Intríngulis morboso de la oposición venezolana

Que acá hay mejores médicos que en Cuba, que tiene cáncer en el colon, que ahora sí, que no lo salva nadie, que se va con Carlos Andrés Pérez que al fin se le acabaron las vacaciones de insepulto, que se casó y está de luna de miel, que eso le pasa por tragar tantas porquerías, que el café acabó con él, que triunfo Globovisión, que ni Fidel ni Raúl lo quieren, que está más flaco, que ahora sí le llegó el turno a Mazamorro, que el estómago se lo volaron en Cuba, que se quede de una vez allá, que al fin serán felices, que Miguel Otero y Marcel Granier ya no encuentran santos a quienes encenderles velas, que la MUD exige el informe médico diario, que como el acta de independencia se firmó el 8 de julio, entonces está esperando para venirse ese mismo día, que ahora sí se parece a tribilín, que ya no escribe con la mano zurda, que es de mala educación que el país no sepa qué acontece en su abdomen, que el gobierno es el culpable de lo que se debe y no se debe saber, que hay un silencio que les da grima, que los privados de libertad en El Rodeo I y II también son de la MUD, que lo que está pasando en Libia tiene que ver con el comandante, que Obama está negro de preocupación porque, hace días que no le tira nada, que Pecorina Machado y William Ojeda cargan encima un vacío de poder que los confunde y les pudre el alma.

Y, en ese intríngulis morboso y contagioso de lástima se la pasa la oposición en todo su esplendor pensante que les conforta el odio que los quema por dentro, por lo que prevenidos como están a cualquier hora del día con sus blackberrys a soltar el enrollo de estupideces que sólo ellos disfrutan que, lo demostraron antes y después de la desaparición del contralor, se saciaron, por lo que están ahítos de retaliación y encono frondoso de vilezas.

Así son ellos vaporosos, diligentes en el enredo-desenredo de calamidades infructuosas que los pervierte el egoísmo del poder, para que la burguesía disfrute y el pueblo sufra todas las consecuencias de sus malos actos que fue el pan nuestro de décadas de desgobiernos en que se turnaron en Miraflores con guanábana y punto fijismo de por medio bien tramado.

Sobre la estadía del presidente Chávez en la Isla caribeña de Cuba, han tejido una enmarañada y camuflada información de noticias que le para los pelos al mundo de intranquilidad informática que, destroza la condición humana en toda su variada existencia y, que hace de la oposición venezolana una campeona sin parangón del oscurantismo medieval-político más rudimentario de ideas que individuo alguno pueda imaginar y, eso les place y los alebresta con sus particularidades.

Ellos creen que la mesa está cómodamente servida a sus antojos y se olvidan de su pasado que como remordimiento pesa y el pueblo lo sabe y no lo olvida y debe seguir pasándole la factura que año tras año ha tenido a bien cobrar por tanto disparate junto cometido en los períodos de gobierno que estuvieron dirigiendo el Estado venezolano, donde masacraron a miles de compatriotas sin respetar derecho humano alguno y el que hoy reclaman alegremente.

El jugo amargo de sus travesuras políticas no los abandona y en cada proceder un desafuero que el pueblo les reprocha y, en el combate de ideas siempre salen mal parados y sólo les queda ir a hacer colas a Globovisión en busca de una entrevista, donde pueden vomitar a gusto la sangre del contagio que les tiñe el laberinto de sus emociones afines y, tratar de lastimar con el pasatiempo rabioso de su amargura el horizonte que no encaja en sus realidades, por lo que están más perdidos que un ratón en su laberinto.

estebanrr2008@hotmail.com












Esta nota ha sido leída aproximadamente 2073 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a125578.htmlCd0NV CAC = Y co = US