Una economía tecnologizada

Es el momento de hacer un análisis sobre nuestro desarrollo económico y acercarnos a las fuentes empresariales para acordar convenios que favorezcan a nuestro mundo interno. Extrapolando al petróleo y al gas y los acercamientos diplomáticos. Estamos trayendo una diversidad de productos de Corea del Sur, en un porcentaje cercano al veinte por ciento y prácticamente es una fortaleza que viene reflejada en una tecnología muy acertada y representada en electrodomésticos y línea blanca. Los países asiáticos vienen representando un icono necesario para competir con otros países en la  proyección de productos a Venezuela.

Los asiáticos con una concepción muy moderna de la globalización, tiene una importancia vital para exportar y desarrollar tecnología, donde el bienestar se hace sentir a todos sus residentes. Nuestro país, en una progresión constante busca  recoger buenos inversionistas que estén solventes y abrirse a nuevos mercados de corta y gran dimensión para hacernos tangibles y ser ejemplo a otros países latinoamericanos. Obviamente, debemos avanzar en medio de ésta crisis para darles a nuestros ciudadanos un contexto de productividad y buscar una hegemonía equilibrada en el campo de la reingeniería para hacernos fuertes en Occidente con nuestros aliados del eje político a quién pertenecemos.

Se tiene que tener una acción productiva y bursátil con los países del mundo para avanzar en las plataformas enmarcadas de la tecnología electrónica y digital para obtener buenos productos y dividendos que, nos den una comunicación muy bien idealizada como convincente. Hay que preveer acercamientos productivos para lograr intereses mutuos entre inversionistas, compradores y mercantilistas, la banca por su parte debe ser más negociadora y compatible con las zagas del mercado.

Se tiene que ir a tierras desconocidas para adquirir y vender mercancía. El establecimiento de nuevos mercados es obligación de los economistas  y debemos reflejar una reacción positiva para  tratar temas unitarios  que nos acerquen a una verdadera confrontación económica. El país, debe crecer con el apoyo de nuevos ciudadanos capitalizados por el Estado para mantener un crecimiento aceptable e incorporarnos a ser un Estado aceptable en el mundo con principios verdaderamente democrático y socialista. Constituyéndose en la nueva democracia.

Estamos repitiendo reglas y el presidente Chávez desea salir de ellas.  Estamos frente a una economía diseñada bajo la concepción del viejo Estado reformador, por eso, tenemos que ir a un cambio político a través de una nueva Constituyente o la Reforma.. Esta plataforma actual fue formulada por las viejas útiles políticas para mantener el control del Estado y, por esto, hemos avanzado poco a duras penas. Las nuevas medidas deben ser acertadas para aminorar la pobreza y favorecer a la mayoría, un colectivo que exige ahora mayor atención, evitando de ésta manera la inequidad ideológica. En este sentido, todos debemos tener un solo sentimiento comunitario para avanzar  hacia la verdadera institucionalidad democrática

La industria, tiene que ser planificada a través de un proyecto nacional. La nueva universidad debe desplegar la estrategia de una concepción clara de una patria contemporánea que determine una bandera de lucha para afirmar una acción comercial que indique una cantidad de factores para crecer en un nivel académico apreciable y convincente.

EMPRESARIADO ABOCADOS AL COLECTIVO

Como unos verdaderos enclaves mortíferos para el colectivo internacional como venezolano, grupos extranjeros y venezolanos cumplen estrictamente un programa de penetración ideológica en el seno político de nuestro país con el fin de destabilizar la institucionalidad democrática  y bajo ningún mecanismo de control actúan vilmente contra patria dañando éticamente a nuestros grupos humanos que se esfuerzan en lograr una patria digna como democrática. Venezuela lucha hegemónicamente por lograr su libertad democrática y trata de quitarles el velo a los personeros que lisonjean una y otra vez en contra del actual período presidencial que es ejercido por el Teniente Coronel Hugo Chávez Frías.

Actualmente, estamos siendo espiados de una u otra forma y existen acciones encubiertas que originan estruendosos daños al mapa geopolítico del Estado. Las entrevistas, ya cotidianas reflejan mensajes ofensivos en contra de nuestra integridad territorial y el sentimiento de un pueblo que desea lograr su libertad a favor de un ideario político que deslumbra el mundo europeo y el árabe. Por esto, los venezolanos no podemos ser convidados de piedra en esta lucha bolivariana por lograr un país ejemplo para el mundo

Hay que estimular a los excluidos e integrarlos a la sociedad civil. Se exige una organización más cerrada en las misiones y abrirlas al país con una carga verdadera de conciencia sociopolítica, debemos adelantarnos a las políticas de compensación social y no jugar con el IVA. Aquí, es un proyecto compartido por la historia reciente y quienes no desean aceptar las tendencias políticas y de carácter nacionalistas. Los obstáculos por venir tienen su origen en nuestras propias carencias y de aceptar criterios de terceros. Nuestro avance debe ser lineal y no hipotético.

Lo importante es tener competitividad y avanzar en la esfera de los intereses sociales, teniendo en cuenta al empresariado privado que desea colaborar con la nueva república. Los criterios deben ser de eficiencia y transferencia de un nuevo conocimiento socialista que enmarque la tecnología y la capacitación en recursos humanos.

Debemos familiarizarnos con verdadera conciencia, en el nuevo plan del gobierno y un verdadero festival de carácter cívico y popular debe alegrarnos para concebir la nueva realidad política donde todos los venezolanos convergeremos en un sentimiento revelante y que incidirá a largo plazo en el panorama internacional.

Es ponerse de pie para luchar contra los adversarios democráticos y derrotar el pesimismo. Se debe lograr el desarrollo de los programas sociales y situarnos en el preámbulo de un nuevo quehacer sociopolítico y territorial. Desde la reforma policial hasta la nueva ley de comercio, deben ser dos motivos para apurarnos en la Reforma del Estado o una nueva constituyente, ya se vence el plazo de toda espera y demora.

Los venezolanos debemos saber decidir nuestro futuro y determinar un compromiso de lucha en la transformación del país y generar empleo para acabar con la buhonería, es necesario capitalizar el país, como enrumbarnos hacia los nuevos ejes políticos. Es convalidar el desarrollo nacional bajo la propuesta de un equipo ministerial más dinámico y con opción de futuro. Sin duda, que, este familiarizado con el verdadero sentimiento de los venezolanos.

Las empresas privadas deben adecuarse y aceptar algunos paradigmas del gobierno bolivariano, asumir con verdadera experiencia este aprendizaje y entender que confrontamos ideas sin principios instruccionales cayendo en un proceso deprimente de captación industrial, el empresariado no debe ser político, debe velar por la producción y sus trabajadores, respetando las cláusulas colectivas, dándonos un verdadero concepto de responsabilidad social como de libertad. 

 emvesua@cantv.net 

 emvesua@hotmail.com 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1944 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a113979.htmlCd0NV CAC = Y co = US