Tendremos que aprender, que perder un solo espacio es retroceder y ver cada vez más cerca, el cuchillo en nuestras gargantas

¿Qué para apoyar el proceso debería usted, mejor callar y dejar hacer? No señor, el que así piense que se vaya a la mierda.

Hay que actuar, hay que cerrarle el paso a los frívolos y vacuos dentro del chavismo.

De las duras lecciones recibidas en el pasado la verdad es que hemos aprendido muy poco.

En casi todo, la verdadera norma que se aplica es hacer como el avestruz.

Algo que causa estragos en esta revolución es el pantallerismo, la vanidad, el narcisismo. Hay tipos horribles que ganan un cargo y comienzan a creerse preciosos. Por ejemplo, hay quienes pueblan de vallas las carreteras y las ciudades mostrando sólo sus caras anodinas y burdas. Hay un “chavista” imbécil que hasta para los señalamientos de las curvas en las carreteras, muestra su abotagada cara, y eso es contaminación que les hace un daño terrible a los niños, a la revolución, a las gentes decentes.

Puede entonces llegar a creer mucha gente que los revolucionarios todos son unos pendejos.

Qué desperdicio de dinero en tantas locuras y sandeces, en perpetuas prácticas de la IV república. Es que esa IV república, muchos que se dicen “chavistas” la llevan en el alma, en los tuétanos. Y esta gente que cree que con sólo gritar todos los días en cualquier acto: “Patria socialista o muerte. VENCEREMOS” ya cumplieron con la revolución. Eso es lo que hace poco alguien se refirió como el hastío de la revolución, el bostezo de la revolución.

Y es necesario que la Dirección Nacional del PSUV sepa, que en las regiones  los Burós han sido tomados en gran parte por negociantes de partidos; por gente inescrupulosa, por vivarachos de todo tipo de uña, y así no puede avanzar una revolución.

¿Quién coño va a comprometerse con un partido en el que uno ve prácticas tan desleales con el Presidente, acciones profundamente hipócritas para con el proceso?

¿Qué hacer cuando públicamente se ve a un alto dirigente del PSUV reunirse con Baltazar Porras, departir gozosamente con este diabólico prelado, y entonces ante la critica de tan deleznable acción a lo que se apela es amenazar con la expulsión del partido?

Si esta mierda no es el mundo al revés que nos corten la cabeza.

Este es un tipo de “dirigentes” que sólo viven velando por sus intereses particulares, por sus parcelitas y feudos clientelares, y es de esta manera nosotros cómo nosotros comenzamos a debilitarnos y a perder terreno.

En Mérida es increíble cómo hemos ido perdiendo flaqueando frente a la reacción. Perdimos la Alcaldía Libertador, y el fascista que ahora la controla se está metiendo como Pedro por su casa en todas las barriadas que antes eran santuarios chavistas. Si hoy se le hiciera un referendo al personaje que tenemos, nos las veríamos bien feas.

Qué vaina tan seria.

Y esta es la tragedia que se vive en el Zulia y en el Táchira, que nos hemos hechos los sordos y mudos ante la enorme tragedia que en esos lugares vive el partido.

Vamos camino en Mérida de convertirnos en otra Táchira o Zulia, por la falta de visión, por la falta de temple de nuestros líderes, por esa frivolidad espantosa que se apodera de los que cogen los mandos dentro del partido y del gobierno, y comienzan a creerse bellos  y artistas de telenovelas. Y porque además la Dirección Nacional aplaza medidas severas, como de hierro que deben aplicarse sin ninguna clase de contemplaciones.

Ahora cuando la oposición se prepara para hacer lo que le da la gana en la Asamblea Nacional, para imponer sus criminales métodos guarimberos y chantajistas, se hace imprescindibles que nos llenemos de valor y con una poderosa conciencia bolivariana, para no retroceder un ápice en los objetivos que nos hemos propuesto y avanzar contra viento y marea. Para no impedir, que los perversos escuálidos nos sigan invadiendo nuestros espacios. Ahora ellos se presentan crecidos en sus malas intenciones, y hay que tener mucho cuidado para ver con qué intenciones sus diputados se desplazarán por las regiones para tratar de imponer sus vicios, sus mafias y chiringuitos reaccionarios.

O se deslastra el PSUV de tan nefasta carga, o un día de estos podemos amanecer como unos tristes pendejos, despojados de todo y con la revolución vuelta trizas, perdidos todos nuestros sueños y llorando como unas mariquitas en el Valle.

Estamos a tiempo, de que al fin limpiemos de tantos bandidos nuestro partido. Es una cosa de vida o muerte.

(ENSARTAOS.COM.VE)

jsantroz@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2176 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a109464.htmlCd0NV CAC = Y co = US