Caos en la ciudad

El pasado martes 29 de los corrientes, nos tocó, al igual que miles de caraqueños y caraqueñas, la experiencia de quedarnos varados, en unos de los vagones del Metro de Caracas, sin energía eléctrica, en tránsito de Bellas Artes hacia la Estación Colegio de Ingenieros. En medio del túnel, con el tren paralizado,  una voz masculina anunciaba que existían problemas con la energía eléctrica en toda Caracas, minutos después, aclaraba que el problema se originaba en otra estación del este caraqueño; repentinamente, la voz masculina fue sustituida por otra femenina, que exhortaba a las/los usuarios que nos encontrábamos agolpados unos sobre otros, era hora pico, a tener calma, que pronto sería restituido el servicio eléctrico, de repente todas/todos explotamos de sonrisas, la voz femenina que nos exhortaba a la calma explotaba de rabia, llamaba a las/los usuarios a no tocar las alarmas ya que las mismas le causaban estrés!, eso causó muchas risas, que pronto se fueron convirtiendo en preocupación, dado que los minutos iban pasando sin que se viera en el túnel la presencia de algún funcionario del Metro de Caracas que orientara el desplazamiento de los cientos de usuarios que, como sardinas en lata, nos encontrábamos dentro de los vagones de esa unidad del Metro Caracas.

  No faltaron, al interior de los vagones, las/los usuarios que se dedicaran a la apertura de las puertas, bajando las palancas ubicadas cerca de las puertas en la parte superior, la falta de ventilación obligaba a ello, no fue, sino pasado más de 30 minutos que pudimos constatar la presencia de un funcionario de Metro Caracas que, con llave en mano procedía a la apertura de las puertas que comunican un vagón con el otro, después aparecieron otras y otros, con linternas en mano que comenzaron a iluminar la acera ubicado al costado de la vía, y más adelante pudimos constatar la presencia de los bomberos que ya comenzaban a adentrarse al interior del túnel. Usuarios y usuarias comenzamos a caminar la acera hasta su final, en que nos adentramos a las instalaciones de la Estación Colegio de Ingenieros, la cual, una vez que desocuparon el tren, fue cerrada su acceso al público.

  Ya en la Estación, las preguntas de rigor: ¿Por qué la respuesta fue tan tardía?, ¿realmente existen planes de desalojo de los trenes en situaciones de riesgo, como la vivida ese día?, ¿por qué tuvieron que esperar la llegada de los bomberos para actuar los funcionarios/funcionarias del Metro de Caracas?, ¿tienen o no tienen plantas de emergencia que, al menos permitan el traslado de un tren hacia la Estación siguiente, el Metro de Caracas?, ¿por qué las/los funcionarios que se comunicaron en el altavoz interno de los vagones se estresan en una situación de crisis como la vivida ese día, falta de entrenamiento o de ineptitud para ese tipo de trabajo?

  La realidad es que el  Metro de Caracas, demostró ese día, que presenta serios problemas estructurales; esa crisis no es más que el zénit, de una serie de retrasos que venían afectando la normal funcionalidad del servicio, es lo que podríamos  llamar el punto final de lo que conocimos, hasta no hace mucho, como el “Plan Despliegue”, el cual dio buenos resultados hasta mediados de Febrero, fecha a partir de la cual, comenzó a hacer aguas. Desconocemos las causas del por qué ese Plan que, a comienzos de año, creó buenas expectativas entre las usuarias y usuarios del servicio fracasó y de nuevo tenemos el mal servicio enquistado en el Metro de Caracas.

  De hecho, al  día siguiente quienes usamos el Metro, para dirigirnos a nuestros sitios de trabajos, pudimos constatar que, ahora los retrasos se escudan en los llamados “cortes de energía”, muy sospechosos “cortes”, que han hecho renacer, entre usuarias y usuarios, la palabra saboteo, como la causa posible de estos retrasos que tanto daño causan a la población caraqueña.

  De nuevo, lanzo nuestra propuesta, de meses previos, de declarar la emergencia en el Metro de Caracas y constituir un Comando Estratégico Operacional (done estén: Autoridades del Metro, Usuarios y usuarias. Trabajadores y trabajadoras, un representante del Presidente Hugo Chávez), que exige, sin duda, no pañitos calientes, sino de una verdadera Revolución a lo interno de sus estructuras organizacionales y operacionales. Para luego es tarde!!!

Caracas, 30 de marzo de 2011

henryesc@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1582 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a120611.htmlCd0NV CAC = Y co = US