El argumento de los tracaleros infiltrados

 Desde hace tiempo vengo escuchando un disco que casi se ha desgastado de lo mucho que es usado por unos zánganos vividores que dicen ser “alma corazón y espíritu de la revolución” ese disco empieza a sonar de esta manera: “la revolución se lleva en el corazón, para vivir por ella, no para vivir de ella” (no me refiero al Che, cuidado con malas interpretaciones  o mal intencionadas) pero resulta que los que suenan la canción, son los primeros que salen a invadir cualquier cargo, puesto o sitio de la Administración para ellos o para sus familias, incluso sus esposas y amantes. Es por eso que vemos por allí a tantos gatos pardos y pardos con camisa roja en cargos nacionales del PSUV.  Por ejemplo, algunos (as) cuando eran jefes de redacción de diarios regionales,  atacaban  las luchas campesinas  y nos ofendían diciéndonos drogadictos y guerrilleros, inventaban mentiras mediáticas para que los jueces corruptos abrieran procedimientos y fabricaban expedientes amañados y hoy son alcaldes de la mano del chavismo o comunicadores nacionales, que se rasgan las vestiduras defendiendo en apariencias, lo que hasta ayer les ofendía, y no es que cambiaron de conciencia, si no de sueldo mayor y obtuvieron poder político no ganado con trabajo, si no regalado por el compadrazgo y el familiarasgo.

 El meollo del asunto, es que estas “sanguijuelas revolucionarias”, utilizan la frasecita canción ya mencionada, para que ellos puedan disponer a su criterio de las posiciones político administrativas desde las cuales hacer sus negocios millonarios y minimizan la responsabilidad de quienes si creen y construyen revolución.  El asunto es que por el chantaje de esta cancioncita demoniaca, la administración publica está minada de escuálidos, que lo que han hecho es atacar el proceso y burlarse de quienes han fortalecido la causa. Así por ejemplo vemos en las oficinas publicas del Yaracuy, a los hijos del adeco cabillero Alexis Olmos, a los confidentes y empleados más cercanos de la Administración de Eduardo Lapi, a personero patoteros como el ingeniero león en IMPARQUES, quien se encompinchaba con los cabilleros de Convergencia para atacar las manifestaciones chavistas y de los obreros que reclamaban su justo derecho, en la zona educativa, personas como Maura Betancourt, quien de la mano del golpista Lapi, cerró escuelas, liceos y dirigía las bandas adecas y convergentes de educación, para cerrar las calles y avenidas del estado, incluso la Autopista regional “Andresote”, y hoy es FLAMANTE AUTORIDAD ÚNICA DE EDUCACIÓN DEL ESTADO, mientras que Marcos C y todos los marcos C que se jodieron por esta causa;  quienes hasta tuvieron que soportar agresiones físicas y de la familia, andan por allí pelando bolas. Pero cada vez que solicita su derecho de un empleo digno, le dicen que la revolución no es para vivir de ella. Él no puede vivir de ella pese a la situación desesperada que vive con su familia.  Pero los tracaleros, truncaron toda oportunidad cuando se repartieron el botín de los votos que buscaron los pendejos, que enfrentaron el golpe de estado y recibieron los carajazos, no tienen derecho a aportar desde una posición administrativa  su grano de arena y eficiencia para que ésta se consolide, si es pobre, y tiene suerte del empleo, lo colocan con un ofensivo contrato de dos meses y medio, para que no tenga derechos laborales. ¿Los escuálidos y los corruptos si tienen derecho a vivir de la revolución y a destruir desde adentro lo que el pueblo construye junto a Chávez.  Pero ese pueblo, debe demostrar que es revolucionario, muriéndose de hambre, asistiendo a las marchas con el estomago vacio y con la esperanza a flote. Mientras lo vivos también van a las marchas, pero en sus carros con aire acondicionado y tomando caña de la buena,  amenazando a los obreros y empleados de base que si no van,  los botan. ¡Cosas absurdas! 

 Veo por allí a los “revolucionarios elites “dando discursos y escribiendo notas de regaño, para que no se le pida a la revolución una oportunidad de vivir viviendo y hacer por ella desde otra posición más efectiva y que a la vez los estabilice como ser humano con una oportunidad de vivir de la forma por la cual lucha. Mientras los tracaleros los quieren “viviendo pelando, muriendo” y sometido por un bozal de arepa con miedo.   No camaradas, dejémonos de mariqueras. Nadie puede defender mejor este proceso que los que sufrieron y sufren por construirlo y por evitar que sigan volviendo los escuálidos que se fueron y volvieron disfrazados de rojo rojito, de la mano de zánganos buscadores de puestos y cargos de gobernadores, alcaldes, diputados, etc. Que lo primero que hacen al asumir es colocar a sus hermanos,  demás familiares y amigos en sitios claves donde se organizan los círculos de poder y presión grupalistas o toletes. Es ese pueblo y esos profesionales, que aunque no condicionan su capacidad de lucha y de hacer revolución por un cargo, también tienen familia y necesidades que satisfacer necesariamente. Lo que pretenden los tracaleros, es que se les haga el trabajo de facilitarles el espacio político, para ellos ocuparlos con el enemigo y generar su propia esfera política particular.

(*) Abogado Bolivariano

Javiermonagasmaita@yahoo.es javierdelvallemonagas@gmail.com

www.planetaenpeligro.blogspot.com / lo que será



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1520 veces.



Javier Monagas Maita (*)


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a126816.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO