Respuesta breve

Al Sr. Baralt, que no entiendo qué cosa defiende

Señor Baralt: por su medianamente largo pero confuso escrito de respuesta, en mi modesta inteligencia, aunque usted cree que me siento prepotente por decir mi experiencia docente, (así como mis años de profesional en medicina i filosofía, i en la vida cotidiana con una ideología firme, razonada i perenne de hombre de izquierda, con estudios filosóficos i no con frases aprendida, como Pompeyo o Teodoro con unas poses i lemas de revolucionarios, en otros tiempos) he respaldado el proceso revolucionario (i soi amigo personal del presidente i de los primeros que lo apoyaron en Maracaibo, i me creo igual a cualquier hombre del pueblo en mis derechos i en mis deberes, no creo en privilegios); sus palabras o argumentos, si es que podemos llamarlos así, me parecen escritos en la Edad Media por un primo de Santo Tomás de Aquino i ni siquiera por un amigo de Guillermo de Occam. Le confieso que soi bruto; no le entendí que quiere decir, i si usted es de izquierda o es escuálido, tal es su confusa respuesta. Lo que si intuyo es que parece, usted no tiene profesión alguna cuando defiende la medicina sistémica. No tiene un argumento médico, ni un argumento de ciencia del Derecho Simplemente he dicho que ese libro del ingeniero Olalde, es una demostración palpable, escrita, imborrable, un testimonio que no se puede esconder, de no saber ese señor, absolutamente nada de medicina, sino lo que puede haber leído en revistas o escuchado a médicos de poca formación científica. Un audaz que comete el delito de intrusismo médico. El libro está allí i no tiene ni siquiera olor a ciencia médica ni a ciencia universal. Lo puedo demostrar ante las instituciones que cito. Lo que usted escribe es una confusión de “empates” de no sé que libro o enciclopedia común, o que se lo dictaron. Ponerme a responderle en detalle, sería perder el tiempo. Parece que usted no ha leído nunca mis artículos sobre el proceso revolucionario, i luego unos doce o trece sobre la Medicina Sistémica. No he ofendido a ningún pueblo i lo creo tan inteligente, además del más valiente en toda la América que, no solamente ha respaldado en mayoría el proceso, sino que no se ha dejado engañar por la mal llamada medicina sistémica que, repito, es medicina neoliberal, destinada para hacer comercio con la salud del pueblo. En cambio veo el ejemplo social, humanitario, científico i profundamente humano i justo de la Misión Barrio Adentro que usted parece ignorar, por apoyar o defender una medicina de yerbateros. No se moleste en contestarme; ya me mostró sus credenciales.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2699 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a11808.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO