¿Hay a quien le gusta vivir engañado?

Una buena parte de los medios de difusión privados de Venezuela tienen una perversa misión, destruir el bienestar espiritual de las personas que habitan esta extraordinaria nación, siendo por ello que insisten en mal poner el proceso político que aquí se lleva a cabo. Analice las campañas publicitarias llenas de negatividad y vea como son de espantosas, sin embargo, observe como el gobierno se ha llenado de paciencia ante tal malignidad, él sabe que los propietarios de esos medios no podrán seguir indefinidamente con ese maléfico plan, ya que ese plan los perjudicará a ellos mismos y a sus familiares porque la mentira nunca a beneficiado permanentemente a quien la divulga. 

Es cierto que por ahora las permanentes mentiras tienen a cierta parte de los venezolanos confundidos, pero más temprano que tarde esas personas se darán cuenta que esos medios solo buscan un auxilio para que los protagonistas del deterioro que envolvió al país durante la vigencia del Pacto de Punto Fijo regresen al poder y solo esa es la finalidad de los cómplices de ese desastroso régimen político, régimen que consolidó en la práctica aquella frase celebre por su cinismo: “En Venezuela se roba porque no hay razón para no hacerlo”

Desconocer que Venezuela vivió una tiranía disfrazada de democracia, desde que los adecos tumbaron al general Medina Angarita en 1.945, sería una solemne majadería, aquí desde aquella fecha los derechos ciudadanos y la libertad de expresión siempre estuvieron amenazados, aquí solo se garantizaba la elección de los Poderes Públicos cada 5 años y eso porque  se desconocían a los verdaderos ganadores electorales al ponerse en práctica  lo que se llamó: ACTA MATA VOTO. 

Fue con la manifestación pública del comandante Chávez Frías, haciéndose responsable de la fracasada asonada militar del 4 de febrero de 1.992, que el pueblo vio en él la esperanza de que en Venezuela se impusiera una verdadera democracia y la posibilidad de quitarse de encima el yugo impuesto por el puntofijismo; fueron esas expectativas las que hicieron que Chávez fuera electo Presidente de la República con el 56,59% de los votos,  y fuera reconocido así a causa de la apabullante cantidad de votos que le sacó al candidato que llegó en segundo lugar.  

Hay que  convencerse que el Pacto de Punto Fijo fue un sistema político despótico y que sus inspiradores lo quisieron reinstalar con el golpe de Estado del 11-12 de abril de 2.002, pero también hay que convencerse que fue el mismo pueblo el que se opuso a que eso fuera así y entonces se movilizó de manera espontánea y se agrupó frente a los cuarteles del país logrando que la Fuerza Armada se viera obligada a compartir su deseo de legalidad; no quedándole otra alternativa a sus jefes que no fuera la de cumplir con su deber y mantener la constitucionalidad de la patria. Esa acción espontánea llevada adelante por el pueblo hizo convencer a muchos venezolanos engañados a unirse al proceso de cambios y poner sus esperanzas  en el líder que le ofrecía un cambio en el desarrollo político, social y económico del país y sacarlo de la humillación a la que el puntofijismo lo había sometido. Y fue así como apoya a Chávez cuando el referéndum revocatorio y más aun cuando se evidenció las obras realizadas, en las elecciones realizadas el 6 de Diciembre de 2.006 al ratificarlo como Presidente, en esta ocasión con el 62,84% de los votos válidos; esta vez la oposición en voz de su candidato presidencial reconoce que fue pulcra y que no existió mayores contratiempos para que ejerciera el voto todo aquel que quiso ir a votar. 

Hoy, cualquier persona con cuatro dedos de frente  puede darse cuenta que los dirigentes de la oposición engaña a sus seguidores, y una de las pruebas más evidente es que ella dice y sostiene que 67 curules logradas para la Asamblea Nacional es mayor que las 98 alcanzada por el oficialismo, ¿qué es eso? ¿Cómo sacan ellos esa cuenta? ¿Acaso no es una mentira del tamaño de una catedral? ¿Por qué pretenden engañar a su gente? ¿Hasta cuando van a seguir con sus mentiras?, a menos que los jefes de la oposición estén convencidos que a sus seguidores les gusta vivir en el engaño y así utilizarlos como carne de cañón para sin ninguna razón válida enfrentarse al gobierno. Sepan los seguidores de está oposición desquiciada que después de un hipotético triunfo que ella obtenga, su dirigencia no los tomará en cuenta para ocupar algún cargo o recibir alguna prebenda en su gobierno. Por eso y mucho más: ¡¡NO SEAN MÁS GAFOS!!

                                     

joseameliach@hotmail.com




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1679 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a112268.htmlCd0NV CAC = Y co = US