Comenzó la cuenta regresiva de abril

En el inicio del debate sobre la Ley de universidades, pudimos para bochorno de la majestad del parlamento democrático, ver desfilar en el uso de la palabra a sicarios militantes de la “Cobra Negra”, organización criminal, paramilitar de Acción Democrática, utilizada en la década de los 70 para secuestrar y asesinar, estudiantes, obreros, campesinos, docentes y profesionales diversos militantes revolucionaros, sin importar edad, condición física o social. Igualmente observamos a los herederos las bandas fascistas que asesinaron al septuagenario periodista y humorista Leoncio Martínez (Leo) director del inolvidable FANTOCHES.

Todos ellos denigrando del reeegimen, de la dictadura comunista, gracias a cuya lenidad están ocupando indignamente escaños en el parlamento a los cuales llegaron a través de las campañas de mentiras y guerra sucia financiada con los dólares imperialistas, que los amos desde Washington, le envían religiosamente a la oposición “Malinche” venezolana.

Allí se quitaron las caretas, el viejo sicario de la Cobra Negra que abrió la tanda por la MUD (Mesa de la Ultra Derecha) tuvo el cinismo con el mayor descaro, de justificar la invasión y ocupación militar de la Universidad Central de Venezuela y asesinato de estudiantes, durante el primer gobierno de Rafael Caldera, porque en su criterio, la acción fue para defenderse de la guerrilla, que operaba en la UCV. Seguidamente defendió la grosera inherencia en la política interna de Venezuela, por parte del insulso Secretario General de la moribunda Organización de Estados Americanos, llamada con mucho tino en su oportunidad por el Comandante Fidel Castro Ruz (Ministerio de Colonias).

A este representante de la canalla apátrida venezolana le siguieron herederos de la falange asesina de LEO, quienes junto al resto de la MUD, no escatimaron esfuerzos para intentar descalificar los logros del gobierno revolucionario, que de 600 mil estudiantes universitarios que dejó la Cuarta República, en sus 50 años de desgobierno, la revolución en 10 años ha elevado esa matrícula a más de dos millones y, cuatro millones y medio de estudiantes desde inicial, hasta diversificada, reciben su dieta diaria balanceada en los centros de estudios lo que ha generado la multiplicación de la matrícula escolar. Estas estadísticas nos ubican como el segundo país en América Latina y el Cuarto en el mundo, en matrícula universitaria.

Por si fuese poco en salud, inclusión, atención integral a la población, en derechos humanos y otros renglones, los organismos internacionales que miden estas dinámicas, nos ubican como uno de los pocos países que ha cumplido las metas del milenio. En deportes de ser la “Cenicienta” pasamos a potencia mundialista, gracias a las políticas de Estado que en materia deportiva ha generado el gobierno bolivariano que preside el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías. De ñapa y para terminar de tumbarles su escatológico y lacayo discurso, la ONU acaba de otorgarle un reconocimiento internacional al programa de INFOCENTROS, que en 2010, prestó servicio a 10 millones y medio de venezolanos de bajos recursos que tuvieron acceso a INTERNET, gracias a las políticas educativas del Ministerio de Ciencia y Tecnología, dirigidas a la ALFABETIZACION de la población que no conocía estas herramientas de la comunicación. Todo esto ocurre en un país donde según la canalla mediática internacional y la desquiciada y lacayuna oposición, se restringen las libertades de prensa y expresión del pensamiento y se mantiene bajo la severa mirada de “Comisarios Políticos del reeegimen”, el acceso a la autopista de la información.

Pero el colmo de la desvergüenza, la tuvo un ex gobernador ahora diputado, que estuvo inhabilitado por ladrón, al criticar la política de seguridad social del gobierno revolucionario que ha dignificado las pensiones de las personas de la tercera edad y que en diez a años ha incorporado a este beneficio a millones de Venezolanos, que habían sido excluidos durante los gobiernos adeco – copeyanos, que cuando los pocos jubilados y pensionados que existían reclamaban el pago de la miseria que les asignaban, les respondían con gases lacrimógenos y los azotes con agua, lanzados desde la ballena.

Frente a esta arremetida internacional y de los lacayos en territorio patrio, electos al parlamento pero que abandonan el mandato popular para ir a lamer botas al norte, los revolucionarios tenemos que mantenernos alertas y preparados para rechazar y aplastar a la canalla traidora, que ya comenzó la cuenta regresiva de abril.

Periodista* CNP 2414 cd2620@gmail.com cadiz2021@yahoo.es.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1599 veces.



Cástor Díaz*

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: