Toque de pimienta

¿Quién es el inamistoso?

¿Se imagina usted lo que pasaría si, por ejemplo, el Presidente de Venezuela le enviara al mandatario de Estados Unidos una nota, leída de viva voz en la Casa Blanca por el embajador en Washington, en la cual Chávez le exigiera a Bush que se retracte por haber declarado la "Guerra al Terrorismo"?
¿Cuántos minutos o días pasarían antes de que el Departamento de Estado declarara la ruptura de relaciones diplomáticas con nuestro país?

Figúrese lo que podría suceder si, por imaginar un caso, las autoridades venezolanas alentaran o se hicieran las sordas ante distintos programas de la televisión local en los que se apoye abiertamente el asesinato del Presidente de Estados Unidos.

¿Cuánto tiempo tardaría el Servicio Secreto gringo en enviar sus agentes a Venezuela para secuestrar o liquidar a los promotores del magnicidio contra Bush?

¿Y qué tal si el Congreso de la República Bolivariana de Venezuela creara una fundación para financiar partidos políticos norteamericanos, organizaciones no gubernamentales e individuos radicales que conspiren para derrocar al gobierno estadounidense?

¿Acaso tales actitudes serían aceptadas tranquilamente por el ocupante de la Casa Blanca? ¿No sería probable, más bien, que encarcelaran a los conspiradores y a sus financistas extranjeros?
¿Y si Venezuela decidiera financiar y enviar asesores militares a México, para que en la frontera con su vecino norteño ejecutaran acciones supuestamente contra el narcotráfico, usándolas como excusa para infiltrar tropas hacia el territorio estadounidense?

¿Y si, Dios no lo quiera, los militares gringos derrocaran al gobierno debidamente electo de Bush, y el embajador venezolano fuera el primero en visitar a los golpistas para felicitarlos?

¿Y si el embajador de Venezuela invitara a una recepción en Washington donde exhibiera un monigote con la cara de George W. Bush para ridiculizarlo ante los invitados?

Si después de todos esos actos, y de otros no mencionados en honor a la brevedad, los funcionarios del gobierno gringo se mostraran descontentos ¿no tendrían razones para estar indignados?
Entonces, ¿quién es el inamistoso?

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2677 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor


Notas relacionadas