Grave error gerencial y político

La salida de José Gregorio Linares del Fondo Editorial del IPASME

De nuevo se vuelve a producir el macabro rito administrativo en nuestra Revolución de “mover la mata” de personal cuando entra una nueva administración. Así, al parecer, está planteado en el IPASME. Salió la Directiva que presidió el profesor Favio Quijada y al parecer la nueva directiva va a cometer el gravísimo error de sacar al escritor José Gregorio Linares de la dirección del Fondo Editorial del IPASME.

¿Cómo la nueva directiva del IPASME evaluó la gestión del Linares que tiene un handicap de producción de libros superior en grado superlativo a todos los anteriores directores de ese importante fondo editorial? ¿Pero lo evaluaron, es decir, midieron el alcance estratégico de sacar un gerente exitoso, con una obra tangible de altísimo beneficio para el sector educativo e intelectual del país, para el pueblo todo?

Pareciera que no, simplemente porque no los nuevos directivos del IPASME no han tenido tiempo para hacer esa evaluación, están, prácticamente, entrando al Instituto. Si es así, ¿por qué apresurarse y dar ese giro que probablemente altere las estrategias editoriales y mantener la continuidad en las políticas de publicaciones del Ministerio de Educación y más concretamente del IPASME?

A simple vista luce como un error, que la nueva directiva del IPASME no tiene claro lo que es una política editorial y, con ese cambio brusco, patinará en las “nuevas y novedosas” políticas editoriales, volverá la improvisación y se afectará al sector, se invertirá más en libros y se desatenderá al sector popular del universo pedagógico y otros sectores culturales. ¿Es necesario llegar a eso si el escritor José Gregorio Linares ha dado muestras no sólo de conocer el oficio de editor, sino que abrió las puertas del Fondo Editorial a infinidad de escritores?

Si con un presupuesto menguado de 3 millones de bolívares Linares hizo una gestión editorial tan exitosa, ¿qué no hará si le asignan el doble?

Eso es lo que deben evaluar los directivos del IPASME antes de tomar esa decisión torpe y absurda.

Uno se imagina la cantidad de personas, de escritores y escritoras, sectores del mundo político revolucionario, del pueblo llano al que frecuenta Linares con su Equipo de Trabajo en la promoción del libro y la lectura, que se habrán dirigido o comunicado con la nueva directiva del IPASME planteándoles que no tomen esa decisión. Nos sumamos a ese clamor porque nos preocupa que en ese cambio, en vez de ganar un importante universo de personas e instituciones, pierda Venezuela. Tal vez una “persona de confianza” se le asigne ese cargo, ¿vendrá con una propuesta seria, articulada o desmontará lo construido por Linares y su Equipo. Pero, de tomarse esa decisión, ¿será sólo de la Directiva del IPASME o de un sector más amplio?

Finalmente me pregunto: ¿conoce la Ministra de Educación –luchadora revolucionaria de siempre– el gran trabajo editorial y social que en casi 3 años realizó José Gregorio Linares, hecho que fortaleció al Ministerio, al Instituto y a las letras venezolanas?


(humbertocaracola@gmail.com)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4691 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: