La corajuda confesión de un fumador confeso

Al parecer la historia sanitaria de nuestro país ya tiene marcada su línea divisoria: antes y después del 31 de mayo de 2011, fecha en la que entró en vigencia la Resolución 036 del Ministerio del Poder Popular para la Salud que prohíbe el consumo de cigarrillos en sitios públicos cerrados y en sitios públicos abiertos como parques, plazas, estadios y otros.

Excelente el artículo publicado en esta página el pasado viernes 3 de junio y firmado por Arnaldo Tavío. Titulado Confieso que fumo, rescata las bondades de la medida oficial y al mismo tiempo evidencia su preocupación –reflexiva, como la llama- sobre otros asuntos “que igualmente son un problema de salud pública”.

Menciona al humo de vehículos, la comercialización de transgénicos, la perversión de motociclistas que combinan aceite con gasolina y, entre otros, la venia con que se expende la gaseosa Coca Cola “con cierta dosis de coca”.

Nos solidarizamos con su reflexión. Intuimos la franqueza de sus planteamientos. Hasta donde lo conocemos, es un tipo respetuoso del derecho ajeno. Durante el tiempo que trabajamos juntos a finales de los años 90, lo veríamos fumando apenas ¡una vez! y medio guillao, como quien dice.

Lo que pasa Arnaldo, es que por algo había que empezar esta guerra contra el humo, guerra que espero se extienda a los demás aspectos que enumeras. Pero es que el cigarrillo infernal mi compa, es –si se quiere- fulminante. No había nada peor que estar leyendo en una plaza, y que un hilo de humo te sacara de tan sagrado momento y que además, no sólo contaminara a uno sino a decenas alrededor. O estar en el estadio faltando un out para el fin del juego con las bases llenas, atragantado con aquel incendio inconsciente que lentamente mata también a niñas y niños. ¡Ni hablar de lo que podía significar un tímido reclamo a quienes portaban esos cilindros entre las horquetas de sus manos!

Reitero que me cuadro contigo en la solicitud amplia del tema, señalando también que no habrá quien te denuncie, como lo pides, porque no creo que se trate de actuar por la fuerza sino de crear conciencias. Un abrazo.


ildegargil@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2073 veces.



Ildegar Gil

Comunicador social

 ildegargil@gmail.com

Visite el perfil de Ildegar Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: