En Venezuela ganó el pueblo legislador

I.

Proclamaron diputados y diputadas electas el 26-S.

Hay muchos análisis con enfoque de representatividad burguesa: los del PSUV convierten su victoria electoral en derrota política y en la Mesa de la Ultra Derecha (MUD) dibujan una victoria política sobre su derrota electoral.

La matemática electoral es difícil, los números son vivos, los saldos no se acumulan, sus tendencias no salen por regla de tres, los subconjuntos no afectan el todo y los votos se cuentan para el fin último.

La complejidad del proceso fue alta; entrelazaron preferencias personales, múltiples candidatos, 85 territorios y proporcionalidades partidistas.

Aquí 2 + 2 no son 4. Ni manda la MUD en Anzoátegui, ni se acabaron los chavistas en Margarita:

1. PSUV gano la A.N con mayoría absoluta; 98 de 165 curules y el proceso fue legitimado por 11.679.235 electores y electoras; 67,46 % del REP.
2. Se derrotó la abstención, nadie cuenta con las facultades de la mayoría en la A.N (ni 2/3 ni 3/5), todos los partidos políticos avalan el sistema electoral y votó la misma cantidad de pueblo de 2006.
3. Por polarización en el Salón Elíptico, la bancada roja sola no podrá echar más bases para el socialismo.

¡La vieja cultura no tapara la verdad!

II.

Pero no se acabará la revolución. Hay el reto de una nueva etapa que active dos elementos ideológicos: la consigna electoral: “el pueblo pa la Asamblea” y la política revolucionaria: Pueblo Legislador.

Las estructuras y atmosfera, todavía capitalistas, de vieja cultura política clientelar y delictiva, arroparan la dinámica de la A.N. No podemos seguir orientando la lucha con los instrumentos de la “cuarta”.

El planteamiento Robinsoniano del Pueblo Legislador, impulsado por Hugo Chavez, es el instrumento puntal de la Nueva Cultura Política para la patria socialista y está fundamentado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) y detallado en el Plan Nacional Simón Bolívar (PNSB).

La CRBV garantiza nuestro poder de Gran Legislador en todos los asuntos de la Patria. Para comprenderlo, analicemos con detenimiento el Art. 70 “Son medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, en lo político: la elección de cargos públicos, el referendo, la consulta popular, la revocatoria del mandato, las iniciativas legislativa, constitucional y constituyente, el cabildo abierto y la asamblea de ciudadanos y ciudadanas cuyas decisiones serán de carácter vinculante, entre otros; (…)”.

En lugar de angustiarnos por los análisis y los entrabamientos de la MUD, debemos alegrarnos porque llego la hora del Pueblo Legislador: 1) Presentando leyes de acuerdo al Art. 204 y haciendo referendo si no las aceptan, según el Art. 205. Y 2) Activando el referendo popular en todas sus formas: consultivo, aprobatorio, abrogatorio y revocatorio.

¡Marco legal socialista con máxima participación!.

III.

Ser Pueblo Legislador requiere dedicación, creatividad, valentía, organización popular, disciplina partidista, conciencia revolucionaria y enfoque marxista del poder político para cumplir con tareas como:

1. Estudiar el poder soberano establecido por la CRBV.
2. Activar el Parlamento Comunal.
3. Leyes para la iniciativa legislativa: Trabajo, Nacionalizaciones, Comercio, Consejo de Trabajadores, Consejos Estudiantiles, Sana alimentación.
4. Manual del Pueblo Legislador para la patria socialista.
5. Mas poder para el Pueblo: Defensoría, Fiscalía, CNE, Contraloría y TSJ electos por voto popular.

¡Ganó el Pueblo Legislador!

aadarfio@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3122 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a109344.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO