¿Quién manda en el Ministerio del PP de Finanzas y Planificación?

Cuando decimos que el Estado heredado de la cuarta república, es un Estado burgués; lo hacemos es porque su carácter de clase está, en última instancia, determinado por su relación con las formas de propiedad de los medios de producción de la sociedad. Y en lo que compete al caso venezolano, el camarada Víctor Álvarez  nos da luces al respecto: “A pesar de la crítica al capitalismo y de la declaración del carácter socialista de la Revolución Bolivariana, el peso del sector mercantil privado en la economía venezolana, lejos de disminuir contradictoriamente aumentó. Pasó de 64.8 % en 1999 a 70 % en 2008-09, mientras que el sector público cayó de 35 % a 30 % en ese período. La política económica bolivariana, al concentrarse en la reactivación y no en la transformación del aparato productivo existente, contribuyó a que el sector capitalista de la economía creciera a una velocidad mayor que la economía pública y la economía social. Así pues, en la Venezuela de 2010, tanto la estructura del PIB como el nivel de empleo están fuertemente marcados por el abrumador peso que mantiene el sector capitalista en la economía, siendo éste el que define la naturaleza explotadora y depredadora del modelo productivo que aún impera en Venezuela…” (Víctor Álvarez, La transición al socialismo de la Revolución Bolivariana). Valga decir, si el Estado heredado de la cuarta república era burgués, en cuanto a su contenido de clase, en estos once años de Revolución Bolivariana, no hemos hecho otra cosa, sino reforzar y afianzar  su contenido burgués, capitalista.

  Y esto ocurre, pese a que, quienes dirigen la estructura del Estado he de suponerse, se trata de camaradas comprometidos con los principios y valores que profesa el partido gobernante, el Psuv, que en su Declaración de Principios, Estatutos y Bases Programáticas se propone: “El Partido Socialista Unido de Venezuela debe ser propulsor de la participación directa del pueblo y su instrumento para la construcción del socialismo…Para avanzar hacia la sociedad socialista que queremos, necesitamos sustituir el Estado capitalista burgués por un Estado Socialista. El nuevo estado esbozado, avanza hacia el estado comunal planificado y orgánico cuya concreción se da por la interacción dialéctica entre las viejas células organizativas, poco dinámicas y obsoletas y las nuevas formas organizativas superiores como las comunas, consejos comunales, consejos revolucionarios de trabajadores y trabajadoras, consejos revolucionarios de estudiantes, entre otros…”(Libro Rojo, Psuv).

  La tendencia que se aprecia, a once años de iniciado el proceso bolivariano, es de regresión, sobre todo, en temas fundamentales como lo son la Política Económica, de marcado corte capitalista salvaje y la Política Laboral, de marcado corte antisindical, expresada en la negativa de los burócratas gubernamentales de reivindicar las condiciones de existencia de la clase trabajadora, la promoción de políticas de flexibilización laboral y tercerización en muchos ámbitos de la Administración Pública y la represión de todas aquellas tendencias clasistas, independientes de la aristocracia sindical roja rojita, que puja por sustituir a la vieja guardia cetevista. “La tarea central de la Revolución Bolivariana es desmontar el poder constituido al servicio de la burguesía y el imperialismo y refundar un poder radicalmente distinto, al servicio del pueblo venezolano y los demás pueblos del mundo, es decir, la construcción del poder popular y revolucionario…” (Libro Rojo, Psuv, La Tarea Central).

  La realidad está bien distante de los objetivos propuestos por la militancia del partido de gobierno, el Psuv, adentrarse en la cotidianidad de los distintos ministerios del “poder popular” no es más que, constatar la vigencia plena de la cuarta república y su cultura de  ineficiencia, maltrato al ciudadano/ciudadana, ausentismo laboral, incumplimiento de los horarios de atención al público, corrupción y demás vicios que caracterizaron la vieja república adecopeyana.

  En el caso específico de Min Finanzas, recibo comunicación de camaradas revolucionarios que allí prestan servicios y nos narran su experiencia: “saludos amigo es preocupante la situación en el banco industrial ya que las personas contratadas provienen de universidades privadas o en su defecto vienen recomendadas si se hiciera una investigación al respecto se determinaría que casi todos son oposicionistas ya que los vice-presidentes o las personas que detentan cargos supervisorios no están con el proceso es grosero la forma de hacer política en la institución al hacer propaganda política a favor de la oposición y los sindicatos(únete) están al tanto de tal situación y nada hacen al respecto las compañías que se contratan en los diferentes departamentos incluyen personas que dejaron de laborar en el banco y luego de haberse acogido a una cajita feliz entran nuevamente bajo esta modalidad, ¿qué te parece? …”

  Otra dependencia del Min Finanzas en la que se repite una situación similar es la Superintendencia de Cajas de Ahorros, quien la dirige es hermana de la camarada embajadora en Chile, Meris Urbaneja de Hurtado, rodeada de puros oposicionistas, como por ejemplo, su consultor jurídico, Claudio Eduardo Huenufil Leal, de quien para que tengamos más referencia, ubiquemos el trabajo especial realizado por Aporrea sobre el 11 de abril, allí podemos leer su declaración como testigo a favor de los comisarios Vivas, Forero y Simonovis: “En audiencia del 18-07-07, el testigo promovido por la defensa, ciudadano CLAUDIO EDUARDO HUENUFIL LEAL (opositor al gobierno) declaró en el juicio: Declaración: "…una vez que la marcha llega a Chuao toma rumbo a Miraflores…" Fiscalía: "¿En el trayecto de la autopista llegó a ver policías metropolitanos?"

Respuesta: "No vi policías metropolitanos en la marcha sino al llegar a la avenida Bolívar…" ("El juicio del 11-A y la sentencia": De la marcha a Miraflores. http://www.aporrea.org/actualidad/n132370.html).

  Podemos siquiera considerar que un oposicionista va impulsar la destrucción de un Estado a cuyo contenido de clase es afecto, hay que ser muy ingenuo, retrasado mental o coincidir con él en sus posturas políticas de oposición al gobierno.

  Si no conociéramos la trayectoria de Jorge Giordani, nos atreveríamos a denunciar que Min Finanzas está en manos de los oposicionistas apátridas, el contenido de clase de las políticas que de ese ministerio emanan, al menos, así nos lo hacen suponer. No obstante, es de suponer que la batalla por su reivindicación y colocación a tono con las políticas de la Revolución Bolivariana ha de tener como cabeza dirigente al camarada Giordani, las finanzas del pueblo venezolano y bolivariano no pueden permanecer un minuto más en manos de sus enemigos jurados, urge una Revolución a lo interno de todas y cada una de las dependencias que integran la estructura organizativa de ese ministerio.

 Una Revolución se hace es con Revolucionarios y Revolucionarias comprometidas en el logro del objetivo supremo enunciado por nuestro camarada Presidente Hugo Chávez, la construcción del Socialismo… 

Caracas, 2 de marzo de 2011 
 
henryesc@yahoo.es 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3367 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a120903.htmlCd0NV CAC = Y co = US