De Alí Primera a Guillermo Enrique Torres

Aunque el gran Alí, fue rebelde, contestatario, consecuente y fajador de las ideas; mismas a las que nunca renunció pese a las persecuciones y acoso que de manera permanente recibió. De algo semejante se le puede acusar a Julián Conrado. La oligarquía colombiana y sus gobiernos represivos jamás podrán acusar a este compatriota de ser un injusto criminal, ni hacerle daño al pueblo, cosa que hace de manera consecuente, permanente y sistemáticamente la oligarquía colombiana.  
    

 Hay situaciones en la vida que obligan a los hombres de dignidad y enamorados de su pueblo, a tomar decisiones que marcaran sus vidas permanentemente, correr riesgos y cambiar su comodidad individual por la búsqueda del bienestar colectivo del pueblo maltratado y humillado.
   

Entiendo que un gobierno debe cuidar algunas situaciones técnicas, políticas y diplomáticas, pero también entiendo que en términos de honor, respeto y solidaridad, no se puede hacer ninguna concesión ¿Cómo se vería al camarada de siempre Alí Primera esposado y entregado a las hordas asesinas de la oligarquía venezolana, acusado de cantar la verdad de la situación de su pueblo, su país y su región? ¿Qué pasaría si mañana la oligarquía y el narco gobierno de Colombia deciden meter a Piedad Córdova en la lista roja de la interpol? ¿Ud. la entregaría camarada y amigo presidente? Entiendo que su deber es proteger a este pueblo de la arremetida del enemigo, evitarle penurias y dolores, pero para eso no es necesario ceder ante el enemigo, cosas que son sagradas como la solidaridad, el amor a los revolucionarios de parte de otros revolucionarios. Es cierto que la canción, la prosa y el verso matan, pero matan a la ignorancia y a la oscuridad de la inconsciencia. También es cierto que eso es muy temido por las elites capitalistas dominantes.  Esa es la razón de toda revolución, eliminar las barreras que obnubilan y oscurecen la conciencia de los pueblos.  
   

No voy actuar como un despistado de acusarle de traidor o cobarde camarada presidente. Al contrario, tenga mis respeto,  pero si le recuerdo que por mas que se trate de evitar la embestida imperial, después que se le enseñó el trapo rojo, es imposible. Veamos el espejo de la realidad de Irak, Libia, Pakistán, y todas las naciones sentenciadas por el imperio y que neciamente quisieron ceder al chantaje y la presión del enemigo sionista asesino. Prefiero que se nos consulte como pueblo si queremos ser colonia y serviles del imperio, o enfrentarlo en una guerra asimétrica. Creo que la mayoría estaremos dispuestos al sacrificio, pero con dignidad, sin arrodillarnos, no tomemos en cuenta la opinión de esos malinches que sueñan con dólares, lujos, autos, drogas y prostíbulos, pero sin estima y respeto por si mismos y por los demás, postrados a las patas del imperio yanqui. Algo habremos de hacer los venezolanos y esos camaradas que en su patria se armaron como única salida al exterminio sistemático que les somete las oligarquías de sus países. No creo que la guerrilla sea el enemigo; el enemigo según mi compresión, son el gobierno de Colombia, las oligarquías y el imperio sionista yanqui. 
    

No voy a entrar en el terreno de la acusación ni la ofensa contra quien es el guía de este proceso en Venezuela, pero si estoy obligado moral, ética y  políticamente a expresar lo peligroso del juego de entregar a los aliados al enemigo. Al final lo que haremos es sumar enemigos y perder aliados y, en este momento eso es peligroso, muy peligroso. El enemigo es muy hábil e inteligente, es experto en tejer redes de engaño y en poner trampas que le traerán beneficio a futuro, no olvidemos que esa maquinaria enfrentó a la extinta URSS.   Como pueblo, hemos decidido  dar la batalla por nuestra soberanía, libertad e independencia, lo aceptamos como líder de este proceso   para dar esa batalla. Pero esperamos se nos tome en cuenta, cuando de asuntos tan delicados y dolorosos como el que nos ocupa  se presente. Se entiende que hay situaciones de estado que son muy delicadas, más, como estamos montados en el mismo autobús, queremos que el chofer respete la ruta que hemos escogido en colectivo.
   

Cámara presidente, no lo entregue, déjelo aquí con sus canciones, sus alegrías, sus pesares y su sueño de libertad para Colombia ¿Que seria de Venezuela si Petión,  en vez de apoyar a Simón Bolívar, lo hubiese entregado a los españoles? ¿Ve las consecuencias de haber entregado a Sebastián F Miranda a los españoles por parte de Bolívar y otros? No camarada, piense en Aly, recuerde que la canción y su conciencia fueron y son sus armas y siguen siendo la esperanza de este pueblo. Lo importante es la unidad de los pueblos, no de las oligarquías.
   

No perdamos la perspectiva de que las leyes internacionales actuales y las internas de Venezuela, son leyes burguesas, que están dirigidas a castrar los procesos de liberación popular y a descabezarlos. ¡Cuidado con el legalismo imperial!

javiermonagasmaita@yahoo.es   www.planetaenpeligro.blogspot.com / lo que será
javierdelvallemonagas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1870 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a124430.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO