Agricultura: Quedan muchas cosas por decir….

Que siguen chillando por Agroisleña

A raíz de la intervención del Estado a la empresa Agroisleña, se han venido tejiendo innumerables denuncias de despidos masivos, de atropellos a los trabajadores, de presiones por parte del gobierno para obligar a esa masa laboral a identificarse con una ideología política y además, denuncian los “trabajadores” que el Estado ha paralizado la producción de insumos agrícolas por ineficiencia e improvisación por parte de las autoridades. De paso dizque Agropatria no quiere pagarles “las comisiones” por venta que les corresponden.

De acuerdo a testimonios de los trabajadores de ahora Agropatria; desde el inicio de los procesos de intervención y expropiación de la empresa, casi todos los días se efectuaba un despido. Uno que sonó mucho fue el del ingeniero Borys Pereira, gerente de Salud Pública de la Empresa Agroisleña, C.A. La carta la cual transcribo lleva la firma de Riblia Rodríguez, presidente de la Junta Directiva del grupo Agropatria C.A. El texto dice lo siguiente: “Por medio de la presente nos dirigimos a usted con la finalidad de notificarle que nos vemos en la necesidad de prescindir de sus servicios como Gerente de Salud Pública de la Empresa Agroisleña a partir del día de hoy 19 de noviembre de 2010. Agradecemos la dedicación demostrada durante su permanencia con nosotros y le comunicamos que a efectos de su pasivo laboral por el servicio prestado a esta empresa se dará en cumplimiento con lo establecido en la Ley Orgánica del Trabajo vigente“. Todo esto trajo molestias en los gremios agrícolas; incertidumbre, malestar y confusión por el “sorpresivo anuncio” hecho por el Presidente Hugo Chávez de expropiar Agroisleña, decían que la medida iba a afectar la producción, que eso atentaría con la producción de maíz que ha disminuido de manera importante comparada con las cifras producidas en la década de los noventa, así como la caída vertiginosa de la superficie de sorgo, por lo cual las expropiaciones son señales contradictorias y lamentables para lo que se le quiere dar a la agricultura nacional, bla, bla, bla… Me acuerdo que salieron los gremios a decir que, la medida anunciada por el presidente de la República les preocupaba fuertemente por lo que significa el aporte que Agroisleña ha hecho al desarrollo agrícola del país, y las consecuencias de estas circunstancias en un momento que la nación requiere de sumar voluntades y sumar trabajo para producir más alimentos. “Somos totalmente contrarios a esa medida porque representa lo más dañino y perjudicial, y nos vamos a oponer con toda fuerza”, ¡imagínese ustedes! Por ahí siguen saliendo en los medios denuncias de ex trabajadores de la trasnacional pidiendo aquello y hablando de Chávez y el “réeeeegimen”. Sigan hablando, sigan cogiendo centimetraje en la prensa escrita de Maracay, Guárico, Portuguesa, Yaracuy, Cojedes, en El Universal que no los pela, El Nacional y a veces en Globovisión, que pienso que no les para mucho, porque eso “no derroca gobiernos”. O sigan yendo a esos “medios especializados” del sector agrícola que no informan un carajo pues, lo que te meten por los ojos es la publicidad de los productos gringos y europeos de grandes empresas mundiales que por cierto, siguen acabando con el planeta como Monsanto, en fin; sigan hablando, mientras el Gobierno Bolivariano en el marco de la Gran Misión AgroVenezuela, a través del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras, el Inder, BAV, Fondas, las gobernaciones, Agropatria, las alcaldías, Pedro Camejo, el Inti, las unidades estatales del MAT, tienen a más de 3.700 técnicos de campo en la calle que han  realizado más de 300 inspecciones y que constituyen un 60% de los registros, todo esto en el proceso de inspección de espacios donde no se le niega la posibilidad a nadie de seguir el llamado del Comandante, lo que se quiere es aumentar la manipulación genética de los alimentos, porque el capitalismo produce, no para quien lo necesita, sino para quien puede comprar, ahora con la Misión AgroVenezuela se tiene como objetivo incrementar la producción de cereales, leguminosas, oleaginosas; disminuir la inflación, incrementar la superficie cultivada, elevar la producción de cacao, azúcar y aumentar la producción nacional de carne y leche, lo que se quiere es llevar la cultura de la producción agraria a las ciudades, por medio de la agricultura urbana y periurbana, para ello FONDAS y Banco Agrícola de Venezuela cuentan con 9.000 millones de Bolívares para el financiamiento de pequeños y medianos productores y que con estos recursos la Gran Misión AgroVenezuela planifica la siembra de 600 a 700 mil hectáreas de tierras venezolanas. La atención a todos estos agrovenezolanos se hace en las 36 agencias de BAV y las 36 oficinas de FONDAS a nivel nacional, chillen pues señores oligarcas, nosotros seguimos trabajando.

(*) Militante del Partido Socialista Unido de Venezuela

moralesjayaro@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2157 veces.



Édgar Alexánder Morales

SEO / Especialista en Neuromarketing Político Acarigueño de sepa

 moralesjayaro@gmail.com      @moralesjayaro

Visite el perfil de Édgar Alexánder Morales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Édgar Alexánder Morales

Édgar Alexánder Morales

Más artículos de este autor