¡Acciones! para que vea y escuche…

Como quien conduce resteado disputándose una sola vía a la entrada de un puente, así es el comportamiento contumaz, la soberbia y suicida determinación de Hugo Chávez. Resuelto con su entorno, con los responsables de corrupción, burocracia, cogollerismo y reformismo, que luego él llama a erradicar y combatir con fórmulas y líneas supeditadas al poder y a los recursos garantizados por la cooptación, mientras al parecer espera -cristiano él- un acto de contrición, de piratas abandonos de botín.

Por eso, la hora de la queja, de la denuncia genérica (sin nombre y apellido), de invocarlo como máximo líder para que proceda, debe llegar a su fin. La hora de la angustia que suele cerrarse con un pedido o una esperanza debe pasar a la acción. Para verlo aludido en su amor propio, en su deseo íntimo de monedita de oro, todo él como el 21 de Noviembre frente a Miraflores, cuando al ser informado acerca de la actividad político-revolucionaria de un exministro, de la continuidad irreductible de su militancia (nociva para la nueva Acción Democrática), pronunció el mortificado discurso (Ver extracto luego de la Postdata); suerte de: “aquí mando yo”: el cesarismo democrático del líder único. Porque lo demás (iniciativa sin pleitesía) es divisionismo, chavismo sin Chávez, planchar el trapo sucio, coquetear con el imperio y la burguesía apátrida.

¡Basta! Señor Presidente, es su entorno y no los revolucionarios, quien socava y pervierte el proceso, no habrá Polo sólo porque Usted lo anuncie o decrete. Sin nosotros su comandancia es inútil; fíjese, comienza a verse como imagen de un proceso donde abunda la rabia, la impotencia y la desesperanza. Comandante de un proceso grotescamente populista, regalón de manguanguas cuya noción de pueblo (inmanente y esencialista) obliga a la exacerbación del mesianismo, a la exposición de una conducta abusiva del cuento, el chiste y la anécdota personal, a pasar del duelo a la risa, de la amenaza a la conciliación o como afirma en el Aló Presidente del 27/3/11: “a sentirse adeco buscando votos”, atrapado en un discurso repetitivo y esquizofrénico.

¡No! Señor Presidente, la condición de revolucionario no está subordinada a su liderazgo, pues como afirma Torrijos: “lealtad, amor y poder obedecen a la autoridad moral”. Ante los resultados de las elecciones de Septiembre Usted manifestó: “Eso no es conmigo”; la misma lógica sucede cuando le pide al PSUV (¡Guácala!) que funcione como un verdadero partido revolucionario; y eso no lo exime de responsabilidad; o cuando regaña a ministros nombrados por Usted; tampoco lo exime, Señor Presidente; a menos que “alertando y reconociendo”, sin querer emule a Pilatos. Es cierto que entre capitalismo y socialismo no hay tercera vía u otra opción; pero la vía socialista se construye con sujetos históricos socialistas muy escasos en su entorno, escondidos tal vez pues ya se sabe el destino de los socialistas en su gabinete.

Si la manera de hacerlo ver y escuchar es la protesta de calle, agitación y propaganda, así se hará. ¿O prefiere los métodos de su estrategia política de negociación con el enemigo? Si es así, dígalo en un pase-cadena, en lugar de Ministerio del Poder Popular, llámelo Ministerio de la Cuota de Poder. Una cosa puede tener por segura, Señor Presidente, jamás formaremos parte de un Polo para sumar (electorero), para salvar coyunturalmente un proceso sin porvenir tal como hoy se desdibuja.


POSTDATA:

A propósito de sus lecturas -Nietzsche, específicamente- , le haría un gran favor a la patria si actúa como aconseja Zaratustra: Voluntad de poder para liberarse del enroque y del entorno, pisoteando a los alacranes. Entre otros seres, Lina vería una muestra de su amor radical y Samán la luz de la “estrategia” que lo destituyó. Y a menos que crea aún en –Yesi- , acerca del 80 y más por ciento de felicidad de los venezolanos o en los “análisis” de un verdadero Marciano o en lo inquisidor del Grano de Maíz, poco le serviría saber que por ahora hay dos voluntades dominantes en el pueblo: Voluntad de comprar y voluntad de sobrevivir (cabeza a cabeza con “Gracias a Dios y a Chávez”). Porque ese infinitivo (vivir) con gerundio (viviendo), además de mentira es como hallaca despedazada en un plato de mondongo.


Extracto del discurso de Hugo Chávez (Reto: adivine a quien se refiere)

“Ese espacio al que he convocado y que todavía no existe, así que nadie puede estar hablando de esto y de aquello que aun no existe, que nadie se desespere, porque yo a veces veo compañeros como desesperados… ¡no! …, a veces quieren picar adelante con agendas propias…Yo veo, yo oigo…, y hago un llamado a todos los líderes a que nadie se desespere, a que cada quien asuma con disciplina su puesto en la batalla, los líderes tenemos que dar el ejemplo, el ejemplo.

Triste de aquel que no lo entiende, que ande por ahí…, por las calles haciendo una agenda propia… o tratando de formar grupitos porque ya Chávez no sirve, que ya Chávez no da más… , que está viejo, que no se que más… ¡Cuidado! Con los quinta columnas que tratan de dividir al pueblo y al movimiento revolucionario. ¡Los combatiré directamente donde quiera que estén! (Sic). Empiezan a oír carantoñas de la burguesía, y empiezan…, ¡la burguesía es muy hábil! Y empiezan a jugar con algunas personalidades que tienen un ego, eheeeee, y empiezan a alentarlos… Bueno, yo sólo quiero recordarles a aquellos que andan por ahí…, por las esquinas o haciendo reuniones secretas, eheeeee, tratando de formar corrientes o escribiendo incluso públicamente que hay que hacer corrientes… Bueeeno, las corrientes son bienvenidas, siempre y cuando confluyan en la unidad y no sean corrientes divisionistas infiltradas en el seno del movimiento revolucionario”

Nota final: Señor Presidente, además del Imperio, nosotros seguimos una a una sus palabras. Suerte que este enemigo no tenga en el país un “mejor interlocutor”.

danielaferre200@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2521 veces.



Daniela Ferrer

Escritor y músico. www.evyferrer.wordpress.com

 evyferrer@gmail.com      @evyferrer

Visite el perfil de Evy Ferrer para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: