Politiporrazos

La respuesta es ¿terrorismo?

Conociendo las malas intenciones antipatria y cobardemente vende patria demostradas por elementos de la ultra derecha frustrada, no es extraño que en el caso de la explosión e incendio de CAVIM en Maracay, exista la mano peluda de la oposición enloquecida, actuando en forma similar a cuando contrataron francotiradores el 11 de Abril 2002, provocaron un sabotaje petrolero de pérdidas multimillardarias disfrazado de paros cínicos, intentando derrocar al Presidente Chávez y dar al traste con la exitosa revolución venezolana, socialista, humanista, participativa y bautizada bolivariana inspirada en gran medida por los pensamientos del Bolívar antimperialista. Vecinos de CAVIM, AFIRMARON QUE OYERON UNO O DOS SOBREVUELOS ANTES DE LA EXPLOSION EN LA MADRUGADA DEL DOMINGO 30 DE ENERO 2011. Me arriesgo a escribir esta presunción analítico-política, pues repito, nada bueno puede esperarse de quienes así como hoy se están peleando por la herencia de Carlos Andrés Pérez, justificaron la barbaridad dicha por ese personaje nefasto de las administraciones presidenciales del Siglo XX en Venezuela, en conversación telefónica con otro “angelito” del pitiyanquismo, el Comandante Bingo, su tocayo y compañero el prófugo Carlos Ortega, CAP aseguró entonces que para sacar a Chávez no importaba si morían entre cien y doscientas mil personas... A esos viudos de la cuarta república lo único que parece interesarles es volver a disfrutar como antes de las mieles del poder, disponer del gigantesco presupuesto petrolero y darse la gran vida sin ayudar a venezolanas y venezolanos de menores recursos. Hoy, cuando la desigualdad social ha disminuido y las ganancias petroleras sirven para educación, salud, viviendas, empleo, desarrollo agrícola soberano, prohibición de pesca de arrastre, leyes para frenar la voracidad bancaria o las estafas inmobiliarias, no suena ilógico que esos mismos mentores del desastre ocasionado por el sabotaje petrolero 2002-2003, sean capaces de incurrir en un acto terrorista. En el caso de CAVIM, resulta sospechoso que la noticia del incendio en Maracay y la evacuación de más de diez mil personas en Maracay, opaque la noticia del triunfo del Presidente Chávez en el caso de los banqueros que pretendían seguir engañando a la clase media y otros sectores en la construcción de viviendas, retardando o negando de plano la aprobación de créditos y aumentando descaradamente los precios de casas y apartamentos. Sospechoso por igual es que justo el día escogido para anunciar la aprobación de la Ley de Vivienda y se hizo el primer registro destinado a ayudar con dinero del petróleo al desarrollo de la micro, pequeña y mediana industria, gracias a la Misión Agro Venezuela, ocurra un suceso incendiaro en el principal arsenal o polvorin de municiones y fábrica de armas del país. Alerta más que nunca en el camino revolucionario, como señala la letra de la canción: “alerta, alerta, alerta que camina, la espada de Bolívar por América Latina”.

luissanchezibarra@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2077 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Sánchez Ibarra

Luis Sánchez Ibarra

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a116742.htmlCd0NV CAC = Y co = US