Papeles para el Debate

Chávez: la guerra estratégica de IV generación

Mientras “Antena 3” de España usa indebidamente uno de nuestros símbolos patria (En el programa, “La Ruleta de la Suerte” del día sábado 16 de los corrientes, colocaba la antigua bandera de siete estrellas junto al lado de otras Latinoamericanas en el marco del para ellos, “Día de la Raza”, para nosotros el “Día de la Resistencia Indígena”), por su parte el canal colombiano, Caracol TV Internacional, se burlaba del Presidente Hugo Chávez por su gira internacional tildnadole de "bocón" y "ahora radioactivo"; esto último, por la posibilidad de que nuestro país suscriba un Convenio Internacional con Rusia, a objeto de procurar energía atómica o nuclear para fines pacíficos.

En general los medios de comunicación liderados por los Estados Unidos, devenidos en caja de resonancia de la oligarquía venezolana dueña de los medios privados, mentían en torno al periplo que el Comandante Presidente realiza consecuencia de la planificada visita supra indicada, a los amigos estratégicos de la Revolución Bolivariana.

Al respecto, el periodista y colaborador del medio informativo, “Russia Today”, Wayne Madsen, destacaba que: “Chávez no es el enemigo”… Infiriendo que el enemigo de los pueblos y la democracia es la oligarquía mediática mundial vocera de la miseria humana expresada en el aparato global capitalista.

En ese sentido, el Presidente Chávez indicó Durante una reunión con su homologó, Alexander Lukashenko, la necesidad de desmantelar la guerra mediática montada contra la Revolución Bolivariana y socialista (nosotros agregamos, contra la integración y unidad de los pueblos en nuestro Continente por la independencia definitiva).

(...) ”Es necesario explicar a los venezolanos el alcance de estas relaciones” (...)

(...) “En Venezuela sectores de la oposición impulsan una campaña mediática que distorsiona los avances del Gobierno Nacional” (…)

Si no más recordamos, existe un Programa de Gobierno titulado, “Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007 – 2013”, el cual en su eje transversal referido a la Política Exterior, indica en sus capítulos VI., “Venezuela: Potencia Energética Mundial” y, VII., “Nueva Geopolítica Internacional”, lo atinente a las acciones que a tales fines deben impulsarse y como tales, justifican las acciones en pleno desarrollo.

En ambos capítulos (que ya se deberían saber de memoria todas y todos los venezolanos y venezolanas, incluida la militancia del PSUV y sus aliados políticos), tal como exigió el Presidente se estudiara también la Constitución en los Ministerios, en ésos está plasmado lo referente a las giras al exterior que en la actual “Fase”, implica consolidar la estrategia en el sentido de fortalecer el modelo multipolar de relaciones internacionales, de independencia, de autonomía y autodeterminación de los pueblos y naciones -y sus gobiernos- quienes junto a la República Bolivariana de Venezuela, exigimos respeto al derecho democrático de elegir nuestros aliados internacionales como también nuestros sistemas de gobierno, impulsando las formas de agregación supranacional más óptimas y convenientes a nuestros intereses geopolíticos, geoeconómicos y geoestratégicos.

No en balde y como consecuencia de ello, nacieron La ALBA; Unasur; Petrocaribe; Banco del Sur y demás propuestas, a objeto de materializar la oferta bolivariana y socialista.

Las legítimas acciones de la República Bolivariana de Venezuela junto a sus aliados internacionales de la Subregión y planetarios, es la respuesta a las arcaicas instituciones nacidas en la post guerra luego de la Segunda Guerra Mundial que como sabemos el imperialismo -primero estadal y ahora corporativo- en 1944 concretaban, en el complejo hotelero de Bretton Woods, las reglas de juego económicas y financieras que regirían la realidad internacional de finales de la centuria; pero que como tales hoy, ya no responden a las exigencias de imbricación que nos hemos trazado en las nuevas relaciones internacionales (Con énfasis en las relaciones Sur – Sur), de cara a un mundo más justo, plural y democrático, que descarta la vía de la globalidad capitalista cuyo fracaso se demostró en la actual crisis capitalista, con epicentro en USA, lo que nos obliga luchar por una propuesta más justa que hemos denominado, “Socialismo del Siglo XXI”.


(*) Politólogo e Internacionalista venezolano

Magister en Seguridad y Defensa

monlan2001@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1418 veces.



Manuel José Montañez Lanza (*)


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: