combatir no para aceptar la neutralidad en la lucha de clases. El amarillo sirve para tomar consciencia de una división profunda que existe desde hace siglos en los dos lados de las barricadas sociales.

No se trata cambiando de color si combatimos o no combatimos sino escoger ese 50% con los cuales queremos estar combatiendo. 

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2828 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: