Chávez en su próximo cumpleaños, con una nueva misión: Misión vida

 Un hombre de muchas dificultades, dispuesto siempre como buen llanero, a los desafíos que se le presenten.  Para nadie es un secreto, el origen y como fue su llegada a este mundo, un día 28 de julio de 1.954 en este escenario de lucha, muy  pocos, por no decir el único presidente, que el pueblo le ha conocido  su historia, como decimos en el común, como a la palma de la mano.  La vida de los hombres públicos que han pasado por esta Venezuela, pasa, quizás siga pasando y quizás no hayan pasado, ni  pasarán tanto como la presencia de Hugo Chávez Frías.   

Unos tratando de manipularla, pero ni aún con la cantidad blasfemias, han podido manchar la trayectoria de este presidente. Otros que como yo, escuchando la voz de ese pueblo y sintiendo la misma pasión, el mismo amor y como el dice, el mismo frenesí que nos mueve, podemos dar  un testimonio de lo que se ha escrito, hablado, dibujado de este personaje, que se coló en nuestros corazones para no irse jamás.  

Cuando antes de nacer, porque ya sabemos de boca de él mismo y de la misma madre, los aguaceros tormentosos que se presentaron en ese mes de julio y los dolores de parto que vivió su madre, precisamente cuando en su Sabaneta querida, caía unos de los muchos chaparrones del mes mas lluvioso del año, que acompañaron a esta privilegiada mujer de llevar en su vientre un niño, que sería después la esperanza de muchos pueblos oprimidos. 

Para su familia  su nacimiento fue el 28 de julio de 1954, pero para nosotros fue un 4 de febrero de 1992, si, porque para muchos de nosotros, no existía un Hugo Chávez Frías, después de su fecha de nacimiento, llegó el 4 de febrero de 1992, fue otro nacimiento, un nacimiento para el mundo político, que vivimos y vimos un alumbramiento por una pantalla de televisión, casi al mediodía.  Nació para nosotros un hombre nuevo y miren que  lo fue, muchos fuimos los que si no dijimos una palabra muy conocida por los venezolanos cuando algo nos sale mal, fueron muy pocos los que pensaron o dijeron lo mismo pero en el caso contrario. Fue el desequilibrio de un sistema que venía derrumbándose.  Como han sido los partos de un nacimiento, son dolorosos, pero para traer un llanto de vida por la llegada del hombre nuevo, parafraseando a Paulo Freire.  

Chávez fue, es y será ese hombre distinto, el que necesitaba y necesita Venezuela y para los venezolanos que requerimos una esperanza, una luz al final del túnel,  de aquellos que nos encontrábamos sumergidos, en el callejón de la oscuridad, antes del 4 de febrero de 1992. 

Por esta y muchas razones, Chávez está destinado a vencer todas las contiendas, sean contra sus enemigos naturales o con los enemigos por la naturaleza misma, luchar contra éstos  y vencerlos, es vencer a sus enemigos naturales.  Solos lo que  tienen sentimientos profundos podrán entender estas manifestaciones de los seres humanos.  Porque hasta en la misma Biblia,  “aunque no soy seguidora de los hechos bíblicos” pero también los he leído, los tomo como una consulta, por la cantidad de seguidores que tiene, y a quienes les profeso un profundo respeto, Jesús dijo en sus bienaventuranzasBIENAVENTURADOS SERÉIS CUANDO  
POR CAUSA MIA, OS INSULTEN Y DIGAN TODA CLASE DE CALUMNIAS CONTRA USTEDES, ALÉGRENSE Y REGOCÍJENSE, PORQUE SU RECOMPENSA SERÁ
GRANDE EN EL REINO DE LOS CIELOS”. 
- Si alguna vez hablan mal, se burlan de ti, te señalan porque eres bueno, porque respetas los mandamientos de Dios, porque rezas, porque hablas de Jesús, porque defiendes lo que Jesús nos enseñó.   Alégrate, Dios tiene preparado para ti un gran premio en el cielo!   

Y no es por casualidad, que después del trance que ha vivido nuestro presidente, que viene superando gracias a las atenciones de la medicina cubana, reconocida en el mundo entero, porque hasta los estadounidenses reconocen el éxito que ha tenido esta rama de la ciencia, a favor del pueblo, no es por causalidad que la isla hoy en día, sea pista de aterrizaje de gran cantidad de pacientes de todas partes del mundo, no podemos tapar el sol con un dedo.    

Que sea nuestro presidente un paciente atendido, nada más y nada menos por estos dedicados galenos, que desempeñan con tanto vocación su carrera al servicio de la humanidad, algo existe que rodea a nuestro presidente, que le da una muleta para seguir caminando por el camino de la justicia y la igualdad. 

Como cada quien le da su particular y libre albedrío a las lecturas bíblicas, creo que el cielo no está sobre nosotros, ni encima de nuestras cabezas, el cielo está en nosotros cuando tenemos el corazón vacío de odios y resentimientos, ese cielo que nos habla la bienaventuranza está en todos esos corazones que desean bien para sus  semejantes, Chávez no busca solamente el bien nada más, sino también la felicidad de su pueblo  y los pueblos del mundo. En el camino de esa búsqueda, está el camino de la verdad.   

Me decía alguien en una franca conversa, es cierto que hay piedras que son rocas que nos caen desde la montaña del odio y la envidia, que al esquivar el timón del barco de la revolución, sentimos movimientos que parecieran, son giros hacia la derecha o giros hacia la izquierda, según sean, reaccionamos a favor o en contra, pero creo es necesario entender ambos movimientos, para seguir el camino derecho y no hacia la derecha como mucha veces creemos. SOCIALISMO ES EL CAMINO  

Para las generaciones del futuro no se les hará difícil comprender la historia, cuando se emboque al presidente de Venezuela, desde 1999 elegido en 1998, con una abrumadora mayoría de votos.   Que tuvo y tendrá tantos años en el poder, como  el pueblo así lo requiera.  Las olas del mar van y vienen, unas fuertes y otras suaves, así es la revolución bolivariana, vemos determinaciones duras, a veces difíciles de entender y otras suaves, pero el mar se mantiene en el mismo sitio, esta revolución en manos de su líder, la tenemos en el mismo sitio, pero en un movimiento constante. 

Por todas estas razones ya señaladas y conocidas por todos, es por lo que se nos hace difícil pensar, que Chávez pueda dejarnos por cualquier caso, para los que lo queremos y lo tenemos dentro de nosotros, como un trofeo bien ganado, el que no queremos dejar ni separarnos, es difícil pensar en su ausencia.   

Por ser todos los pisatarios de este espacio terrenal, pasajero del mismo tren de la vida, donde unos suben y otros bajan, Chávez no es la excepción, cada quien bajará del tren en el momento que le toque la parada, por ser todos unos simples mortales,  queramos o no, quieran o no,  es la ley universal, nacemos, crecemos, nos multiplicamos y desaparecemos, sea el evento natural o accidental.  Predecir  cuando, imposible, pero  saber que es así, es inevitable, por eso debemos prepararnos para todos los escenarios.  A mi presidente, como lo es para todos los venezolano, le deseo, como lo deseo a todos mis seres queridos, salud y felicidad por mucho, pero por mucho tiempo, para seguir disfrutando su valiosa presencia. ¡¡¡Como nos cuesta pensar que pudiera faltar a nuestra presencia su figura amada!!! Pero somos herederos de una realidad que a veces nos incomoda hasta pensarla, pero es la realidad, en algún momento nos tocará despedirnos.   Por todo esto es que debemos estar preparados con el  equipaje, dejando los papeles en regla, con las previsiones del caso. 

El proceso bolivariano recibió un alerta, por lo que todos los que seguimos este movimiento y a nuestro líder como cualquier mortal, por Dios, somos de carne y hueso expuestos a cualquier percance. No nos vaya a pasar como a Zamora en la guerra federal, en un momento trágico del destino, dejó a su ejército huérfano y sin orientación, por falta de un líder que los sustituyera, en sus mismas esperanzas y una cantidad de zamuros detrás de la presa  

Es estas reflexiones que hago, bueno es que recordemos a Allende, nuestro presidente mártir, nuestro presidente amigo, protector de los hermanos refugiados, perseguidos, humillados de todas las tendencia, menos de la tendencia derecha, en sus últimas palabras dirigidas al pueblo chileno:  “MAS TEMPRANO QUE TARDE SE ABRIRAN LAS ANCHAS ALAMEDAS POR DONDE CAMINARÁ EL HOMBRE LIBRE” 

Hermanos de la patria grande, la de Bolívar, los países de América desde México hasta la Patagonia, unidad, unidad es la clave, comprensión en los altibajos que puedan surgir en cualquier circunstancia  del proceso bolivariano, no es fácil, siguen surgiendo los mártires, acompañados de dolor  y angustia que nos hacen flaquear en el camino,  se llora acá en Venezuela, en Colombia, en Ecuador… y en todas la naciones donde viva la injusticia, por existir Estados que no van de la mano con el sentir de los pueblos, la lucha es eterna, mientras hayan nubarrones en el camino de la verdad, para tener un mañana con un solo imperio, el  Imperio de la verdadera Justicia, el de la Ley y el de la verdad, las únicas reinas de los oprimidos del mundo. 

Por la patria grande que soñamos todos.

Patria socialista o muerte…es un deber vencer  

Norma.rojita@hotmail.com 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1577 veces.



Norma Rivas Santacruz


Visite el perfil de Norma Rivas Santacruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: