Escarlatina y el Bono Supremo

Al enterarme del asunto de los bonos de alimentación de la directiva de Tribunal Supremo de Justicia me fui directo al despacho de Escarlatina Rojas Bermellón. Si alguien tiene la arrogancia necesaria para explicar lo inexplicable, y desde el incomprensible punto de vista de quien no entiende nada, esa es Escarlatina.

Entré a su despacho y allí estaba, detrás de su escritorio, vistiendo una camiseta de la Vinotinto con el escudo de la federación bordado en lentejuelas, uñas vinotinto, labios vinotinto, melena vinotinto… ¿Quieres un vinito tinto? - Me invitó. Ante mi abstemia negativa me ofreció una “agüita Evian y en la botellita porque servida en un vaso parece un agua cualquiera”… Pedí un guayoyo intentando evitar el inevitable capuccino doble mocca instantáneo que, con opulento y nuevo rico desparpajo, sirven en el despacho de la cada vez más exquisita Escarlatina Rojas Bermellón.

Licenciada Rojas Bermellón, -dije- estos exquisitos canapés de salmón ahumado que está merendando, supongo que son de la cesta básica Suprema. Arrugó, coqueta, el minúsculo pedazo de cartílago que su cirujano le dejó por nariz, fingiendo no entender por lo que tuve que dejarme de cosas y lanzarle por el pecho -operado- la pregunta que me carcomía: 

-¿Podría explicarnos esto del Supremo bono alimentario? 

-La verdad es que no sé por qué tanta bulla por un cesta ticket. ¿Acaso tu no oyes los discursos del Comandante Presidente? Vivir viviendo… claro que eso no lo puede entender una pequeño burguesa como tu, porque para eso hay que ser pueblo... como yo. Vivir viviendo, muchachita, ¡no muriendo de hambre! 

-¿Pero 10 mil bolívares fuertes mensuales de bono alimentario? Yo en PDVAL…

-¿PDVAL? -me cortó en seco batiendo las manos como queriendo rebanarme con sus larguísimas uñas falsas- Qué poca formación ideológica la tuya, mijita, ¿Tu no sabes que PDVAL es para los que no tienen? ¡Qué va a hacer una altísima funcionaria como yo comprando el pollo del pueblo cuando puedo comer salmón!… ¿Acaso sería justo quitarle la mortadela a los pobres habiendo jamón serrano español? I-DE-O-LO-GIA, pedazo de infiltrada, esto es ideología y solidaridad. 

-¿Pero no cree que su salmón lo está comprando con el dinero de todo el pueblo y que menos salmón para unos pocos sería son más pollo para todos?

-No es el dinero del pueblo, es una moderna tarjeta plástica con chip.

¿Y que cree que piensa el pueblo de todo esto? 

-Que el pueblo es el poder popular consagrado en la nueva geometría del poder de este mundo pluripolar… -Enmarañada en su sin sentido levantó un puño enjoyado y con falsa emoción gritó: ¡Palante Comandante! ¡Viviremos y venceremos!

Viviremos y te venceremos, a ti y a tu bono Supremo. -Le dije mirándola fijamente a sus pupilas de contacto verdes- Viviremos y te venceremos...

tongorocho@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2969 veces.



Carola Chávez

Periodista y escritora. Autora del libro "Qué pena con ese señor" y co-editora del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". carolachavez.wordpress.com

 tongorocho@gmail.com      @tongorocho

Visite el perfil de Carola Chávez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carola Chávez

Carola Chávez

Más artículos de este autor