Potentados son potentados

La izquierda mundial está justamente indignada con la actitud traidora de Hugo Chávez Frías, quien no tuvo inconveniente en violar la legalidad interna e internacional para entregarle a Juan Manuel Santos al director de ANNCOL.

Bastó que lo llamara y se lo pidiera, para inventarse una supuesta orden de detención de la INTERPOL contra Joaquín Pérez Becerra, a quien detuvo apenas aterrizó en Maiquetía.

Violándole sus derechos, impidiéndole ser asesorado por un abogado o visitado por el cónsul de Suecia, país del que ostenta ciudadanía, lo envío rápidamente a Colombia, pisoteando la legalidad venezolana y la internacional de manera evidente, para halagar a su “nuevo mejor amigo”, el que lo puso a apoyar al Lobo de Honduras y está brillando en la representación del Neoliberalismo en Latinoamérica como muy superior al burdo chalán de Salgar, tan patético, ramplón, traidor, demagogo y abusivo.

Estas actitudes de Chávez se suman a su apoyo al verdugo de Libia, de modo que sugieren que puede estarle siguiendo los pasos al líder de la “revolución socialista islámica”, un déspota repugnante y el peor enemigo de su pueblo, al que ha mantenido en la miseria y la ignorancia para poder aparecer como su redentor predestinado aunque resultó aliado (arrodillado, más bien) a Berlusconi y a otros cánceres de la Humanidad que agobian a los pueblos.

Sin duda, el análisis materialista de la situación objetiva permite afirmar que en el presente las luchas de clases son cosas del pasado en la medida en que los polos de enfrentamiento entre los seres humanos los conforman los potentados de todas las ideologías, desmesuras y manías, por un lado, y, por el otro, las mayorías variopintas y diversas, de todas las ideologías, etnias, culturas, géneros y tamaños, por muy opuestos que sean sus gustos y muy singulares sus ideas.

La condición de proletario, campesino, carnicero, cura, magistrado, poeta, zapatero, médico, trabajador independiente o asalariado, o hasta de vago redomado, es bastante circunstancial, de modo que es absurdo seguir considerándola –por respeto a Marx- como inamovible predestinación revolucionaria o reaccionaria del individuo que la padece transitoriamente o hasta como determinante social insalvable bajo las condiciones de las sociedades jerárquicas que oprimen a las mayorías.

De hecho, el marxismo científico exige “el análisis concreto de la situación concreta”, y afirma que “no son los héroes sino los pueblos quienes hacen la Historia”, lo cual descalifica absolutamente a los caudillos a pesar de que las revoluciones socialistas han adolecido de un caudillismo extremo y absolutamente enfermizo y nugatorio de la esencia del marxismo. Por eso, todas han fracasado o van en trance de hacerlo por su incapacidad para interpretar correctamente la realidad debido al mesianismo que las enceguece y degenera, y a la continuación de los parámetros capitalistas como guías de su desarrollo económico y de su organización jerárquica tan repudiada por Marx y Lenin.

Es difícil negar los hechos concretos que demuestran la subyugación de todos los pueblos, envilecidos por el consumismo y oprimidos por potentados que les roban el ejercicio del poder y el disfrute de la riqueza social.

Algunos por métodos eminentemente represivos; otros, mediante un paternalismo tan interesado como el que mostró Chávez decretando un aumento de salarios, supuestamente generoso, al contrario de los de Evo Morales, cada vez más alejado de la defensa de los intereses populares.

Su propósito era desviar la atención pública de la evidente traición a sus compromisos revolucionarios, lo que indica su creciente inclinación ante los mandatos del Imperio agenciados por el astuto Juan Manuel Santos, cuya habilidad sorprende pero a los colombianos nos reconforta porque tiene suficiente enjundia para meter en cintura al furibismo y a su jefe maluco y agrio, psicópata funambulesco y traidor.

Según Claudia Gurisatti -furibunda furibista y rabiosa antichavista, secundada por José Obdulio, el cerebro gris del clan, y por un diplomático que estuvo en Suecia, el señor Ernesto Aljure, en sus noticieros de RCN y de NTN del 26 de abril-, el periodista Joaquín Pérez Becerra, director de ANNCOL y, desde hace 17 años, ciudadano sueco que renunció a la ciudadanía colombiana después de escapar al exterminio de la Unión Patriótica (UP), en la cual militaba, viajó a Venezuela para reunirse con Piedad Córdoba (“Teodora de Bolívar”) y otros jefes guerrilleros.

El propósito de estos terroristas sería promover la liberación masiva de secuestrados por las FARC, con el propósito de conmover a Europa para lograr que les levanten el calificativo de terroristas.

También buscarían promover conversaciones de paz con el gobierno de Santos, ahora que tanto la necesitamos en medio de tanto desastre ambiental y de la ofensiva saqueadora del Neoliberalismo empeñado en destruir la biosfera con sus atroces explotaciones mineras.

Naturalmente, tan perversos propósitos atacan directamente la política de la “Seguridad Democrática” diseñada por el genial José Obdulio e impuesta por Uribe como uno de sus tres preciosos huevos (pues tiene tres huevos, no dos como los normales).

De ninguna manera los lacayos del Neoliberalismo pueden propiciar la paz o buscar la forma más expedita y segura de lograr la liberación de los secuestrados. Prefieren seguir violando el derecho constitucional a su vida, puesta en riesgo constante por los bombardeos de la SD.

Los intereses creados alrededor del mantenimiento de la guerra son de importancia estratégica para el furibismo, punta de lanza de la guerra imperialista en Latinoamérica pero cada vez más desenmascarado, acosado, desacreditado y desesperado.

Veremos si Santos es sordo a esta anhelada paz e insiste en exterminar a los guerrilleros u obligarlos a declararse vencidos y rendirse; o si demuestra altura, independencia y sensatez, escuchando el clamor de Teodora y su combo de “Colombianas y Colombianos por la Paz”.

Si acepta la anhelada propuesta, que tanto rechaza el furibismo porque afecta sus intenciones dictatoriales, en junio habríamos podido contar con la liberación de los secuestrados, a no ser que la traición de Chávez a sus socios guerrilleros, seguidores de Tirofijo, impida que se realice la reunión de los terroristas pacifistas que buscan esa liberación e insisten en ella a pesar de los saboteos del régimen mafioso y neoliberal.

Pero la desenmascarada de Chávez no ha pasado desapercibida.

Para acabar de ajustar, su precipitación para satisfacer abusivamente la maquinada solicitud de Santos, pisoteando la legalidad y negándole sus derechos al detenido, puede salirle más cara de lo que pensaba, pues -aunque el régimen colombiano goza de desprestigio universal y es acusado de torturar y asesinar a los detenidos, lo cual le sirvió a Yair Klein para evitar su extradición a este país-, cínicamente le está exigiendo a Chávez comprometerse a respetar los derechos del mafiosos Walid Makled, que decidió entregarle a Venezuela, no a USA. Pero podrá revertir su decisión si Chávez no se humilla y desenmascara públicamente, una vez, más como traidor a la causa revolucionaria de la que dice ser firme baluarte internacional.

¡Resultó goleador Manolito! Su asesor J.J. Rendón es un as que tiene achicopalado al ambicioso J.O. Gaviria. ¡Cómo resalta la diferencia entre el patrón y los mayordomos!

Mientras tanto, los pueblos pueden madurar y romper las tutelas supersticiosas que los cohíben para ejercer su soberanía, y los inducen a entregársela a caudillos que terminan corrompiéndose necesariamente, según lo postuló lord Acton con su famoso aforismo: “el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”.

Afortunadamente, el pueblo venezolano ha adquirido experiencia política y puede optar por ejercer la “Democracia Directa” que su oligarquía parodia mediante artificiales y pantalleras huelgas de hambre, notoriamente teatrales, pero que las mayorías pueden dignificar desconociendo a las jerarquías; asumiendo el ejercicio del poder y el monopolio de la riqueza pública; dotándose de una institucionalidad horizontal que expurgue el aparato del Estado de tantos burócratas zánganos, ineptos y corruptos, para remplazarlos por personal idóneo que responda ante los usuarios (ciudadanos soberanos en ejercicio) de la respectiva entidad por el correcto desempeño de su funciones y obligaciones.

Es algo que la época nos exige a todos, y todos debemos aportar a su definición e implementación, no sólo los árabes.

ANEXOS

· LA GACETA LATINOAMERICANISTA. NO2

· Joaquín Pérez Becerra fue detenido el sábado en Venezuela

· III Boletín: contra todo pronostico, Pérez Becerra fue entregado

· Comunicado Libertad a Joaquín Pérez Becerra

· Carta a Hugo Chávez sobre la deportacion de Joaquin Perez Becerra

· !ENTREGADO! MISIÓN CUMPLIDA...

· LLAMADO URGENTE a todas las organizaciones, periodistas alternativos

d.botero.perez@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1687 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a122382.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO