Nacionalizar ¿para qué?

Con la Revolución Bolivariana me he convencido de que si una ideología vale la pena adoptar, ésa es el socialismo. Por eso, apoyo la necesaria intervención forzosa del Gobierno Bolivariano respecto a las estafas inmobiliarias, algo inédito en la historia de los gobiernos venezolanos, usualmente indiferentes ante el dolor de las víctimas de los malhechores que se disfrazan de "empresarios de la construcción". Pero, ¿y que hay de las empresas que han sido intervenidas y, luego, nacionalizadas, bien por abandono de los empresarios o porque cometen prácticas criminales impidiendo que ciertos bienes lleguen al Pueblo Venezolano?.

Se sabe que, desde el principio, el Gobierno del Presidente Mártir Allende era atacado para que cayera rápidamente. Pero, y que me corrija alguien si esto no es cierto, otra de las cosas que conspiró contra Allende y su Gobierno fue que, al nacionalizar diversas empresas, éstas quedaron en manos de los nefastos sindicaleros que las convirtieron en negocios productivos en beneficio propio. Cabe suponer, si al caer Salvador Allende, esos sindicaleros que vendían contratos a los patronos, si no fueron asesinados por el régimen brutal de Pinochet entonces se convirtieron en prósperos "Capitanes de Empresa". Algo similar ocurrió en la desaparecida Unión Soviética al abandonar el supuesto Comunismo y caer en el Capitalismo. En pocos años surgieron "prósperos empresarios" que llegaban a diversos sitios de Europa a derrochar sus fortunas malhabidas, nacidas de la explotación de la masa laboral.

Temo que semejantes prácticas, puedan acabar con los logros de la Revolución Bolivariana. Todos sabemos que fue lo que llevó a la nacionalización de diversas empresas, pero muy pocos sabemos de lo que sucedió con ellas DESPUÉS. Mencionaré cinco casos emblemáticos:

1. CANTV: después de las esperanzas que surgieron con su nacionalización, llegaron personajes a quienes no puedo calificar sino de "burócratas", quienes lejos de expulsar a los gerentes de la empresa privada, allí los dejaron un rato más, entre ellos a Miguel Benatuil. Las tarifas siguen subiendo, las contratistas han sido suplantadas por "cooperativas" que no son más que una segunda versión de las otras, aún se pelea en los tribunales para que sean reconocidas las reivindicaciones de quienes son jubilables y fueron expulsados de la empresa sin concederles el beneficio respectivo, no se ha mirado siquiera a quienes debieron irse por la reducción de personal (la mal llamada "Cajita Feliz") del año 2001, se sigue discriminado a quienes desean ingresar a trabajar y tienen más de 40 años de edad, no se ha actualizado ni mejorado el servicio ABA que está siendo prestado con fallas. Y el colmo de los colmos: Movilnet, filial de CANTV, paga una costosa campaña para hacerle publicidad a un teléfono no menos costoso de Sony-Ericsson de 2.990 BsF, pero no promociona los aparatos de VTELCA ni los pone a disposición del público en las tiendas afiliadas...¿Como se explica eso?.

2. INVEPAL, la antigua VENEPAL apenas tiene presencia (o no la tiene en absoluto) con sus productos en las "ferias socialistas" bien inventadas por empresas privadas (propiedad de ciertos gobernadores "socialistas") u organizadas por los gobiernos regionales. ¿Como es que cuando era privada sus productos eran bien difundidos y ahora no?. Se ha sabido que a sus trabajadores les ha tocado quejarse en más de una ocasión por prácticas demasiado similares a las de VENEPAL.

3. Los productos de Industrias Diana no siempre se ven en los automercados. Es una grave falla que no se veía en los tiempos de la empresa privada. Pero resulta que esa empresa también produce los populares jabones de panela que el INDEPABIS olvidó que están regulados. Sin embargo, los que produce son jabones "disfrazados" con aroma de flores o de bebé (¿?) y se niega a producir los jabones regulados. La única empresa que los produce es Alimentos Polar y cuando le da su real gana. Conclusión: toda empresa social DEBE producir únicamente productos básicos y REGULADOS.

4. El caso de Alimentos La Gaviota es patético: tanta fuerza que se hizo para nacionalizarla y ahora resulta que debió ser intervenida porque los nuevos directivos, resultaron buenos discípulos de los anteriores y habían impedido extraer la mercancía ya procesada para venderla, esperando "engordarla" para venderla con sobreprecio...¿Seguro que la empresa "socialista" produce los productos regulados?. ¿Acaso los trabajadores son mejor tratados?

5. Y el colmo de los colmos: la ineficiencia manifiesta de PDVSA Gas Comunal, cuyos empleados provenientes de Tropigas y Vengas al saber que gozaban de inamovilidad laboral y otros beneficios que les negaba la empresa privada, se han convertido en los peores enemigos de quienes padecemos sus servicios. Desde la Gerencia de la Planta de Llenado en el estado Aragua hasta los camioneros, TODOS sabotean. En la población aragüeña de El Limón, el sábado 31 de noviembre pasado, dos de los empleados repartidores estaban vendiendo las bombonas de gas grandes en 30 BsF y sin entregar factura, algo muy común desde la creación de PDVSA Gas Comunal. Se hizo la denuncia al INDEPABIS, al programa "José Vicente Hoy" y hasta fue designada una fiscal para atender el caso. No se quien atenderá primero, si alguien lo hace. Y no vale el consuelo de pasarse a los distribuidores de gas privados, pues uno debe firmar un contrato vinculante y pagar el mismo precio de atraco. Vale aclarar que los empleados de una y otra empresa son especialistas en arrancar los letreros de los camiones en los que se pide no pagar sobreprecio.

Por supuesto, no quiere decir todo esto que en toda empresa nacionalizada eso sea lo que ocurre. Pero imaginen que podría ocurrir después si sumamos a ello los saboteos continuos a las Misiones, el desempeño de alcaldes como Belquis Porte con sus corruptelas en el Municipio Mario Briceño Iragorry o Pedro Bastidas, en Girardot quien le ha regalado, como sus antecesores, el centro de Maracay a los buhoneros para la época decembrina. Después que nadie se extrañe del descenso de votantes del PSUV hasta en la elección presidencial. Justamente, esta y otras causas son las que pueden hacer que la derecha regrese y no precisamente a darle al pueblo lo que necesita. Llegará para vengarse de tanta reláfica presidencial vacía, de tantas burlas y ataques en programas como "La Hojilla" o "Los papeles de Mandinga" y darle al Pueblo Venezolano lo que se merece por culpa de tales corruptos: gobiernos vendepatrias, tan neoliberales y crueles como el de Sebastián Piñera, allá en Chile. Gobiernos de empresarios que convertirán en añicos las prebendas obtenidas por el Pueblo en 11 años de Revolución.

¿Sería por esto que Mi General Alberto Müller Rojas decía que "El Proceso está pésimo"?. Será y eso no lo cura la retórica hipócrita ante su ataúd.

¡QUE NO VUELVAN JAMÁS!


(*)Ingeniero Electrónico

rj1962@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3209 veces.



Roberto Arenas(*)


Visite el perfil de Roberto Arenas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Arenas

Roberto Arenas

Más artículos de este autor