Señor diputado

Alquilo curul para dormir

  “Venga a otra copa compadre que este escocés siempre me ha sabido bueno y hasta me relaja y me hace olvidar las penas. Y apuren ese sancocho de pescado, para que nos dé butría y seguir esta rumba criolla, pues en la noche tenemos que estar en la barra acostumbrada conversando con los compañeros para ver qué dicen y que se comenta por ahí. Pero mientras tanto la vida es una sola y ¿el pueblo? ¿Qué eso? Aún no sé definirlo, pero por lo menos tengo que darle gracias que aún, a pesar de todo, sigue confiando en nosotros y hasta vota por uno para que lo represente en la Asamblea Nacional. Están escuchando bien “para que lo represente”. ¡Qué ingenuos! han pasado más de cincuenta años y esta pobre gente aún cree en pajaritos preñados, pues no aprenden ni quieren aprender, a pesar de todo el discurso ese que todos los días le mete el dictador que aún tenemos en nuestro país, aunque espero y confío que para el diciembre 2012 le llegue su sábado y  al fin salgamos de él, porque hay que reconocer que nos ha amargado la vida y hasta nos ha quitado poder para hacer y deshacer en este País, al que también quieren los gringos, nuestros aliados, para apoderarse del petróleo a cambio de darnos a nosotros una buena vida…”

 

  “Se terminó el tiempo diputado y le he dicho que no hay prórroga”, dijo el Presidente de la Asamblea Nacional a un representante de la oposición, y fue ahí que el diputado por Nueva Esparta se despertó de su largo sueño, se limpió los ojos y se dio cuenta que aún estaba en la Asamblea y hasta no le gustó mucho que lo despertara la voz del Presidente, pues se estaba saboreando su whisky 18 años y hasta no pudo degustar su sancocho de pargo.

  ¿Qué le pasó diputado, que se durmió? Le preguntó un compañero, y respondió. ¿Quién no se duerme en un sillón tan cómodo y oyendo toda la incoherencia de nuestros compañeros de la oposición? Es más, tengo pensado en mandar a hacer varias curules, o sea sillas como éstas y alquilarlas para dormir en el aeropuerto de Margarita, al cual le quitaron todos los asientos en los pasillos.

  Y dicho esto el diputado margariteño se marchó aún con el sueño en el rostro.

emalaverg@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1969 veces.



Emigdio Malaver

Margariteño. Economista y Comunicación Social. Ha colaborado con diferentes publicaciones venezolanas.

 emalaverg@gmail.com      @Malavermillo

Visite el perfil de Emigdio Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a118885.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO